Páginas vistas en total

jueves, 27 de marzo de 2008

Hallan cuatro tumbas de Edad de Hierro donde construirán en Parque Olímpico

Un grupo de arqueólogos ha hallado cuatro tumbas con osamentas en su interior que datan de la Edad de Hierro en la zona del este de Londres donde se ubicará el Parque Olímpico en los Juegos del 2012. Las tumbas se encontraban en un área de enterramiento donde se construirá el Centro Acuático
Los esqueletos fueron retirados para ser examinados por expertos y uno de ellos, que podría tener unos 3.000 años, ha sido exhibido hoy por la Olympic Delivery Authority. Los hallazgos siguen a otros anteriores en los que se encontró una moneda de la época romana, emplazamientos de armas de la Segunda Guerra Mundial y un barco del siglo XIX. "Se trata de otro ejemplo de cómo ser la sede de los Juegos Olímpicos del 2012 es muchísimo más que simplemente quince días de acontecimientos deportivos", señaló hoy la Ministra de Deportes y Cultura, Tessa Jowell. La titular de Cultura indicó que el evento olímpico constituía, además, "una fuente de educación, interés y participación comunitaria antes, durante y después de los Juegos".
Tomado de: http://www.lostiempos.com/noticias/27-03-08/27_03_08_ultimas_vyf6.php

Presentan fósil de una nueva especie de cocodrilo de hace 62 millones de años

Vista de hoy del fósil de una especie inédita de cocodrilo Guarinisuchus Munizi descubierta por científicos brasileños en el estado de Pernambuco

Científicos brasileños anunciaron hoy el hallazgo de un fósil de una especie inédita de cocodrilo que vivió hace 62 millones de años y que resistió al fenómeno que extinguió a los grandes dinosaurios.
Presentan fósil de una nueva especie de cocodrilo
El Guarinisuchus munizi, de unos tres metros de largo, fue encontrado en la región de Mina Poty, en el estado de Pernambuco (nordeste del país), en piedras de formación tipo 'Maria Farinha' y pertenece al grupo de los Dyrosauridae, una forma de crocodiloforme totalmente marina.Además, los paleontólogos explicaron que los crocodiloformes dirossaurídeos, como la especie presentada hoy, fueron los mayores depredadores del mar después de la gran extinción de especies ocurrida hace 65 millones de años.El fósil fue presentado hoy por paleontólogos brasileños en el Museo Nacional de Río de Janeiro, junto con una réplica de su cráneo y una reconstrucción a tamaño natural del animal.El hallazgo de este fósil sirvió de ayuda a los científicos para establecer una nueva ruta de expansión de este tipo de animales de origen africano por América.Según esta nueva teoría, la especie habría llegado a América después de una travesía marítima de 2000 kilómetros, distancia que separaba la costa africana de lo que hoy es el nordeste de Brasil.Además, los expertos manifestaron su satisfacción por la publicación en la revista Proceedings of the Royal Society B tanto de la presentación de la nueva especie descubierta como de las nuevas teorías surgidas tras el descubrimento.El nombre de la especie, Guarinisuchus munizi, proviene de la lengua indígena tupi, en la que la primera palabra significa guerrero. La denominación munizi es en honor al paleontólogo Geraldo da Costa Barro Muniz.Los científicos encargados del estudio de esta especie son José Antonio Barbosa, de la Universidad Federal de Pernambuco; Alexander Kellner, del Sector de Paleovertebrados del Departamento de Geología y Paleontología del Museo Nacional, y Somália Sales Viana, de la Universidad Estatal Vale do Acaraú.La región donde se encontró el fósil destaca porque es uno de los pocos lugares de Brasil donde se ha encontrado material del periodo cuando los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años.

El europeo del millón de años











Foto 1 (Árbol de la familia humana)
Foto 2 (Hallazgo realizado en verano
La mandíbula fue hallada el pasado 30 de junio durante unas excavaciones realizadas en un perímetro de 20 metros cuadrados. A ella corresponde además un premolar inferior que fue encontrado dos días antes y que se presentó a los medios de comunicación el 29 de junio de 2007)


Foto 3 (Continuas revelaciones
Miembros del equipo de paleontólogos de la sierra de Atapuerca. Las excavaciones en ese yacimiento, declaradas Patrimonio de la Humanidad, ofrecen desde hace treinta años continuas revelaciones sobre el modo de vida de los primeros humanos que habitaron el continente europeo)


Foto 4 (Los primeros humanos que habitaron Europa
El descubrimiento es crucial porque hace retroceder en casi medio millón de años la llegada de los primeros homínidos a Europa, un dato sobre el que los científicos ya estaban trabajando pero que ha corroborado el hallazgo)


Foto 5 ( Con dientes
La mandíbula, encontrada en la Sima del Elefante, conserva aún algunos dientes. Junto a la mandíbula se han localizado utensilios de sílex así como especies de roedores que demuestran la antigüedad del importante fósil)


Foto 6 (El europeo más viejo
El equipo investigador de Atapuerca, dirigido por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez y Eudald Carbonell, ha descubierto la mandíbula del europeo más viejo de la historia, que vivió en la sierra burgalesa hace 1,2 millones de años, según publica la revista 'Nature')



EFE - 2008-03-26

Descubierto en Atapuerca el resto humano más antiguo de Europa

- El hallazgo obliga a revisar la teoría de que el hombre evolucionó sólo en África



MÓNICA SALOMONE - Madrid - 27/03/2008





Es sólo un fragmento de mandíbula, pero ya ha puesto en duda la visión hasta ahora más aceptada sobre la evolución humana del último millón y medio de años. Es un fósil hallado en el yacimiento de la Sima del Elefante, en Atapuerca (Burgos), en junio del año pasado, y su importancia estriba en su edad. Con al menos 1,2 millones de años es el resto humano más antiguo del que se tiene noticia en Europa. De él extraen los investigadores varias conclusiones. La primera, que hay presencia humana en Europa mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora; la segunda -unida a la anterior-, que en este continente pudieron originarse no sólo los neandertales, como se creía, sino también especies como el Homo antecessor, posible antepasado común de los neandertales y nosotros, el Homo sapiens.



"Hasta ahora se creía que la única aportación de Europa a la evolución humana era una especie muy inteligente pero fallida, los neandertales. Ahora vemos que pasaron muchas más cosas", explica Juan Luis Arsuaga, del Centro de Investigación de Evolución y Comportamiento Humanos y codirector de las excavaciones en Atapuerca junto con Eudald Carbonell (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolucio) y José M. Bermúdez de Castro (Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana).
Estos investigadores, junto a otros 27 firman hoy el artículo en el que presentan su hallazgo en Nature, que le dedica además la portada. El titular es: "¿El primer europeo? La mandíbula que sitúa a los humanos en España hace más de un millón de años".
El nuevo fósil es una "sorpresa", según Arsuaga. "Creíamos que habíamos encontrado ya todos los fósiles humanos de Atapuerca. Y nadie esperaba hallar restos tan antiguos en Europa".
El hueso no es una mandíbula completa sino su región anterior, la parte que incluye lo que en los humanos actuales es el mentón. Conserva algunos dientes, además de un segundo premolar inferior encontrado días antes. Se han hallado además 32 útiles de sílex de la misma época. Son lascas simples, de entre 30 y 75 milímetros. Con ellas se aprovechaba la carne de grandes herbívoros.
Las implicaciones de este hallazgo para la visión general de la evolución humana pueden ser importantes. Tras décadas de debate, la teoría más aceptada hoy es que los humanos aparecieron y evolucionaron en África, continente del que fueron emigrando en diferentes oleadas. Se considera probado que el Homo sapiens (nosotros) salió de África hace menos de 100.000 años y se extendió por el planeta, sustituyendo a otras especies humanas ya asentadas. Los neandertales, en Europa, fueron una de ellas (hoy está claro también que neandertales y sapiens son especies distintas).
Pero este fósil de 1,2 millones de años podría estar indicando que no sólo fue África el lugar donde evolucionaron especies que forman parte del linaje del Homo sapiens. "Quizás hay que pensar que hubo otros centros de producción, que hubo ondas evolutivas en diferentes direcciones", señala Arsuaga, uno de los directores de las excavaciones.
Hasta ahora el título de primeros europeos lo tenían fósiles también de Atapuerca, datados en 800.000 años. Son de la especie Homo antecessor y fueron hallados en 1994 en la Gran Dolina. Esta especie tiene rasgos antiguos pero también muy modernos; los investigadores han descrito la cara del llamado niño de la Gran Dolina como parecida a la nuestra, plana y grácil, pero su frente tenía cejas con un reborde óseo muy robusto y sus dientes también eran muy primitivos. La opinión de Arsuaga es que Homo antecessor es antepasado común nuestro y de los neandertales.
Entonces entra en escena esta mandíbula, catalogada "provisionalmente", como Homo antecessor. Eso implicaría que "el poblamiento de Europa se produjo mucho más rápido y de forma más continuada de lo que se creía hasta ahora", como escriben en Nature. Pero además se refuerza la idea de que Homo antecessor apareció en Europa, y no en África.
Ahora bien, si Homo antecessor es antepasado nuestro y hace al menos 1,2 millones de años estaba en Europa, y si el hombre moderno salió sin duda de África hace menos de 100.000 millones de años... "Entonces obviamente el Homo antecessor tuvo que volver a África" y evolucionar en Europa, indica. De comprobarse, Europa habría aportado al esquema de la evolución humana una especie integrada en nuestro linaje. Es una visión "distinta" de la aceptada hasta ahora, admite Arsuaga, pero "nuestro trabajo consiste en establecer relaciones entre los fósiles atendiendo primero a la morfología, y después a la geografía. Primero tenemos que saber quién es hijo de quién, y después adónde emigraron".

Un pariente en el Cáucaso
El estudio de la morfología y la datación resultan claves para colocar el nuevo fósil en el mapa de la evolución humana. La mandíbula, afirman los investigadores en una nota de prensa, tiene un "aspecto primitivo" que recuerda a fósiles africanos más antiguos y, en especial, a los hallados en el Cáucaso. Esta región fue un auténtico cruce de caminos entre Europa y Asia para los primeros humanos, y allí se han encontrado fósiles humanos de hace 1.700.000 años relacionados con la primera expansión demográfica fuera de África.El espécimen de la Sima del Elefante tiene "muchas similitudes" con las mandíbulas encontradas en el yacimiento de Dmanisi, en Georgia, dicen los investigadores. Pero también tiene muchas diferencias, según comenta Juan Luis Arsuaga. "Esta mandíbula es mucho más grácil, más moderna, si me apuras, que los fósiles del Cáucaso; es más parecida al Homo antecessor".El que la nueva mandíbula presente rasgos primitivos como los que se ven en Dmanisi, y también (relativamente) modernos como los de antecessor, ¿significa que su dueño descendía de los pobladores más antiguos del Cáucaso? No se sabe. Los investigadores sí creen que los antepasados del Homo antecessor llegaron de África pasando por el Cáucaso, pero aún no pueden establecer las relaciones de parentesco con los fósiles hallados en esa región. Si el humano de hace 1,2 millones de años en Atapuerca desciende de los de 1,7 de Dmanisi "debió ir evolucionando por el camino, porque los rasgos son muy distintos", insiste Arsuaga.Respecto a la datación, se ha hecho recurriendo a tres métodos: el paleomagnetismo, basado en los cambios periódicos de polaridad de la Tierra; la paleofauna, en concreto fósiles de pequeños mamíferos, como mustélidos y varias especies de roedores, y una técnica reciente que analiza el efecto de los rayos cósmicos -partículas que llegan a la superficie terrestre procedentes sobre todo del Sol- sobre determinados componentes del suelo. Con los tres métodos sale una edad de 1,2 millones de años, aunque "es una estimación conservadora", dice Arsuaga, que apuesta por los 1,4 millones de años. La paleofauna indica además que el clima era por entonces templado y húmedo.Los investigadores valoran este hallazgo como "un paso más en las investigaciones que se realizan desde hace 30 años en la sierra de Atapuerca y un avance importantísimo en el objetivo de conocer la antigüedad, naturaleza y protagonistas de las primeras ocupaciones humanas de Europa".


Tomado de: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/europeo/millon/anos/elpepusoc/20080327elpepisoc_2/Tes


Los restos de Atapuerca suponen una revolución sobre el origen de los europeos
Juan Luis Arsuaga, uno de los codirectores del yacimiento de la sierra de Burgos, afirma «que es el antepasado directo del Homo actual, no un tío abuelo»
28.03.08 -
JOSÉ MARÍA FRANCISCO

Los últimos descubrimientos 'arqueopaleontológicos' en Atapuerca implican una nueva mirada a la hora de reconstruir los orígenes de la humanidad, sobre todo por la relevancia de los fósiles aparecidos en torno al pleistoceno medio. «Los restos óseos de hace 1,2 millones de años suponen una revolución de las teorías sobre los primeros pobladores de Europa», afirmó el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga. «Estamos hablando de un descendiente directo».Los tres codirectores del yacimiento de la Sierra de Burgos, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, coincidieron en afirmar que la mandíbula hallada en la última campaña de excavaciones corresponde a un antepasado del hombre. Después de treinta años de trabajo consideraron que el yacimiento arqueológico de Atapuerca, declarado por la UNESCO en el año 2000 Patrimonio de la Humanidad, es el proyecto más importante del mundo en el estudio sobre la evolución.Juan Luís Arsuaga, situó el fósil descubierto en la Sima del Elefante entre la especie 'Antecessor', siendo un antepasado directo del 'Homo' actual. «Todos deseamos que la especie que hemos encontrado sea antepasada directa, no un tío abuelo». Para Arsuaga la conclusión es rotunda: «El Homo Anteccesor de esta mandíbula es el mejor candidato para ser nuestro antepasado directo de hace un millón de años. Al filo del millón de años no hay mejor candidato para ser no un pariente lejano, no un tío-abuelo, sino el antepasado directo, el padre de nuestro padre».Genuinamente europeoJosé María Bermúdez de Castro confirmó que son los restos homínidos más antiguos hallados hasta la fecha en Europa, lo que descarta una de las teorías barajadas por los expertos, según la cual los pobladores del viejo continente llegaron de África a través del corredor de Palestina: «El Homo Antecessor, en principio, no tendría un origen africano, sería una especie genuinamente europea», subrayó el investigador, quien añadió que «ahora lo que tenemos que averiguar es cuál es su destino». Y se preguntó: «¿Fue el origen de los neardentales y de las poblaciones modernas? La respuesta deja todas las posibilidades abiertas, aunque esa línea es clave: «Sigue siendo una hipótesis que hay que contrastar, pero naturalmente hay otras muchas también que deben trabajarse».Industria líticaEsta hipótesis está reforzada por la industria lítica hallada junto al fósil. Según el arqueólogo Eudald Carbonell son herramientas talladas bajo el modo europeo, mientras que hace un millón 200.000 años los homínidos africanos habían evolucionado hacia otro modo de fabricación de útiles.Diente humanoTambién apareció un fragmento óseo, y junto a él un segundo premolar inferior algo gastado de un homínido de quizá unos 20 ó 25 años de edad. El hallazgo de restos humanos en Atapuerca es bastante habitual, pero nunca se habían encontrado en la Sima del Elefante, y nunca se había localizado un resto humano en un nivel tan antiguo como el nivel nueve. Ese diente es el más antiguo nunca encontrado en Europa.




Eudald Carbonell: en Atapuerca hay más de mil años investigación por delante
4-IV-2008
Los yacimientos arqueológicos de Atapuerca (Burgos, España), que están entre los más importantes del mundo para el estudio de la evolución humana, guardan tanto material de interés que darían para más de mil años de investigación, aseguró Eudald Carbonell, uno de sus codirectores, a Efe en China.Carbonell, responsable de esas excavaciones junto a los especialistas Juan Luis Arsuaga y José María Bermúdez de Castro, acaba de dar dos conferencias en el Instituto Cervantes de Pekín y en el centro que aspira a convertirse en su homólogo de Shanghai.En compañía de la arqueóloga Hou Yamei, en Pekín, y del profesor de arqueología prehistórica Chen Chun, en Shanghai, Carbonell explicó al público chino los hitos de Atapuerca, incluido el descubrimiento de un diente y un resto de mandíbula del europeo más antiguo jamás encontrado, de 1.250.000 años de antigüedad.Su hallazgo, presentado hace dos semanas en portada de la revista 'Nature', supuso la confirmación 'con gran probabilidad' de que el Homo Antecessor sea la primera especie formada como tal en Europa y no venida de Africa como se pensó en 1995, cuando aparecieron los primeros restos, datados hace 800.000 años.Por aquel motivo, el propio equipo de Atapuerca lo definió en 1997 como Antecessor, término de las milicias de la antigua Roma para sus exploradores, aunque 'hoy ya no lo habríamos llamado así, ahora que vemos que no vino de Africa, sino que se formó en Europa', explicó Carbonell.'Ya no vamos a cambiarle el nombre, claro', añadió.El reciente descubrimiento de la mandíbula, encontrada el verano pasado, 'no ha hecho más que darnos la razón de que esto es una especie', el Homo Antecessor, opinó.'Lo bueno de la ciencia es que tú propones, pones los datos y los fósiles encima de la mesa y ahora los colegas tendrán que decir, si no es una especie, qué es', señaló.Hasta ahora, el 98 por ciento de los restos encontrados de este homínido provienen de los yacimientos burgaleses, salvo el cráneo que se halló en Ceprano (cerca de Roma, Italia) en 1994, de más de 800.000 años y que comparte las mismas características morfológicas.'En mi opinión, al igual que el Homo Erectus es una rama abortada en Asia, el Homo Antecessor podría ser una rama abortada en Europa, pero hacen falta más pruebas en todo esto', afirmó Carbonell.El catedrático de Prehistoria y, como miembro del equipo de Atapuerca, Premio Príncipe de Asturias a la Investigación (1997), precisó que 'en treinta años de excavaciones', en Atapuerca se han sacado 'más de quinientos metros cúbicos con fósiles, pero debe de haber billones, con centenares de miles de ellos de homínidos', calculó.'Hasta ahora hemos desenterrado algunos miles, pero diría que no habremos encontrado aún ni un 0,02 por ciento de los fósiles que hay allí', estimó. 'Está todo por hacer, ahí tenemos para más de mil años de investigación por delante, o incluso dos mil, según el tiempo que se trabaje'.'Que en todos los yacimientos haya fósiles humanos, y que en muchos haya más fósiles humanos que herramientas y restos de animales sólo ocurre en Atapuerca, y lo mismo con la acumulación de cadáveres humanos más antigua de la historia y con la primera prueba de canibalismo en la evolución humana', dijo.'Además, tenemos una secuencia de restos desde los 1,3 millones de años hasta hoy porque durante todo ese tiempo ha habido ocupación humana en la Sierra de Atapuerca y eso sólo ocurre allí', agregó.Carbonell sostuvo que 'no hay otros yacimientos tan completos', ya que han encontrado 'homínidos de cuatro cronologías: centenares de Sapiens modernos (hay una necrópolis de 100.000 años de antigüedad), unos 4.000 restos de Homo Heidelbergensis (450.000 años), unos 200 de Homo Antecessor más moderno (850.000 años) y dos del Antecessor de 1,2 millones de años'.'Ahora sólo nos falta encontrar Neanderthales', afirmó, 'si los halláramos habríamos encontrado en el yacimiento toda la evolución de las especies (de homínidos) de Europa', para lo que ya se está excavando en los enclaves conocidos como El Mirador y El Portalón, donde se espera encontrarlos a cerca de unos 30 metros.'Nos gustaría llegar a encontrarlos durante los diez años que nos quedan de dirección a los actuales codirectores, sería un buen regalo de despedida que le agradeceríamos mucho a la madre de Atapuerca', concluyó Carbonell.

Una hermosa colección de ofrendas en el trono de uno de los gobernantes mayas fue encontrada en el templo Oropéndolas


Nuevos descubrimientos se han hecho en el parque arqueológico de Copán Ruinas.


Más hallazgos deslumbran en Copán Ruinas
Xiomara Orellana


La civilización maya no deja de sorprender. El arqueólogo Ricardo Agurcia informó que gracias al trabajo de investigación realizado en el nuevo templo Oropéndolas se descubrió una colección extraordinaria de ofrendas que datan de los años 500 a 600 antes de Cristo.
"Este nuevo descubrimiento nos permite conocer más la civilización maya, hay mucha conservación en las piezas, jamás imaginamos encontrar algo así, las ofrendas en su interior presentan algo extraordinario", afirmó Agurcia.
La nueva colección presentada el martes fue encontrada en el cuarto central del templo Oropéndolas, que tiene cuatro pisos; en el centro de la banca, que es un trono simbólico donde se sentaba el rey, se encontraron depositadas las ofrendas.
Las piezas fueron depositadas en forma de cruz con jades en tres de sus extremos y luego una concha en el centro que simboliza los puntos cardinales, que apuntan hacia el naciente.
Se encontró, además, una pieza tallada que según los expertos es hermosa; en el otro extremo se halló un bloque de jade de valor incalculable en esa época.
"Por su enorme valor, esto hubiera sido suficiente para comprar varias haciendas", agregó.
La concha simboliza el centro del universo, particularmente el inframundo, y adentro de ella había una pieza redonda de jade. El centro del universo lo llamaron Jash, que significa precioso, por ello se presume que la joya de más valor se colocó en el centro.
Las conchas simbolizan las cosas bellas, el mar, mientras que el color verde se refiere al jade.
Según Agurcia, se encontraron unas piedras más pequeñas que eran de adivinación, usadas en los ritos para predecir el futuro.
Aparecen también ofrendas más pequeñas de concha y jade que fueron encontradas en el segundo piso del templo Oropéndolas.