Páginas vistas en total

sábado, 11 de octubre de 2008

Hallan restos de cabañas celtibéricas en pleno centro de Laguardia

El silo medieval encontrado en la casa en obras. / JAIONE COCA

Al rehabilitar una vivienda han encontrado el «nivel original del cerro, el que se pisaba en los siglos II y III antes de Cristo», además de vasijas
11.10.08 -
JAIONE COCA
LAGUARDIA

Las obras de una vivienda en la calle Rua Mayor de Peralta del casco histórico de Laguardia han sacado a la luz nuevos restos arqueológicos de los asentamientos de antiguas civilizaciones en la villa. «Se han encontrado elementos de dos épocas diferentes. Hemos llegado al nivel original propio del cerro de Laguardia, el que se pisaba en los siglos II y III antes de Cristo que estaba cortado por piezas de la Alta Edad Media», explica Javier Ajamil, responsable de la empresa Ondare Babesa S.L ubicada en la capital alavesa, encargada de la excavación arqueológica.
En concreto, durante los trabajos se encontraron fondos de cabaña y fragmentos de vasijas de cerámica pintadas a mano de la época celtibérica. Según detalló Javier Ajamil, parte de los restos de cabaña que se descubrieron pertenecerían también al periodo pre fundacional de la Alta Edad Media. «Hay piezas que son originales celtíberas y otras que hemos encontrado están alteradas. Las ollas las hemos recogido en fragmentos bastante grandes aunque no sabemos si encajaran bien todas las piezas. Cuando se limpien veremos si podemos formar una vasija entera», destacó el arqueólogo.
De este mismo periodo histórico se descubrió también un molino de piedra circular de mano. Con este utensilio los agricultores celtíberos trabajaban el cereal introduciendo el grano en el agujero central que trituraban con un palo que giraba sobre otra pieza de piedra estática.
Un silo medieval
Además, en el solar de la vivienda se desenterró un silo del siglo IX de la Alta Edad Media. Esta estructura, que tiene unos 50 centímetros de profundidad, se diseñaba para el almacenamiento de alimentos, sobre todo, el grano del cereal. «Se trata de un elemento muy común de esta época y que se encuentra enterrado en la mayoría de las viviendas del municipio. En las obras de la casa de enfrente y en la de al lado encontramos también este tipo de huecos de almacenaje», aseguró Javier Ajamil.
Finalmente, y muy cerca del silo, los arqueólogos hallaron una moneda cuyos orígenes están por el momento sin identificar. «Tal y como la hemos encontrado no podemos saber seguro de qué época se trata. Hay que analizarla bien pero todo apunta a que es una pieza del Medievo», destacó este profesional.
Ahora, este tesoro arqueológico será inventariado por la empresa vitoriana y en unos días pasará a formar parte del Museo de Arqueología de Álava.
No es la primera vez que el casco histórico de Laguardia regala estos tesoros. En abril, las obras de un edificio permitieron descubrir los primeros restos del asentamiento de la civilización prerromana en la villa. «Hace años se halló un estanque celtibérico en la zona de la Barbacana pero hasta ahora no se habían encontrado restos de las viviendas en el pueblo», avanzó entonces Miguel Loza, uno de los arqueólogos de la empresa Arkeodoc que trabajó en estas excavaciones.
El experto detalló que los materiales prehistóricos hallados datan de dos fases diferenciadas de la época prerromana. Algunos restos de cerámica son del siglo VIII antes de Cristo en el Bronce Final. Además, se encontraron fondos de cabañas de la cultura celtibérica del IV antes de Cristo.

Los arqueólogos arremeten contra Gorrochategui por cuestionar los hallazgos

El equipo que estudia las piezas le acusa de «vulnerar la confidencialidad» de la comisión investigadora
11.10.08 -
M. JOSÉ CARRERO
VITORIA


Los arqueólogos encargados de excavar y estudiar Iruña-Veleia, a cuyo frente está Eliseo Gil, arremetieron ayer contra el lingüista Joaquín Gorrochategui por volver a cuestionar los hallazgos. Le acusaron de «vulnerar el protocolo de confidencialidad suscrito» por los miembros de la comisión que debe certificar la autenticidad de la inscripciones encontradas en el yacimiento.
En junio de 2006, el grupo de trabajo de Gil presentó un resto de cerámica del siglo III con la representación más antigua de Cristo crucificado. Avalados por varios expertos, detallaron que el dibujo formaba parte de un conjunto de 270 epigrafías o inscripciones y dibujos realizados también en piedra, huesos, metal, cerámica y madera. Además, revelaron la aparición de las primeras palabras escritas en euskera. Las dataron en los siglos III o IV, es decir, 600 años antes que las de San Millán.
En el marco del congreso internacional que Euskaltzaindia ha celebrado esta semana en Pamplona, Gorrochategui expuso una ponencia sobre el euskera antiguo. Durante su intervención, el filólogo reiteró sus ya conocidas dudas sobre las piezas halladas en Nanclares de la Oca. Por ello, consideró que, «mientras no se verifique su autenticidad», los lingüistas no pueden utilizarlas en sus trabajos científicos para defender la presencia del euskera en la Antigüedad. En declaraciones a EL CORREO, expresó después su «temor» a que «sean un fraude».
Los arqueólogos de Iruña-Veleia censuraron ayer al catedrático de Lingüística Europea y director del Instituto de Ciencias de la Antigüedad de la Universidad del País Vasco. En un comunicado remitido a través de Eusko Tren -empresa pública que financia las excavaciones del yacimiento-, Eliseo Gil señala que partió de su equipo la propuesta de constituir una comisión de investigación con profesores de la UPV para llegar a un «dictamen consensuado» de los hallazgos. Los arqueólogos recalcan que los componentes de este grupo de trabajo, firmaron «un protocolo de confidencialidad entre todos los participantes y sus respectivos equipos y colaboradores». Es más, recuerdan que la potestad de realizar algún tipo de comunicación al respecto corresponde a la Diputación, propietaria del yacimiento.
«Resulta hiriente»
Por ello, la tercera intervención pública de Gorrochategui ha irritado a los arqueólogos, pese a que en ella no ha desvelado extremo alguno de la investigación en marcha. El lingüista -forma parte del equipo que estudia los textos en euskera- se ha limitado a expresar sus dudas, como lo hizo por primera vez en otoño de 2006 en este periódico.
Ahora hace un año, volvió a reafirmar las «serias objeciones» que desde el punto de vista de la Filología Vasca y Latina plantean las inscripciones. Lo hizo ante decenas de expertos participantes en un congreso sobre la lengua vasca organizado por la Cátedra Koldo Mitxelena de la UPV.
Esta semana, ha dado un paso más al expresar su «temor» respecto a que las inscripciones sean «un fraude». Los arqueólogos se sienten dolidos por esta expresión. «Es un tema muy grave» porque «pudiera comprometer no ya nuestra profesionalidad, sino lo que es peor, nuestra honorabilidad». Consideran que el filólogo «da pie a establecer una sencilla relación entre los investigadores responsables del hallazgo y el presunto 'fraude'. Y esto -concluyen- resulta hiriente».
Tomado de: http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20081011/sociedad/arqueologos-arremeten-contra-gorrochategui-20081011.html

Las obras del canal Segarra Garrigues descubren tumbas del siglo VII y un asentamiento del XIII en Plans de Sió (Lleida)

Las obras del canal Segarra Garrigues puso al descubierto cerámica íbero romana, tumbas del siglo VII y un asentamiento del XIII en Plans de Sió (Lleida), según anunció hoy la sociedad estatal AcuaEbro, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que ha financiado la primera campaña de excavaciones de 'La Vilagrasseta' en dicha localidad.
La compañía ha impulsado estas excavaciones dentro de las medidas de corrección ambiental por la construcción de un acueducto del Tramo 3 del Canal Segarra-Garrigues y ha iniciado los estudios para desviar esta parte del proyecto y evitar la afección al yacimiento.
El director general de AcuaEbro, Antoni Siurana, los arqueólogos de la Conselleria de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Catalunya, Josep Gallart y Ángel Lafuente y el coordinador de las excavaciones, Joan López, perteneciente al Grupo de Investigación Prehistórica de la Universitat de Lleida destacaron hoy la gran importancia científica y patrimonial de este yacimiento donde se han hallado muestras de 15 siglos de ocupación intermitente.
Los trabajos de las excavaciones los ha ejecutado la UTE adjudicataria del Tramo 3 del Canal, formada por Bruesa y Ploder, S.A. y los trabajos de investigación los ha realizado el Grupo de Investigación Prehistórica de la Universidad de Lleida, en colaboración con la empresa de arqueología ROCS.
La Vilagrasseta es un yacimiento conocido desde mediados del siglo XX que fue incluido en la carta arqueológica de la Segarra en 1987. Los arqueólogos apuntan que la ocupación de la zona alcanzó de forma intermitente desde el siglo II antes de Cristo hasta el XIII después de Cristo.
Los arqueólogos hallaron en una primera fase restos cerámicos de la época ibero-romana, del siglo II antes de Cristo. En la segunda fase encontraron restos de ocho enterramientos del siglo VII después de Cristo, aparecidos en la parte alta de la colina. También hay restos de una torre con estancias anexas de entre los siglos XI y XIII después de Cristo en una zona que pudo utilizarse como baluarte atrincherado en la Guerra Civil.
Tomado de: http://www.europapress.es/catalunya/lleida-00378/noticia-obras-canal-segarra-garrigues-descubren-tumbas-siglo-vii-asentamiento-xiii-plans-sio-lleida-20081009185517.html

Hallan vestigio arqueológico del bíblico Gran Sacerdote de Jerusalén

El hallazgo de un resto arqueológico en el que se alude a la existencia del Gran Sacerdote de Jerusalén en tiempos bíblicos fue hallada recientemente por la Administración de Antiguedades de Israel en excavaciones al norte de la ciudad santa.“Hemos encontrado un fragmento de la tapa de un sarcófago, en el que aparece grabada (una inscripción) en letras hebreas típicas del Segundo Templo”, destaca un comunicado del organismo difundió este lunes en medios locales.El breve texto, grabado sobre una resistente roca caliza, dice textualmente “Hijo del Gran Sacerdote”, aunque se desconoce a cuál de ellos se refiere porque hubo varios en el período del que data la piedra.Por la forma, tipo de piedra y ubicación, y la caligrafía, los arqueólogos aseguran que se trata de la cobertura de un sarcófago del último período del segundo de los templos de Jerusalén.Además lo sitúan en el siglo I después de Cristo, poco antes probablemente de su destrucción por los romanos en el año 70.El resto hallado mide unos 60 centímetros de largo por 48 de ancho, y se cree que pudo pertenecer al hijo fallecido de uno de los grandes sacerdotes de Jerusalén entre el 30 y el 70: Caifás.Caifás es mencionado en el Nuevo Testamento por su implicación en la muerte de Jesús; Teófilo Ben Hanán, Simón Ben Boeto y Hanán Ben Hanán.Fuentes de la Administración de Antiguedades confirmaron a Notimex que no saben exactamente al hijo de quién pertenecía, pues la segunda parte de la inscripción, donde quizás apareciera mencionado, estaba en otro fragmento de la lápida sepulcral que aún no es hallado.El Gran Sacerdote de Jerusalén fue uno de los cargos más influyentes en la historia judía desde que Dios, según la Biblia, lo institucionalizó en la figura de Aarón, hermano de Moisés.De Aarón parte la casta sacerdotal judía conocida como de los “Cohanim”, hoy dispersos por todo el mundo.En épocas bíblicas los sacerdotes servían en el Templo, aunque sólo uno de ellos era designado Gran Sacerdote, lo que le permitía el privilegio de ser el único que podía entrar en el Sancta Sanctorum (morada de Dios) durante la jornada del Día del Perdón (Yom Kipur).Los judíos de todo el mundo celebran esta jornada sagrada de su calendario el próximo jueves.Naftali Aizik, jefe de las excavaciones que dieron con el paradero de la tapa sepulcral, dice en el comunicado que ésta fue hallada cerca de una zona al norte de Jerusalén donde se construye la cerca de separación de Cisjordania.En dicha zona donde también han aparecido edificios de aquella época y de otras más modernas.De hecho, el fragmento crucial formaba parte de una de las construcciones de períodos posteriores, por lo que la ubicación de la tumba en sí se desconoce.Lo que si se sabe es que la zona donde fue encontrado el yacimiento, conocida como Biniyamín (Benjamín) -por el nombre de la tribu israelita que se asentó en ella tras la conquista de Canaán- era zona residencial de numerosos sacerdotes.El yacimiento es de hecho la hacienda de uno de los sacerdotes y los arqueólogos creen que su hijo falleció por alguna razón cuando su padre ostentaba el cargo de Gran Sacerdote.Conocer el origen del fragmento será ardua labor, señala el comunicado, que recuerda que el pedazo de piedra caliza estaba desplazado en una construcción islámica de mil años después.Entonces hasta en tanto no se halle el lugar de reposo de la familia será difícil conocer de quién se habla.
Tomado de: http://senderodelpeje.com/sdp/contenido/2008/10/06/50728

Las obras del AVE descubren una villa romana cerca de Montijo

Excavación arqueológica de la villa romana que se desarrolla en un tramo del AVE. / CASIMIRO MORENO


Los investigadores auguran que este hallazgo será el primero de una larga lista por la riqueza arqueológica de la zona. La excavación del lugar ya dura mes y medio y se prolongará durante otro mes como mínimo
CELIA HERRERA

Cuando esté terminado el trazado del AVE entre Badajoz y Madrid podremos contemplar el paisaje extremeño a toda velocidad. Pero en el subsuelo, por donde pasarán las vías, permanece quieto otro tiempo, insensible a nuestras prisas. Así lo empiezan a evidenciar las obras de la plataforma del tren de Alta Velocidad, que han dejado al descubierto los primeros restos arqueológicos importantes que aparecen durante los trabajos de seguimiento de esta construcción.La vigilancia arqueológica de la obra ha permitido descubrir los restos de una villa de época romana poco antes de llegar a Montijo, cerca del actual trazado de las vías del tren convencional, a la altura del kilómetro 33 de la carretera Ex-209.Horno de cerámicaEn el mes y medio que llevan trabajando los arqueólogos en este punto se han podido documentar restos que demostrarían el aprovechamiento agrícola de la zona por los ocupantes de la villa, así como un horno de producción cerámica, alrededor del cual también han aparecido numerosos restos de vasijas y otros objetos, pero muy fragmentados.Además se han hallado restos de extracción de arcilla que se utilizaría para realizar los objetos de cerámica, así como una necrópolis (una zona de enterramientos) también de época romana. A la espera de hacer más estudios, los investigadores estiman que las tumbas pueden pertenecer a la época del Bajo Imperio (entre los siglos III y IV después de Cristo).También islámicas En un estrato superior del terreno se han encontrado restos de época islámica que demostraría la reocupación de la zona en una época posterior, entre los siglos IX y X. Por el momento, se han documentado unos silos, unos agujeros excavados en el suelo, que servían para guardar el grano excedente del aprovechamiento agrícola de la zona.La excavación ocupa una franja de 100 metros, según confirmó la Consejería de Cultura, y todavía falta por excavar la mitad del solar, por lo que se estima que los trabajos de prospección pueden prolongarse durante mes y medio más.Aunque parezca que la excavación paraliza los trabajos de avance del trazado del AVE en esta zona, como comentan vecinos de la zona, no es cierto, ya que la prospección arqueológica forma parte del proyecto, al igual que ocurre con otras grandes infraestructuras que se han llevado a cabo en Extremadura.Los expertos ya esperaban un hallazgo similar al ser las Vegas del Guadiana una zona potencialmente rica desde el punto de vista arqueológico. Muy cerca de la excavación en curso, en Barbaño, se encuentra una de las pocas villas de época romana que se han excavado en su totalidad en Extremadura, la de Torre Águila, que está musealizada y ya es visitable. Durante la excavación de esta villa se catalogaron más de 11.000 piezas, y se pusieron al descubierto importantes restos monumentales.Habrá más Los estudiosos de la arqueología extremeña tampoco descartan que aparezcan en la zona restos del Calcolítico, y auguran que habrá bastantes más descubrimientos a lo largo de la obra de construcción del AVE.El último ejemplo ha sido la construcción de la A-66 a su paso por la región, que permitió sacar a la luz un rico patrimonio arqueológico que, de otra forma, hubiera permanecido quizás oculto durante unos cuantos siglos más.La construcción de la A-66 permitió entonces obtener una cantidad ingente de información de gran valor sobre el pasado del territorio y numerosos objetos históricos que fueron enviados a los dos museos provinciales arqueológicos de la región.La mayoría de los yacimientos encontrados a lo largo de la Vía de la Plata fueron estudiados, catalogados y luego cubiertos de nuevo después de su debida protección.
Tomado de: http://www.hoy.es/20081010/regional/obras-descubren-villa-romana-20081010.html

Encuentran en Serbia hacha de bronce de 7.500 años antigüedad

El hallazgo demuestra que el metal ya era trabajado unos 500 a 800 años antes de lo que se creía, dijo hoy la arqueóloga Julka Kumanovic-Cvetkovic

Un hacha encontrada en Serbia de unos 7.500 años de antigüedad podría modificar la forma en que los arqueólogos ordenaron hasta ahora los períodos de la historia.
El hallazgo demuestra que el metal ya era trabajado unos 500 a 800 años antes de lo que se creía, dijo hoy la arqueóloga Julka Kumanovic-Cvetkovic a la agencia de noticias belga Beta.
El hallazgo, que generó gran revuelo, fue desenterrado la víspera en el sitio arqueológico neolítico de Plocnik, en la ciudad de Prokuplje, unos 200 kilómetros al sur de Belgrado.
Los científicos explicaron que Plocnik habría sido un centro de la elaboración de metales en la península balcánica. Se logró comprobar que ya había elaboración de metales en la región en el siglo VI, dijo la arqueóloga Dusan Sljivar.
El sitio ya había sido encontrado en 1927 pero fue analizado más de cerca recién en los últimos años. Junto a la ya conocida casa neolítica, los arqueólogos encontraron una vivienda más de este periodo con instalaciones para la preparación de herramientas de metal.
Tomado de: http://www.milenio.com/node/91976