Páginas vistas en total

martes, 13 de mayo de 2008

Hallan una necrópolis romana y otra musulmana al remodelar dos calles en Estepona

En las calles Caridad y Málaga se han hallado sesenta enterramientos islámicos

Dos necrópolis superpuestas, una de época romana y otra de época musulmana o bajo medieval, han sido halladas en Estepona como consecuencia de los trabajos de excavación para la remodelación de dos calles de la localidad.
En concreto, se han hallado en las calles Caridad y Málaga sesenta enterramientos islámicos con los cuerpos colocados decúbito lateral mirando hacia La Meca, además de seis enterramientos romanos, entre los que había dos niños en el interior de unas vasijas, según ha informado hoy la concejala de Cultura, Asunción López, durante la visita a las obras.
Según el arqueólogo municipal, Ildefonso Navarro, los restos se han encontrado entre "los 15 centímetros y un metro de profundidad" y evidencian la "importancia del asentamiento árabe de la ciudad", así como la existencia de una "relevante villa romana" en los alrededores del actual Ayuntamiento que posiblemente se dedicaba a la explotación pesquera.
Una vez finalizados los trabajos arqueológicos se acelerarán las obras de acondicionamiento de las calles, por lo que se espera que para el próximo 15 de junio estén terminadas parcialmente y en diciembre en su totalidad.
Tomado de: http://www.diariosur.es/20080513/local/marbella-costa/hallan-necropolis-romana-otra-200805131417.html

Aparece el esqueleto de un neonato en el ánfora que está siendo excavada en el Museo Municipal


Ayer anunciábamos que en este martes iba a comenzar la excavación en directo de un ánfora de 1 m de longitud que se fecha en época romana altoimperial (siglo I/II d.C.) que apareció depositada intencionalmente dentro de una fosa excavada en la tierra en la necrópolis de la Creueta. Las excavaciones que se realizaron en el 2001 en el cementerio ibero-romano de Les Casetes Sector Creueta, permitieron documentar más de un centenar de sepulturas de las que la gran mayoría se excavaron in situ sobre el terreno. Sin embargo, algunas de ellas debido a que se encontraban dentro de recipientes cerámicos, se extrajeron para su posterior excavación microestratigráfica en el laboratorio del Museo como es el caso del enterramiento que se presenta en esta ocasión. Pues bien, esta misma mañana, durante la excavación, se ha descubierto que como era previsible hay un esqueleto dentro del ánfora que pertenece a un neonato. La excavación en directo se seguirá desarrollando los próximos días puesto que falta vaciar la tierra que cubre los huesos y podrían aparecer nuevos elementos arqueológicos propios de la cultura funeraria romana.

Egipto está muy cerca de sacar a la luz la tumba de Cleopatra

Una arqueóloga halla pruebas del enterramiento cerca de Alejandría.Monedas acuñadas con el rostro de la reina confirman que era "muy atractiva".
13/05/2008 KIM AMOR

Una de las mayores incógnitas de la historia antigua está a punto de resolverse si se cumple el vaticinio de Zahi Hawass, el todopoderoso responsable de la arqueología egipcia. Hawass lleva meses anunciando el hallazgo de la tumba de Cleopatra, la última de los Tolomeos, la reina egipcia que sedujo a César y a Marco Antonio. En las conferencias que Hawass da en todo el mundo, menciona el hallazgo de 22 monedas en un profundo pozo de Tabusiris Magna, a unos 50 kilómetros de Alejandría.
A ese pozo lleva cuatro años descendiendo la arqueóloga Kathleen Martínez y todo indica que está cerca de lograr su objetivo. "Hay indicios que indican que Cleopatra y Marco Antonio podrían estar enterrados en el templo de Tabusiris Magna (Casa Grande de Osiris), en Borg el Arab, a unos 50 kilómetros al oeste de la ciudad de Alejandría", afirma. "Hemos encontrado monedas acuñadas con el rostro de los dos amantes, y también bustos, además de varias cámaras subterráneas, algunas de ellas funerarias. Tenemos grandes expectativas".
La aventura de esta rica exploradora nacida en Santo Domingo empezó en el 2004, cuando viajó a Egipto para poner en práctica su ambicioso proyecto, que financia de su propio bolsillo. El primer lugar donde decidió excavar fue en Borg el Arab, lo que no dejó de sorprender. El lugar, en el que han trabajado antes muchas expediciones, se consideraba ya explorado. Pero la investigadora estaba segura de su intuición y de que debía estar enterrada en un templo dedicado a Osiris.
Pocos meses después de empezar los trabajos, encontraron un agujero que les condujo a la primera sala mortuoria. Hoy en día ya son diez las halladas, situadas a diferentes niveles, la más profunda a 35 metros bajo tierra, y se sospecha que hay muchas más. La segunda gran sorpresa se produjo a finales del año pasado, cuando hallaron la inscripción --escrita en griego y en jeroglífico-- que describe y revela la época en que fue construido el templo de Tabusiris Magna. Se levantó durante el reinado de Ptolomeo II, entre el 285 al 246 antes de Cristo.
Martínez se muestra satisfecha porque, al menos, ha demostrado parte de su teoría, aunque es muy discreta a la hora de revelar lo que se ha descubierto hasta hora. Como Hawass, habla de 20 monedas, algunas de ellas con la inscripción Cleopatra VII, bustos de la reina y de su amado Marco Antonio. Dice que han encontrado los restos de varios cuerpos humanos, algunos con joyas muy valiosas pero ningún sarcófago.
Llegados a este punto, la pregunta es de rigor: ¿Cómo es el rostro de Cleopatra? La arqueóloga inclina a un lado la cabeza, sonríe, y responde: "Eso todavía no se puede revelar". Desmiente a aquellos que aseguran que era fea. "Le puedo decir que era una mujer con rasgos típicos de las mujeres griegas, incluso su nariz, y que era muy atractiva".
Martínez está convencida de que al final su equipo hallará los cuerpos de los amantes que William Shakespeare elevó a categoría de mito cuando escribió en 1608 la tragedia Antonio y Cleopatra. Un amor que llegó también a Hollywood con la película que en 1963 protagonizaron Elizabeth Taylor y Richard Burton. La arqueóloga espera dar pronto con los dos sarcófagos. "Puede ser que estén en una tumba similar a la de Tutankamon, llena de objetos", especula. Para ello espera contar en la campaña de otoño con un sofisticado radar que detecta agujeros bajo tierra y que se ha ensayado con éxito en otros yacimientos.
Tomado de: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=409336

Una macabra sonrisa asoma en la necrópolis de San Bartolomé

El supuesto rosario pende de un esqueletos en Santo Domingo. CAPOTILLO

Esqueleto con dentadura del cementerio de San Bartolomé. CAPOTILLO


Hallan un rosario en una de las tumbas del otro cementerio de Santo Domingo
Autor: Elena Larriba13/5/2008
Dos equipos de arqueólogos y dos necrópolis excavadas al mismo tiempo. Apenas doscientos metros separan el antiguo cementerio de San Bartolomé El Viejo del de Santo Domingo y ambos están aportando singulares hallazgos.
Cada una de las excavaciones tiene también su propio responsable político en función de las obras urbanas a las que están vinculadas. Teresa Casal y César Mosquera se alternaron ayer para dar cuenta, junto a los arqueólogos, de esos últimos hallazgos en sus respectivas áreas de intervención.
Primero fue la concejala socialista la que visitó el entorno del Teatro Principal y la Casa das Campás. Allí aparecieron una sucesión de enterramientos en fosas, vinculados con la iglesia de San Bartolomé El Viejo, que data del siglo XII y desapareció con la desamortización en el siglo XIX.
Hasta el momento, han sido localizados en este área cinco esqueletos, con la particularidad de que uno de ellos tiene la dentadura completa.
Según explicó el arqueólogo director de la excavación, Xaquín Ferrer, la aparición de un esqueleto con todos los dientes no es habitual y supone un dato muy interesante para el estudio antropológico, en el que colaborará una especialista del Instituto Rocasolano, que depende del Centro Superior de Investigaciones Científicas. Entre otras cosas, permitirá conocer la edad de la persona muerta, enfermedades o posible causa del fallecimiento, así como la alimentación de la época. En ocasiones ha habido hallazgos de esqueletos con restos de dentadura, «pero no tan completa y aparentemente en buen estado, como en este caso», indicó el arqueólogo.
Por su proximidad y completa visibilidad a través del vallado, la excavación de esta necrópolis llama mucho la atención de los viandantes y algunos quisieron ver en el esqueleto dentado una «sonrisa macabra».
En esta intervención arqueológica también aparecieron dos monedas de la época moderna, aún pendientes de datar. Sin embargo, no se ha detectado todavía ninguna estructura vinculada a la antigua iglesia de San Bartolomé el Viejo, como ocurriera en una anterior fase de la investigación, en las más proximidades de la calle Charino.
La previsión es que esta excavación pueda estar rematada la próxima semana para continuar con las obras de mejora de las calles Don Filiberto y Bastida.
El otro hallazgo
En cuanto a la excavación del antiguo cementerio de Santo Domingo, motivada por las obras del párking de la plaza de España y visitada ayer por César Mosquera, la novedad está en la aparición de un posible rosario en una de las tumbas destapadas. El director de esta intervención arqueológica, Xurxo Constela, indicó que tampoco es habitual encontrar ajuar en este tipo de enterramientos austeros en fosas excavadas en el terreno natural, con los muertos envueltos en sudarios y sin caja.
La pieza encontrada es una especie de cadena de cobre con bolitas doradas que pendía de unos de los esqueletos a la altura de la cadera. Los restauradores la examinaban ayer para intentar extraerla entera.
Esta necrópolis está vinculada a la antigua iglesia conventual de Santo Domingo, de la que se conservan sus ruinas, y hasta ahora han sido descubiertas veinticinco tumbas, aunque por ahora solo dos fueron excavadas. Los arqueólogos sitúan este cementerio exterior en el siglo XV, pero la iglesia sufrió numerosas ampliaciones y el hipotético rosario apareció en una tumba más moderna, probablemente del siglo XVI, situada dentro de una de las capillas laterales que se fueron adosando a la iglesia principal.
De los cimientos del templo principal aparecieron una especie de contrafuertes y otros elementos constructivos, además de unos pilares que corresponderían a una de esas capillas adosadas.
--------------- X --------------
Cerca de doscientas tumbas, con las de Santa María
13/5/2008

Además de los cementerios cristianos de San Bartolomé y Santo Domingo, los arqueólogos excavaron este invierno la antigua necrópolis de Santa María, y entre las tres sumarían más de 150 enterramientos localizados, individuales o colectivos. En todos los casos son inhumaciones austeras en el terreno natural, sin que se hayan documentado materiales asociados como restos de ataúdes o vestimentas. Los tres cementerios habrían coexistido en el centro histórico.

Aparecen los primeros restos de construcciones al excavar en A Tinería

Alcanzar los niveles fértiles arqueológicamente exigió mover considerables cantidades de tierra
Autor de la imagen: PRADERO

Los arqueólogos comienzan a obtener resultados en la finca de la Consellería de Vivenda al pie de la Muralla
Autor:
Enrique G. Souto
13/5/2008

Las excavaciones arqueológicas que se desarrollan en las inmediaciones de A Tinería han dejado ya al descubierto vestigios de estructuras constructivas. Aunque de momento los arqueólogos no han informado sobre los hallazgos, todo indica que resultarán de considerable importancia para avanzar en el conocimiento de la historia de la ciudad.
Las excavaciones se desarrollan al pie mismo de la Muralla. Por ello, son numerosas las personas que pasean por el adarve que se detienen a comprobar el avance de los trabajos, iniciados a primeros de mes. Uno de los aspectos que resultó más llamativo para algunos de los espectadores fue la gran cantidad de tierra que fue necesario mover para alcanzar los niveles arqueológicamente fértiles. La excavación con máquina fue minuciosamente controlada por los arqueólogos, que en las últimas horas se dedicaron a limpiar y excavar a mano.
El terreno en el que se lleva a cabo la investigación es de la Consellería de Vivenda. Entre quienes comprobaron el avance de los trabajos está el concejal popular Jaime Castiñeira. Al hilo de estas excavaciones, el edil recordó que su grupo presentó hace pocos meses varias iniciativas parlamentarias en relación con la roza abierta en la Muralla durante la construcción del edificio del Vicerrectorado, frente a la catedral.
En cuanto a las excavaciones, entre los restos que han dejado al descubierto figura una estructura con apariencia de pozo, construida con piezas arcillosas. También aparecen restos de otras estructuras constructivas y lo que parecen ser vestigios de pavimentos.
La intervención arqueológica que se desarrolla al pie de la Muralla afecta a una amplia superficie, que el Ayuntamiento acondicionó en su momento como zona ajardinada a la vista del estado de abandono en que se encontraba. El terreno en el que trabajan los arqueólogos ha sido debidamente vallado.
En otro orden de cosas, es de señalar que las hierbas empiezan a crecer de nuevo en la Muralla. Aún reciente el final de la campaña de eliminación de las hierbas, todo indica que si no se efectúa una nueva fase en breve, durante el próximo verano el monumento romano volverá a tener abundancia de hierbajos.
A Piringalla
Antes del inicio de la excavación en A Tinería, los resultados más notables en una investigación de este tipo se llevaron a cabo en A Piringalla, donde se descubrieron restos de un castro del que no había noticia. En este caso, el descubrimiento se realizó al hilo de la apertura de la zanja para instalar la nueva canalización que conducirá el agua desde la estación potabilizadora a los depósitos de A Piringalla.
Los arqueólogos consideran que se trata de un castro de considerables dimensiones. Aparecieron vestigios de los fosos, así como de los parapetos, abundantes piezas de cerámica de distinto tipo, una arracada de oro, además de huecos de asentamiento de postes con sus correspondientes calzos. No parece haber previsiones para una excavación completa.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/lemos/2008/05/13/0003_6812973.htm