Páginas vistas en total

domingo, 2 de noviembre de 2008

Los arqueólogos hallan un poblado de la Edad de Bronce en El Negret

ALEJANDRO FERNÁNDEZ Las excavaciones arqueológicas que la Universidad de Alicante (UA) ha realizado en el cerro de El Negret de Agost han sacado a la luz importantes vestigios de la Edad de Bronce -segundo milenio Antes de Cristo-. Uno de los directores del proyecto, Mauro Hernández, avanzó ayer los primeros hallazgos y destacó, en primer lugar, el poblado que se ha encontrado en la zona. "Se ha hallado un poblado de gran extensión con una arquitectura en ladera, con casas de muros rectos y con una gran calidad de suelo", explicó. La distribución de las viviendas y el tamaño "medio-grande" del poblado hacen pensar que El Negret fue un importante asentamiento en la época y que tuvo vida "durante varios siglos".Las prospecciones también han permitido desenterrar varias piezas de gran valor histórico. Por ejemplo, un cincel de bronce que se encuentra en perfecto estado. "Se trata del ejemplar más grande y completo de toda la Prehistoria valenciana", subrayó Hernández. Junto a él también han aparecido una gran cantidad de piezas de cerámica, un recipiente pequeño similar a un vaso, varios caparazones de moluscos con perforaciones que podían emplearse como posibles colgantes, muchos pequeños molinos para moler trigo, un asta de ciervo, una hoz de sílex y cereales, según desveló este experto. Precisamente, estos últimos van a enviarse a Estados Unidos para su análisis con el fin de desvelar su antigüedad exacta.En total, las excavaciones se prolongaron durante un mes, aunque el objetivo de la UA y del Ayuntamiento de Agost -ambos promueven el proyecto- es que la Conselleria de Cultura conceda el año que viene otra subvención para proseguir con las prospecciones. "Nos hemos quedado cortos", sentenció Hernández. Por eso, "tenemos intención de retomar el proyecto el año próximo". Los directores de esta iniciativa están redactando en la actualidad un informe detallado de todos los hallazgos para enviarlo a la Generalitat con el objetivo de que ésta vuelva a habilitar una partida presupuestaria en 2009. Cultura concedió al Consistorio este año una ayuda de 12.093,75 euros para acometer el proyecto y, salvo contratiempo, es más que probable que vuelva a financiar las excavaciones debido al valor de las piezas halladas. "Tenemos unas perspectivas extraordinarias porque El Negret está en la ruta que había en la Edad de Bronce y que iba del Mediterráneo hacia el interior de la provincia", concluyó.Las excavaciones han estado coordinadas por cuatro expertos en arqueología -Eduardo López Seguí, Virginia Barciela, Palmira Torregrosa y el propio Mauro Hernández- y las realizaron estudiantes de Historia de la UA durante el mes de septiembre.
Tomado de: http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008103100_14_814525__LAlacanti-arqueologos-hallan-poblado-Edad-Bronce-Negret

Hallan en Altamira figurillas huastecas inclasificables

Escrito por Dirección de Comunicación Universitaria

En el predio industrial de Altamira, en la región Huasteca de Tamaulipas, arqueólogos mexicanos descubrieron un conjunto de asentamientos prehispánicos en los que localizaron 60 entierros y más de tres mil figurillas, cientos de ellas, inclasificables, señalaron arqueólogos especialistas en esta región en la Universidad Veracruzana (UV).

“Muchas de las piezas no caben en ninguna de las tipologías que existen, muestran rasgos distintos a todos los que conocemos”, dijo Sophie Marchegay, arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Tamaulipas y coordinadora, junto con su par Gustavo Ramírez Castilla, de este proyecto.
Durante el Coloquio de huastequistas. Raíces del terruño, organizado por el Museo de Antropología de Xalapa (MAX) de la UV, la investigadora, quien ha realizado excavaciones en Francia, Túnez, Siria, Kuwait y México, mostró imágenes de los hallazgos y dijo que éstos demuestran lo poco que se conoce aún sobre los grupos que habitaron hace dos mil años la región Huasteca:
“Es una veta enorme de investigación; en principio tendremos que crear nuevas categorías para caracterizar las piezas, porque no es posible hacerlo con las que existen.”
Los primeros hallazgos revelaron que el grupo que habitó en estos sitios practicaba rituales de mutilación y hacía acompañar sus entierros por pequeñas figurillas que eran similares al cuerpo que acompañan: “Las esculturas están mutiladas si lo están los cuerpos, son pequeñas si acompañan a niños, y casi todas son del mismo sexo que el entierro junto al que aparecieron”.
Aunque la arqueóloga reconoció que la investigación es incipiente, pues las excavaciones iniciaron apenas en 2006, dijo que ya han empezado a reconstruir aspectos socioculturales del grupo al que pertenecen los restos arqueológicos, gracias al trabajo de 12 especialistas de diferentes instancias, y al apoyo del INAH Tamaulipas y la Asociación Portuaria Integral, que patrocina parte del “Proyecto de salvamento arqueológico del puerto de Altamira”.
Dijo que el área de estudio abarca 10 mil hectáreas, casi todo el predio industrial de Altamira, extensión que en 70 por ciento corresponde a terrenos ocupados por plantas industriales, instalaciones portuarias, lagunas, marismas y zonas urbanas, y en 30 por ciento a predios rurales con poca afectación, con gran potencial para ubicar vestigios arqueológicos.
Tomado de: http://www.elgolfo.info/web/interes-general/16570-hallan-en-altamira-figurillas-huastecas-inclasificables.html?3b2965019ba5e6ee957f71a8798ce2b5=3300475dcfff4f09ddbaf7f6c3a9d9af

Excavaciones en Santa Eulalia y Rionegrito confirman la riqueza arqueológica local

IRENE GÓMEZ. La nueva fase de las excavaciones arqueológicas realizadas en El Castillón (Santa Eulalia de Tábara) y Peñas de la Cerca (Rionegrito) alumbra «abundante» información sobre y confirma en rico» patrimonio existente en la zona noroeste de la Península, con gran cantidad de yacimientos». Tal es una de las principales conclusiones de las investigaciones abanderadas por dos arqueólogos zamoranos, José Carlos Sastre Blanco (Universidad de Granada) y Oscar Rodríguez Monterrubio (Universidad Autónoma de Madrid), embarcados en un proyecto de investigación y difusión sobre el patrimonio arqueológico protohistórico en la provincia de Zamora.Por segundo verano consecutivo han proseguido las excavaciones en Rionegrito y Santa Eulalia junto a voluntarios de diversas provincias españolas y del extranjero (Estados Unidos, Canadá o Irlanda), conformando un campo de trabajo internacional que investiga dos castros en la zona noroeste de la península, donde existe «un rico y abundante patrimonio muy poco estudiado», según han apuntado los investigadores zamoranos. En Peñas de la Cerca se ha excavado sobre un castro situado en una zona elevada y ocupado en la Edad de Hierro. Las nuevas intervenciones se han efectuado en tres sectores; por un lado las estructuras de habitación, donde se descubrieron hoyos de postes pertenecientes a una cabaña y se documentaron hasta tres momentos de ocupación. En la zona elevada del castro, la acrópolis, se documentó una posible área de trabajo por el descubrimiento de «numerosos molinos barquiformes». En cuanto a los sistemas defensivos, se ha excavado una muralla de una doble hilada de piedras. A junio de Oscar Rodríguez, el interés de los trabajos viene demostrado por la cantidad de materiales recogido, como cerámicas típicas de la Edad de Hierro, cuencos, ollas, molinos barquiformes, pesas de telar, una punta de flecha de silex, fíbula de bronce, afiladores, molenderas, pesas de red para la pesca, restos óseos de fauna o semillas de bellotas. Precisamente, éste último hallazgo «nos ha permitido comprobar que si las fuentes clásicas hablaban de los habitantes se alimentaban de pan con bellotas, pero lo hemos corroborado materialmente con la aparición de las semillas de bellotas». En cuanto al yacimiento de El Castillón, en Santa Eulalia de Tábara, se trata de un castro situado en la margen derecha del río Esla, con posible ocupación desde la Edad de Hierro hasta la época Tardoantigua, en los siglos IV-V antes de Cristo. En este caso se trabajó en tres sectores; por un lado, una estructura asociada con una forja para el trabajo del hierro. Otra estructura de habitación, compuesta por tres muros correspondientes a una vivienda de planta rectangular. Y, por último, en la muralla oeste del castro, formada por grandes bloques de areniscas. Entre los materiales arqueológicos encontrados destacan cerámicas estampilladas, cuencos de terra sigilata, dolias de gran tamaño para el almacenaje, copas de pie alto, ollas de cocina, jarras, elementos constructivos (tejas, ladrillos, adobes o restos de columna), clavos, molinos circulares o restos de fauna. Las aparición de semillas de bellotas en Peñas de la Cerca dejan entrever los hábitos de alimentación Los hallazgos en El Castillón suponen, en palabras de José Carlos Sastre, «un avance en la arqueología tardoantigua porque aporta una información extraordinaria sobre el poblamiento en una época de gran vacío, que va desde el fin del Imperio Romano hasta la Edad Media».Las investigaciones en los castros zamoranos están permitiendo «poner las bases de un proyecto científico», que tanto Sastre como Rodríguez desean que tenga continuidad porque «la zona da mucho de sí. No se conoce prácticamente nada». Por ello, agradecen la colaboración de la Fundación de Caja Rural en la financiación de las excavaciones, así como la implicación de los ayuntamientos de Santa Eulalia de Tábara y Puebla de Sanabria. Parte de los trabajos han sido publicados por la Universidad Complutense y el material recuperado se deposita en el Museo Provincial de Zamora.
Tomado de: http://www.laopiniondezamora.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008110100_5_311649__Comarcas-Excavaciones-Santa-Eulalia-Rionegrito-confirman-riqueza-arqueologica-local