Páginas vistas en total

lunes, 10 de noviembre de 2008

Hallan un pendiente de oro, perlas y esmeraldas de dos mil años de antigüedad

Clara Amit

Arqueólogos israelíes han encontrado en una excavación de Jerusalén un pendiente de oro, perlas y esmeraldas con más de dos mil años de antigüedad y en perfecto estado de conservación, informó a Efe la Autoridad de Antigüedades de Israel.
«El pendiente fue hallado en las ruinas de un complejo bizantino, del siglo V, pero es de una época anterior, del periodo romano (entre los siglos I y IV)», dijo a Efe el arqueólogo Doron Ben Ami, director de la excavación de Givati Car, en la Ciudad de David de Jerusalén, en la que fue hallada la joya.
Según este experto, la relevancia del descubrimiento radica en que «no es habitual encontrar objetos del periodo romano en Jerusalén fuera de la ciudad vieja y tampoco solemos encontrar objetos de lujo fuera de los lugares donde vivía la gente rica».
Pero también es sorprendente la buena preservación del pendiente, que «está en una condición excelente, podría ser de la época actual», asegura Ben Ami.
El hecho de que una joya de la época romana se encontrase en un complejo bizantino se explica porque «los objetos valiosos se pasaban de una generación a otra».
La joya consta de tres perlas y dos esmeraldas engarzadas con oro y es, según Ben Ami, «sorprendentemente parecida» a los adornos de la misma época encontrados en pinturas de las tumbas de momias de El Fayum (en Egipto).
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2008/11/10/00031226313604178807857.htm

Arqueólogos de la RPDC hallan antigua moneda de piedra

PYONGYANG, 10 nov (Xinhua) -- Arqueólogos de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) desenterraron una antigua moneda de piedra, la de mayor tamaño hallada hasta la fecha en el país, informó este lunes la agencia de noticias oficial KCNA.
La moneda de piedra, con forma anular, fue hallada en la provincia de Hwanghae Norte. Tiene un diámetro de 1,25 metros y un grosor de 12 centímetros, mientras que el diámetro de su círculo interior mide 22 centímetros, según KCNA.
En el mismo lugar donde se encontró la moneda, los arqueólogos también hallaron unas 50 tumbas con una historia de 5.000 años. Especulan que la moneda pueda datar de esa era, agregó KCNA.
Tomado de: http://www.spanish.xinhuanet.com/spanish/2008-11/10/content_758858.htm

Trabajos arqueológicos confirman el origen romano de la calzada

Los trabajos de limpieza, documentación y cronología efectuados por un equipo de técnicos de la Junta de Castilla y León en un tramo de la calzada de Terradillos confirman que el trazado, considerado popularmente herencia de la época romana, data de ese periodo histórico.
Ana PedreroAsí lo confirmaba a este periódico la arqueóloga territorial, Consuelo Escribano, quien ha dirigido los trabajos de limpieza del pequeño tramo de la vía, que se han prolongado por espacio de un mes y que servirán para ponerla en valor y darla a conocer, ya que se encontraba oculta por la maleza.Con cierta cautela, la técnico de la Junta de Castilla y León señalaba que esta calzada podría ser una red viaria romana de carácter secundario, que enlazaría la Helmántica romana con poblaciones situadas en el medio y alto Tormes, lugar donde se concentraban numerosos poblados de cierta importancia –como demuestran los yacimientos existentes en la zona–, o bien que podría formar parte de una red no tan secundaria que condujese hacia el Sistema Central.Antes de confirmar que la vía pertenece al periodo romano, el equipo de profesionales que ha realizado los trabajos de documentación y datación desechó otras posibilidades sobre la historia del camino, recurriendo al Archivo Ducal y al Archivo Provincial, por si hubiese datos que confirmasen una construcción posterior, aunque manteniendo las pautas romanas, que perduraron en el tiempo por la perfección adquirida y continuaron utilizándose como patrón siglos después.Aunque siempre se había dado por hecho en la zona la factura romana de la calzada de Terradillos, la arqueóloga de la Junta explicaba que nunca se había utilizado una metodología fiable para fechar su construcción, más que la de la tradición oral. A ello hay que añadir la ausencia de datos documentales en los archivos consultados, lo que denota que se trata en todo caso de una vía secundaria, eclipsada por otras de mayor importancia.Consuelo Escribano señalaba asimismo que, si bien la calzada sigue las pautas constructivas romanas, durante los trabajos no se han encontrado fósiles o restos cerámicos que aporten nuevos datos fiables sobre el camino, por lo que han tenido que apoyarse más en la tipología. ‘‘Los romanos -explica la arqueóloga- seguían una técnica de construcción muy depurada, perdurable y eficaz, que podía ser variable en función de la geografía y la orografía, para adaptarla mejor a las condiciones del medio’’.Para la arqueóloga territorial, el enlosado y la curvatura de las piedras son ‘‘muy significativos’’ a la hora de adscribir la calzada a la época romana, aunque no se descarta que esta vía fuese utilizada en otro momento, o incluso en otra época más avanzada en el tiempo.
Tomado de: http://www.tribuna.net/noticia.asp?ref=38574