Páginas vistas en total

martes, 3 de junio de 2008

Restos de una villa confirman en Ronda la producción de vino en época romana

Las ruinas serán integradas en el proyecto arquitectónico de Bodegas Morosanto · Se han hallado en el proceso de excavación un complejo termal y zonas fructuarias como un lagar romano
Carlos J. García / Ronda

Al auge experimentado la última década por el sector vitivinícola en la Serranía ha venido a sumarse a un hallazgo arqueológico de excepcional valor, un verdadero argumento para esta actividad productiva que confirma que Ronda producía vinos en tiempos romanos. Porque si hasta ahora las únicas evidencias con que se contaba eran las propias monedas que acuñaba la conocida ciudad de Acinipo, en las que aparecía un racimo de uvas, ya una primera evidencia arqueológica prueba la producción de vinos en esta comarca desde el siglo III d.C. En La Cimada, a unos 10 kilómetros de Ronda, los arqueólogos han encontrado las ruinas de una ingente villa romana, donde han sido también hallados los restos de un viejo lagar, el lugar donde se prensaba la uva. Curiosamente, las excavaciones forman parte de un proyecto para la recuperación e integración de estos restos en una nueva bodega, Morosanto, que ya tiene plantadas más de 12 hectáreas de viñedos junto a lo que fue una monumental casa de campo en los primeros años de nuestra era. Después de 6 meses de excavaciones, cuatro arqueólogos del Museo Municipal de Ronda, dirigidos por Bartolomé Nieto, han logrado recuperar importantes estructuras arqueológicas de esta villa romana, de cuya existencia se sabía por los materiales encontrados en la superficie. Las ruinas, de hecho, estaban catalogadas, y ya se ha confirmado la existencia de una gran unidad de producción ocupada entre los siglos I y VI d.C. "Responde al concepto de villa típicamente romana, con una zona urbana y otra fructuaria o de producción", explica Bartolomé Nieto. Han sido excavados dos grandes depósitos o cisternas para almacenaje de agua, uno de ellos vinculado a las tareas de la propia villa y otro al riego de las huertas. Y también un importante complejo termal, donde se ha detectado una natatio, una gran piscina de casi 21 metros de largo por 6 de ancho, y el caldarium, unos baños calientes: "Los modelos de ostentación del poder y monumentalización se trasladan desde las zonas urbanas al campo, y por eso en estas villas es común encontrar este tipo de complejos termales", relata el director del Museo Municipal de Ronda. Pero es "en algún momento del siglo III" cuando esta zona de termas se reconvierte en área productiva. Y éstos restos hallados son los mejor conservados, "y también los más interesantes, puesto que son la primera constatación arqueológica de la producción de vinos en el ámbito rural en la Serranía", refiere Nieto mientras alude al lagar hallado en las ruinas. Y los arqueólogos creen que, con total seguridad, también se producía aceite en esta villa, puesto que se han encontrado además huesos carbonizados de aceituna. La excavación ya ha terminado en la finca y ahora se está en la fase de conservación preventiva: "Ahora además hay que pensar y procesar toda esta información para poder seguir construyendo historia con lo hallado en este asentamiento", termina el arqueólogo.
Tomado de: http://www.malagahoy.es/article/ocio/144608/restos/una/villa/confirman/ronda/la/produccion/vino/epoca/romana.html

Descubren una nueva parte de 'la avenida de las Esfinges' al sur de El Cairo

Un equipo de arqueólogos egipcios ha descubierto una parte de un camino antiguo llamado 'avenida de las Esfinges' en la zona arqueológica de Saqara, a 20 kilómetros al sur de El Cairo, anunció hoy el Consejo Supremo de Antigüedades (CSA).Según un comunicado del CSA, esa avenida fue mencionada en manuscritos del periodo grecorromano (332 a.C-395 d.C) y en otros documentos que aparecieron anteriormente cerca del Serapeum, un complejo funerario cercano en el que eran sepultadas momias de toros sagrados.Un nuevo segmento de esta avenida, que data del periodo ptolomeico (332 a.C-30 d.C), fue hallado durante una excavaciones recientes en la zona, explicó el secretario general del CSA, Zahi Hawas.Esa parte se extiende hacia el este hasta la zona del Valle del Nilo y la puerta del Anubieion.Los arqueólogos descubrieron, además, un bloque de piedra de caliza decorado con inscripciones de Ptolomeo V (204-180 a.C), que indican que la parte de la avenida descubierta puede ser el extremo meridional del Anubieion, la parte este de la avenida, consagrada a un santuario dedicado a Anubis, dios del infierno en la antigüedad, según Hawas.Anubieion, hacia oriente, y Serapeum, hacia occidente, acotaban el primer descubrimiento de 'la avenida de las Esfinges', realizado en 1850 por el arqueólogo francés Auguste Mariette, agregó Hawas.La zona arqueológica donde se encuentran los nuevos hallazgos, Saqara, es la necrópolis de Menfis, la antigua capital de Egipto, y entre sus principales atractivos se encuentra la llamada 'pirámide escalonada' de Zoser, la primera construcción conocida de estas características de la época faraónica.
Tomado de: http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/descubren-esfinges-cairo-2519991.htm

Arqueólogos chinos encuentran tumbas junto a un posible palacio de 2.000 años

Un grupo de arqueólogos de la Comisión para la Gestión de Reliquias Culturales de Shanghai ha descubierto y desenterrado cinco tumbas de más de 2.200 años de antigüedad en un distrito de las afueras de la ciudad, en lo que piensan que son los aledaños de un palacio de la época, informó hoy la prensa china.Los especialistas encontraron en las tumbas restos humanos y objetos de jade y cerámica, partes de herramientas de bronce y huesos de animales, anteriores a la época conocida como el Período de los Reinos Combatientes (476-221 a.C.).Estos son los primeros resultados obtenidos desde que el organismo, junto con arqueólogos de varias universidades locales, reinició meses atrás las excavaciones en la zona arqueológica de Guangfulin, una aldea de Songjiang (suroeste de Shanghai), donde han aparecido restos incluso del Neolítico desde 1958.Guangfulin probablemente alberga enterrado un palacio rodeado de viviendas con más de 2.000 años de antigüedad, según Song Jian, responsable de la comisión arqueológica, y su equipo espera encontrar allí hallazgos importantes para el estudio de la civilización china de aquella época.De hecho, los especialistas han excavado ya los restos de varias callejas entre lo que queda de los antiguos edificios, incluida una casa que ya se sabe que se construyó elevada del suelo por pilares de madera para reducir la humedad en su interior.Los últimos hallazgos importantes que se habían hecho en Guangfulin hasta ahora fueron dos utensilios agrarios de bronce de los tiempos de la dinastía Zhou Oriental (770-221 a. C.), descubiertos hace ocho años.En la zona también se encontraron los restos de un antiguo sistema de canalización de aguas de la dinastía Han (206 a.C. a 220 d.C.) y un pozo de la dinastía Song (960-1279).
Tomado de: http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/arqueologos-chinos-encuentran-tumbas-junto-2519113.htm

Hallan restos de la pirámide perdida


Un grupo internacional de arqueólogos encontró restos arqueológicos de la cuarta pirámide de Giza, que fue la que alcanzó más altura, en Abu Rawash, a pocos kilómetros de El Cairo. Esta pirámide es conocida como "La pirámide perdida" y fue construida en el año 2556 a.C. por El faraón Dyedefra. Según los expertos, era la construcción de mejor calidad por sus piedras. La encontraron tras una excavación que llevó 12 años.

Hallan en Egipto sitio para fabricar vino que data del siglo VI

Fue construido durante el Imperio Bizantino; se encuentra en la península del Sinaí

Arqueólogos egipcios han descubierto los vestigios de un lagar para la fabricación de vino que data del siglo VI, en la época del Imperio Bizantino, y que se encuentra en la península del Sinaí, al noreste de El Cairo.
El Consejo Supremo de Antigüedades anunció hoy en un comunicado que el hallazgo se produjo en las excavaciones que se realizan en el área de Seil Al Tufaha, ubicado en las montañas de Abas, al oeste del Monasterio de Santa Catalina.
El lagar, construido con bloques de roca, está compuesto de dos tinas: una cuadrada recubierta con una capa de cemento de color rosado, y otra circular. Ambas cuentan con cañerías de barro quemado por donde discurría el vino, precisa la nota.
Los arqueólogos descubrieron también un conjunto de vasijas y cántaros de cerámica que eran usados para almacenar el vino, además de las ruinas de dos salas construidas de roca y que eran usadas por los trabajadores del lugar para descansar.
Hace siete años, expertos egipcios descubrieron los vestigios de un lagar y una bodega de la época romana en un lugar muy próximo a la costa mediterránea egipcia, en el delta del Nilo.
Egipto formó parte del Imperio Bizantino entre los años 328 y 640 antes de cristo.
Tomado de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/511431.html

Restos arqueológicos bajo un populoso barrio de Ciudad de México

.......................................................Meliton Tapia

Entre los restos aztecas localizados están un entierro infantil, platos y sahumadores.

Arqueólogos mexicanos hallaron numerosos restos de origen azteca y colonial durante una excavación en el populoso barrio de Tepito, en el centro de Ciudad de México, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
La institución indicó que entre los restos aztecas localizados están un entierro infantil, platos y recipientes, sahumadores (instrumentos para ahumar), fragmentos de navajas de obsidiana y hueso e instrumentos musicales.
El INAH indicó que estos hallazgos fueron localizados durante las obras de construcción de un centro comunitario en un terreno de 7.000 metros cuadrados del barrio de Tepito, una zona popular y comercial donde se distribuyen productos de contrabando y piratas y conocida por su inseguridad.
El arqueólogo Francisco Ortuño Cos, subdirector de protección de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA), precisó que uno de los objetos más importantes es el entierro infantil con su ofrenda, que consta de dos cajetes (cazuelas pequeñas) y tres cuentas, una de ellas de obsidiana pulida en forma de cabeza de pato y otros materiales.
El experto destacó que el entierro se encontró completo gracias a la profundidad en que estaba colocado por debajo de una estructura prehispánica, aproximadamente a 1,80 metros.
Añadió que los restos del niño son analizados por antropólogos forenses para determinar su edad y sexo. Entre los demás hallazgos están fragmentos de cajetes y molcajetes (matraz de piedra para moler especias); cuencos y platos con diseños zoomorfos y fitomorfos que representan águilas, serpientes, flores y grecas; malacates para hilar; figuras de distintas deidades de la cultura azteca, y fragmentos de sahumadores e instrumentos musicales como flautas y sonajas.
También se han encontrado núcleos y navajas pequeñas de obsidiana, manos de metate (piedra para moler) y agujas hechas de hueso o espinas de pescado, de la época que va de 1100 a 1521 y estructuras arquitectónicas de uso residencial con cimentaciones de piedra y lodo con apisonados de tierra.
Respecto a las piezas del periodo colonial, destacan recipientes de arcilla utilizados para líquidos en hospitales y conventos, de los cuales, algunos presentan monogramas con letras del alfabeto griego, flores y figuras geométricas.
Además surgieron restos de estructuras arquitectónicas relacionadas con casas construidas durante la primera mitad del siglo XIX.
El INAH explicó que el predio donde se realizan las excavaciones es de alto potencial arqueológico de origen azteca, y que las excavaciones arqueológicas proseguirán los próximos tres meses, ya que se cree que aún puede descubrirse mucho más.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/cultura/2008/06/03/00031212485722156272421.htm