Páginas vistas en total

miércoles, 16 de abril de 2008

Así era la voz de un neandertal


El neandertal comparte el 99,95% de nuestro genoma.

Investigaciones científicas desvelaron que los neandertales eran capaces de hablar, pero ¿hay alguna diferencia entre la voz de un humano de hoy en día y la de un neandertal que habitó la Tierra hace 30.000 años?El antropólogo de la Universidad de Florida (EE UU) Robert McCarthy ha respondido a esa pregunta con una investigación minuciosa.
partir de los restos óseos fosilizados de tres neandertales hallados en Francia, ha reconstruido el tracto vocal de esos tatarabuelos del hombre moderno. Al reconstruir el tracto vocal, McCarthy ha logrado recuperar el tono, la intensidad y la frecuencia de la voz de un humano de hace 300 siglos.Por el momento, el investigador sólo ha logrado que el neandertal pronuncie la letra 'e', pero ha anunciado que seguirá trabajando para que pronuncie una frase completa.La simulación de la voz, que se puede escuchar en la web de la revista News Scientist, ha sido posible gracias a un ordenador y un sintetizador.

82 viviendas sobre un castro en Cervo

FOTOGRAFÍA - Tecnología - El alcalde de Cervo autoriza 82 viviendas sobre un castro

ARCADIO SILVOSA - Lugo - 16/04/2008

El ayuntamiento lucense de Cervo, que preside Alfonso Villares, del PP, otorgó tres licencias para levantar 82 viviendas sobre el castro de A Atalaia, en la localidad de San Cibrao. El castro se encuentra en estos momentos parcialmente destruido por los trabajos de excavación que se iniciaron sobre una superficie de 1.000 metros cuadrados en una de las tres parcelas a edificar.

Los vecinos de Porto de Arriba, que habitan en las inmediaciones, se oponen a la construcción y ayer entregaron más de 300 firmas para solicitar la paralización de las obras. Además, cuentan con la colaboración de la asociación Lugo Patrimonio y de Adega. Las agrupaciones intentan preservar los restos que pudieran existir bajo los 2.000 metros cuadrados que ocupan las parcelas sobre las que aún no se inició ningún trabajo y que excavan los arqueólogos, supervisados por la Consellería de Cultura.
Patrimonio paralizó las primeras excavaciones de obra durante el tiempo máximo que permite la ley, un mes, pero los trabajos continuaron al disponer el promotor de licencia municipal. Aun así, Cultura incluyó este castro en el inventario de yacimientos arqueológicos. Fuentes de la consellería confirmaron que se presentó una denuncia ante el juzgado de Viveiro al comprobar que se realizaron "destrozos importantes" de restos arqueológicos. El director general de Patrimonio, Felipe Arias, confirmó que en las excavaciones que se realizan actualmente están apareciendo "restos castrexos y galaico-romanos". Pero los vecinos, Lugo Patrimonio y Adega exigen mayor concreción en las resoluciones oficiales.
Tomado de: http://www.elpais.com/articulo/Galicia/82/viviendas/castro/Cervo/elpepiautgal/20080416elpgal_18/Tes

Hallan dos hornos cerámicos de la época romana en Los Almendros

F. G.
PRIEGO. El servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Priego ha descubierto durante el destierro efectuado en la parcela del número 21 de la calle María Josefa del Mármol, en la urbanización Los Almendros de Priego de Córdoba, dos estructuras que han podido ser identificadas como hornos de producción cerámica de época romana, parcialmente excavados en el terreno natural. Los dos hornos documentados, construidos con adobes y ladrillos, se encontraban alineados, si bien variando algo la orientación de sus ejes mayores. En ambos casos se trata de dos hornos compuestos por una cámara de fuego, levantada por arcos paralelos, sobre la que se disponía una cámara de cocción, que era el lugar en el que se cocían los barros, en concreto ladrillos y tejas, según el servicio de arqueología del Ayuntamiento prieguense.
La estratigrafía natural del solar ha condicionado en buena medida la ubicación de los hornos, tanto por la topografía de superficie (una ladera apta para la ubicación semisoterrada de las estructuras) como la obtención in situ de las materias primas precisas (arcilla y agua, preferentemente).
Tomado de: http://www.abcdesevilla.es/20080416/cordoba-cordoba/hallan-hornos-ceramicos-epoca_200804160445.html

Monfortinos da Idade do Xeo

Os arqueólogos estudan no monte de Valverde os rastros de posibles asentamentos humanos de finais do Paleolítico
Autor:
Francisco Albo
16/4/2008

O equipo que investiga os poboamentos paleolíticos do sur lucense realizou onte unha nova prospección -que será a última que se faga neste punto dentro da actual campaña- no xacemento descuberto o ano pasado no monte monfortino de Valverde, un dos lugares de maior interese que se localizaron desde os inicios deste proxecto científico. Os arqueólogos efectuaron un pequeno corte no terreo e recolleron algúns vestixios de industrias prehistóricas que se suman a unhas duascentas pezas localizadas nos últimos días neste enclave, onde o ano pasado xa se encontraran tamén numerosos artefactos.
Todas as pezas que foron encontradas ata agora neste lugar caracterízanse polo seu pequeno tamaño e a finura da súa talla, que contrasta cos instrumentos localizados noutros puntos dos arredores de Monforte, considerablemente máis grandes e toscos. Baseándose na elaborada técnica destas industrias e na súa ubicación, os investigadores sitúan en principio este xacemento nunha época moi avanzada da prehistoria, o Paleolítico superior final, período que transcorreu hai entre 35.000 e 10.000 anos antes da nosa era e que coincide coa etapa final da última glaciación. Ao seu parecer, é moi probable que no monte de Valverde houbese entón asentamentos humanos de forma continuada. «As poboacións daquela época buscaban sempre sitios como este, que está nun lugar alto pero protexido e tamén moi estratéxico, porque permite controlar visualmente unha porción moi ampla do territorio», comenta o arqueólogo Arturo de Lombera, que codirixe estes traballos de campo xunto con Talía Lazuén.
Ampla visibilidade
A situación do xacemento distínguese efectivamente pola ampla visibilidade que proporciona. Encóntrase nun rechán da ladeira, por enriba dos 400 metros de altura, nunha zona ben abrigada do vento norte que ofrece unha espectacular panorámica da depresión monfortina. Desde este lugar, indican os investigadores, podíase vixiar perfectamente os rebaños de herbívoros que sen dúbida se desprazaban con frecuencia polo paso natural existente entre as depresións de Monforte e de Bóveda, por onde discorre hoxe a estrada LU-546. O emprazamento, por tanto, parece moi axeitado para unhas poboacións dunha época anterior ao descubrimento da agricultura e da gandería, que tiñan na caza unha fonte básica de subsistencia.
Na cima do monte, non moi lonxe do mencionado rechán, destaca a silueta dun grande penedo de cuarcita que, segundo os arqueólogos, puido ser utilizado como abrigo natural polos poboadores prehistóricos. Nos arredores desta formación rochosa, que aínda non foron examinados en detalle, apareceron tamén algúns artefactos. «Os penedos tamén puideron servir como punto de referencia para os poboadores, porque son visibles desde lonxe e así localizarían con facilidade o seu lugar de habitación cando andaban movéndose por outros sitios», apunta De Lombera.
As pezas arqueolóxicas achadas nesta zona apareceron na superficie do terreno -sen que se realizase por agora unha cata ou escavación propiamente dita-, pero o excelente estado de conservación dos materiais indica que non deben levar moito tempo expostos á intemperie. Os arqueólogos cren que a maior parte destas pezas deberon ser desenterradas en tempos aínda recentes, cando se habilitou unha pista que pasa por estas paraxes. Na súa opinión, é posible que no subsolo desta parte do monte -a uns 700 metros da aldea de Outeiriño, da parroquia de Ribas Altas- se conserve algún importante depósito de industrias paleolíticas. O lugar figura polo tanto entre os que están sendo seleccionados para realizar escavacións cando o proxecto de investigación estea nunha fase máis adiantada.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2008/04/16/0003_6737899.htm