Páginas vistas en total

sábado, 28 de junio de 2008

Un sistema informático «pionero» en Atapuerca revolucionará la investigación

El sistema plantea una revolución en el ámbito del trabajo de campo y análisis de datos.

Un sistema «pionero» en las excavaciones de Atapuerca, cuyo desarrollo está muy avanzado y que acaba de presentarse, revolucionará el análisis de datos del trabajo de campo y la investigación, mediante una aplicación informática que permite almacenar y recuperar en cualquier momento toda información.
Esta previsto que esta herramienta informática, denominada 3COOR Data Base y que supone «un hito» en la investigación arqueológica respecto a tradicionales técnicas de almacenamiento y de acceso de datos, esté plenamente operativa en «dos años», según sus responsables.
En su presentación, los responsables dijeron que el sistema forma parte de un acuerdo entre el Instituto Ibermática de Innovación (i3B) y el Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA).
En el acto de presentación de esta aplicación informática, celebrado en el yacimiento de Atapuerca, ubicado a 15 kilómetros al Este de Burgos, intervinieron, entre otros, el arqueólogo Eudald Carbonell, codirector de las excavaciones, y otros responsables del proyecto, como Antoni Canals, quienes insistieron en las bondades de este proyecto, que permitirá incluso a los excavadores «in situ» modificar de forma instantánea e inalámbrica los datos introducidos en un servidor.
Este proyecto supondrá el abandono del actual sistema de «catálogos» de información para dar paso a un servicio integrado y accesible a toda la comunidad científica, según Carbonell, quien defendió «protocolos abiertos» de información, «con más canales», para el logro de «una ciencia universal, con mentes más abiertas, mas inteligentes que aumenten el conocimiento».
Los trabajos para la implementación de este proyecto están muy avanzados, tras haber sido volcados ya al sistema informático alrededor del 75% de los datos relativos a restos arqueológicos encontrados en el yacimiento, desde el año 2000, según informaron responsables del proyecto, que lo describieron como «una iniciativa pionera en información integrada con todos los que participan», ya que involucra a toda la cadena de investigadores.
Es previsible que este proyecto, según sus responsables, se extienda a otros yacimientos, e incluso a otros ámbitos científicos; y por el momento, uno de los lugares de interés arqueológico en donde podría utilizarse en el futuro este sistema es el yacimiento del Machu Picchu, en el valle de Cusco en Perú.
La base de datos en Atapuerca contendrá la información estructurada que se consigue directamente en el yacimiento (incluidas fotografías de los objetos, dibujos, esquemas) y la que aportan los investigadores obtenida en el laboratorio, así como toda aquella información desestructurada que esté disponible.
Las personas que trabajan en los yacimientos de Atapuerca utilizan ya el nuevo sistema en el propio terreno, introduciendo todos los datos de los objetos hallados en unas PDAs, desde donde se envía la información, vía WiFi, desde el yacimiento, a una base de datos ubicada en las mismas excavaciones.
Esta herramienta tiene unas ventanas de consulta e introducción de datos para aportar la información obtenida en laboratorio, a la cual se puede tener acceso mediante Internet, para que toda la comunidad científica pueda beneficiarse de la información conseguida en Atapuerca.
Los restos encontrados en el yacimiento de Atapuerca permanecen a disposición del equipo investigador durante cinco años, y transcurrido ese tiempo, se almacenan en el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), actuando como depósito de Atapuerca.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2008/06/27/00031214588168659595663.htm

Descubren en Chile ocho momias Chinchorro de hace 4 mil 500 años

Tienen los vestigios un rango aproximado de antigüedad entre los 2 mil y 5 mil años antes de Cristo; de los ocho cuerpos encontrados, tres quedaron en el terreno, los demás fueron llevados a la Universidad de Tarapacá
Ocho momias de la cultura Chinchorro, tal vez los habitantes más antiguos de América, fueron encontradas por trabajadores que realizaban obras de restauración el Morro de Arica, a 2 mil 51 kilómetros al norte de Santiago.
Los cuerpos momificados de la cultura primitiva dedicada a la pesca y a la caza, estaban en perfecto estado de conservación y tendrían aproximadamente 4 mil 500 años.
"Estas momias tienen un rango aproximado de antigüedad entre los 2 mil y 5 mil años antes de Cristo", precisó el arqueólogo Calógero Santoro al diario El Mercurio.
Los Chinchorro fueron uno de los primeros pueblos en practicar la momificación. Las perfectas condiciones en las que se encuentran las momias o parte de sus cuerpos, revela el buen manejo que tenían de la técnica de momificar.
De los ocho cuerpos encontrados, tres quedaron en el terreno, mientras que los otros cinco fueron trasladados a instalaciones de la Universidad chilena de Tarapacá, donde se encuentran las momias descubiertas en años anteriores.
Una de las osamentas no será sacada del lugar de su descubrimiento, pues se pretende hacer un mausoleo de vidrio para que pueda ser observada por quienes frecuenten la zona.
Este no es el único hallazgo en el sector del Morro de Arica, el primer descubrimiento fue en 1983, donde quedaron al descubierto varios cientos de momias, que en un principio se pensaba que correspondían a cementerios de culturas precolombinas, sin embargo luego de ser sometidos a pruebas se comprobó que algunas tenían 7.000 años.
En el año 2005 se descubrieron 50 momias Chinchorro, de 6.000 años, que fueron encontradas por arqueólogos de la Universidad de Tarapacá durante la demolición de una vivienda.
En general, el descubrimiento de las momias o partes de ellas ha sido en el sector del Morro de Arica, lo que evidencia la existencia de lo que podría haber sido un antiquísimo cementerio de la cultura Chinchorro, que, se presume, se extinguió o emigró en los primeros siglos de la era cristina.
Las momias encontradas en la zona norte de Chile son anteriores a las de Egipto, convirtiéndose así en las más antiguas encontradas en el mundo. Por esta razón, el Consejo de Monumentos Nacionales de la región de Arica y Parinacota pretende que se le declare Patrimonio Arqueológico de la Humanidad.
MZR
Tomado de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/518311.html

Hallan restos humanos de mil 600 años

Historia. Valiosos vestigios de nuestra historia siguen abriéndose paso. (Foto: Andina)
Es una osamenta humana prehispánica y no una momia, afirma especialista. Podría haber más.

Importante hallazgo en Cajamarca. Restos humanos de una antigüedad aproximada de mil 600 años fueron hallados por un grupo de obreros cuando realizaban diversos trabajos de construcción en las oficinas del Hospital Regional de esa ciudad.
El arqueólogo del Instituto Nacional de Cultura (INC) Francisco Esquerre explicó que se trata de una osamenta humana prehispánica y no de una momia como se creyó en un principio. "(El hallazgo) carece de fardos funerarios y los restos están prácticamente expuestos", explicó el especialista, desestimando las primeras versiones.
Debido a la humedad de la zona, los restos hallados, a tres metros de profundidad, se encuentran en mal estado de conservación.
"Estamos frente a un entierro popular de un joven de unos 20 años", explicó Esquerre Fernández, durante la exhibición de los restos óseos a la prensa.
¿MÁS HALLASGOS?
El investigador precisó que Cajamarca (ciudad ubicada al noreste te del país) puede ser considerada una huaca que, ante cualquier excavación, podría dar lugar al hallazgo de momias u osamentas humanas, similares a la encontrada.
Los obreros que construyen las oficinas del nosocomio reportaron el hecho al Instituto Nacional de Cultura (INC) de dicha ciudad. De inmediato, estos enviaron sus especialistas para analizar los restos.
De acuerdo con las primeras observaciones, la osamenta pertenecería a la cultura Cajamarca y sería de clase social baja al no encontrarse accesorios en su entorno, como cerámicas u objetos metálicos que suelen hallarse en tumbas de personajes importantes.
DATOS
Historia. La cultura Cajamarca se asentó en el norte del Perú desde el 200 a.C. hasta 1.300 d.C. Se extendió desde Amazonas hasta las serranías de La Libertad y el norte del departamento de Áncash.
Desarrollo. El centro de mayor desarrollo fue el valle interandino de Cajamarca. Durante este período se construyeron fortalezas, por lo que se deduce que fue una época de conflictos, probablemente como consecuencia del aumento demográfico.
Tomado de: http://www.larepublica.com.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=228960&Itemid=0