Páginas vistas en total

jueves, 30 de octubre de 2008

El equipo que excavó el barrio de extramuros de Borneiro pide que se amplíen las investigaciones

Las últimas excavaciones se realizaron hace un año
Autor de la imagen: CASAL

El equipo de arqueólogos que excavó el castro de Borneiro decidió proponer a la Xunta una ampliación de los trabajos. El motivo es que las labores realizadas por el grupo comandado por Fidel Méndez pusieron de manifiesto que algunas de las ideas que había sobre esta zona, que da entrada al castro, no eran ciertas, por lo que sería importante poder conocerla a fondo.
Uno de los principales descubrimientos es que la instalación que hasta hace poco se consideraba un horno o el taller de un herrero era, en realidad, una pequeña sauna. Se encontró una pedra formosa con la que se cubría la entrada, algo que es normal encontrar en Portugal, pero que raras veces han aparecido en Galicia.
Los arqueólogos consideran que la sauna es, en realidad, una parte de una instalación más grande e importante que sería preciso sacar a la luz. El equipo de Méndez cree que en el barrio de extramuros aún queda mucho por hacer. El castro fue excavado por Ana Romero Masiá, que apenas trabajó en los alrededores y se centró en la zona de las casas. Recientemente se recuperó la entrada natural, por el barrio de extramuros y quedó de manifiesto que había una segunda muralla que rodeaba el recinto. Según Méndez, el barrio de extramuros acogía las construcciones públicas, por lo que podría explicar la forma de vida de la población castreña y sus costumbres. Por el momento no hay fecha para ampliar la excavación, pero los arqueólogos confían en que pueden ampliarse los trabajos en un espacio corto de tiempo.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/carballo/2008/10/30/0003_7270073.htm

Arqueólogos israelíes descubren escudo con figura de guerrero

Arqueólogos israelíes descubrieron en excavaciones junto al Muro de los Lamentos de Jerusalén un escudo antiguo con la figura de un guerrero.
Según informó hoy la Autoridad de Antigüedades de Israel, sobre la piedra negra se puede ver el relieve de un guerrero con una lanza. El escudo proviene seguramente del periodo del Primer Templo judío, que fue destruido en el año 587 antes de Cristo.
La Autoridad de Antigüedades, que calificó el hallazgo de poco común, dijo que el escudo perteneció a un hebreo llamado Hagab, probablemente un comandante militar del reino de Judea.
La pieza fue desenterrada en el interior de un edificio en el que se están realizando excavaciones.
DPA
Tomado de: http://www.milenio.com/node/105027

Descubren la inscripción hebrea más antigua

Arqueólogos israelíes anunciaron hoy el descubrimiento de lo que creen es la inscripción hebrea más antigua conocida, que se encuentra en un pedazo de cerámica u ostracon.
A partir de pruebas de radiocarbono, investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén determinaron que el trozo de cerámica data del siglo X Antes de Nuestra Era (A.N.E).
La pieza de cerámica de 15 centímetros de largo, por igual número de ancho, fue descubierta en Khirbet Qeiyafa, a 40 kilómetros al suroeste de Jerusalén.
Aún los expertos no han identificado la escritura en el ostricon, pero esperan que pueda revelar nuevos datos sobre las estructuras sociales y de gobierno en esa época, en que se cree se produjo la bíblica lucha entre David y Goliat.
“La cronología y geografía de la fortaleza es un exclusivo punto de encuentro entre la historia, la historiografía y los orígenes más tempranos del Reino de David", dijo en un comunicado Yossi Garfinkel, director del estudio.
rl/mor
Tomado de: http://www.prensalatina.com.mx/Article.asp?ID=%7B656A7714-FD4A-44BC-A9D5-AF87EE64F726%7D&language=ES

La antigua Ilurcis pudo localizarse en el paraje de Cantares

Molino de piedra de la Edad de Hierro encontrado en una excavación. /J. IMAZ



YACIMIENTO
Ubicación: Cerca de la Venta del Pillo, en el paraje de Cantares.
Estructuras arqueológicas: La doble muralla de unos 400 metros de largo, todo el cerro. Estructuras de habitación, muros de casas, molino de piedra y un posible lagar de aceite

M. RUIZ
ALFARO
En uno de sus paseos por el campo en la zona de la Venta del Pillo, en los términos de la Cañada o en el barranco de Cantares de Yerga, el ganadero alfareño Bernardino Martínez, arqueólogo por afición, vio como, al remover un tractor la tierra, aparecían unos restos cerámicos (que corresponderían a unos crisoles de fundición) y como cerca había restos de varias construcciones. «Entonces pensé que en ese lugar tendría que haber algo y llamé al arqueólogo Javier Imaz. Encontramos dos cuencos, en uno de ellos había inscripciones celtibéricas», relata Martínez.
Javier Imaz, al llegar al lugar, se encontró ante un yacimiento intacto que se podría fechar entre los siglos VI y III a.C., en el que no se asentó ninguna otra cultura sobre él, aunque si en las proximidades. «Era un poblado con importancia en su época. Una muralla es un elemento costoso y de lujo, y aquí hay un lienzo de doble hilada de unos 400 metros de largo y 2,5 metros de anchura en todo lo que es el cerro. Además hemos visto estructuras de habitaciones y actividades industriales: molino de piedra, un posible lagar de aceite y al menos 6 crisoles de fundición», explica el arqueólogo. Tras presentar los hallazgos en los Encuentros con la Historia de Alfaro este martes «iniciaremos los pasos para que la zona sea declarada Bien de Interés Cultural y que se elabore un protocolo de protección y un plan de actuaciones arqueológicas», señala Imaz. La única excavación que se ha hecho ha sido para desenterrar un molino de piedra de la Edad del Hierro. En el debate que sucedió a la ponencia una persona del público preguntó por la posibilidad de que allí se ubicara el asentamiento de Ilurcis, lo que para Imaz «es bastante aventurado aunque posible porque lo que se sabe es que la ciudad romana de Graccurris se fundó sobre la nada».

Descubren el canal por el que se cree que el rey David conquistó Jerusalén

Una arqueóloga israelí sostiene que un corredor natural que ha descubierto en la "Ciudad de David" es el canal que aparece mencionado en el Segundo Libro del profeta Samuel y que ha creado la opinión de que sirvió al rey bíblico para tomar Jerusalén.

Una arqueóloga israelí asegura haber encontrado el pasadizo subterráneo de agua por el que muchos investigadores creen que el rey David entró en Jerusalén, hace unos 3.000 años, para conquistarla de manos de los jebuseos. Eilat Mazar, de la Universidad Hebrea, sostiene que un corredor natural que ha descubierto en la "Ciudad de David" es el canal que aparece mencionado en el Segundo Libro del profeta Samuel y que ha creado la opinión de que sirvió al rey bíblico para tomar Jerusalén. "Todo el que hiera a los jebuseos, suba por el canal", dice ese libro en su capítulo 5, en el que se narra la conquista de la ciudad por el rey y que concluye: "David moró en la fortaleza, y le puso por nombre la Ciudad de David". Mazar considera que el canal descubierto es al que se alude en ese libro pero tiene reservas sobre si realmente sirvió para invadir la ciudad, y le atribuye únicamente funciones de purificación espiritual, informa hoy el diario Haaretz. Para ella, que esta noche presentará su descubrimiento en un seminario en la Universidad Hebrea de Jerusalén, el versículo de Samuel hace alusión al uso del canal sólo después de la conquista de la ciudad por los israelitas. Afirma que la Biblia relata que los soldados de David tuvieron que luchar contra guardianes "ciegos y cojos" y que, al hacerlo, según las normas de la época, se consideraban "impuros", por lo cual se purificaron con las aguas del manantial. Su interpretación se basa en la lectura que da al verbo "tocar", que aparece en la versión hebrea de la Biblia (en castellano es traducido por "subir"), y que según la experta era generalmente usado en contextos de purificación espiritual.Hasta hace poco se creía que el "canal" mencionado en Samuel era uno de los pozos descubiertos por el mítico explorador británico Charles Warren en el siglo XIX, pero recientes descubrimientos han descartado esta teoría.
Cincuenta metros del tunel estudiados
Nieta del famoso investigador Biniamín Mazar, que a finales de los sesenta dejó al descubierto grandes partes de la Jerusalén de la época del Segundo Templo (siglos VI a.C. a II d.C.), la especialista reveló que llegó al corredor subterráneo el pasado invierno, después de una nevada. Desde entonces, "hemos estudiado unos cincuenta metros del túnel y tiene dimensiones suficientes para el paso de personas", asegura. El itinerario corre de norte a sur por el exterior de las murallas de la ciudad de David, el yacimiento arqueológico más antiguo de la zona. Parte de un lugar próximo al Templo, y se prolonga por debajo de un edificio construido más tarde, y que Mazar identifica con el Palacio de David. Durante su reinado y después de éste, el manantial alimentó una piscina que había en la parte sureste del palacio. Restos de lámparas de aceite hallados en los estratos interiores demuestran que cinco siglos después fue utilizado como vía de escape por los habitantes de Jerusalén tras la caída de la ciudad en manos del monarca babilonio Nabucodonosor, alrededor del 586 a.C. "Desde entonces el canal cayó en el olvido, hasta que lo hemos vuelto a descubrir nosotros", sostiene. A diferencia de su abuelo, Eilat Mazar centra su investigación en la época del Primer Templo, entre el siglo X y el VI a.C. Aunque de reputación académica intachable, algunas de sus campañas son financiadas por la Fundación Elad, que también se dedica a comprar inmuebles a palestinos de la aldea de Siloé, en la parte este de Jerusalén y donde se halla la "Ciudad de David", con el objetivo de "judaizar" la ciudad.
Tomado de: http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.28773