Páginas vistas en total

martes, 16 de septiembre de 2008

Mejoran el firme de una pista forestal de Baiona con restos arqueológicos del siglo IV


FOTOS: A. M.

Los vestigios llegaron mezclados entre los escombros de una obra de Panxón
Autor:
Alejandro Martínez
Las excavaciones realizadas para la construcción de un geriátrico en Nigrán sacaron a la luz el año pasado uno de los yacimientos arqueológicos más interesantes de la comarca pontevedresa del Val Miñor. Una parte de esos materiales ha acabado ahora formando el relleno de cascotes que la comunidad de montes de Bahíña, en Baiona, ha utilizado para acondicionar una pista forestal.
Pedazos de tejas, restos de ánforas, un molino de piedra circular y diversos elementos tallados del siglo IV han servido para dar consistencia a un camino cercano al embalse que abastece de agua potable al municipio y que sirve para acceder a la estación de petroglifos conocida como Outeiro dos Lameiros.
La empresa constructora depositó hace tres meses estos materiales mezclados entre los escombros con el permiso de la comunidad de montes, que suele aprovechar los residuos de obras para reformar los accesos de la zona forestal.
Poco después, unos senderistas con conocimientos de arqueología localizaron los restos de manera casual y denunciaron el caso ante la Consellería de Cultura, que mantiene abierta una investigación.
La pista forestal aún continúa albergando restos arqueológicos. Un miembro del Instituto de Estudios Miñoranos encontró hace una semana un pedazo de dintel con motivos ornamentales que encaja con otra pieza similar localizada anteriormente.
El presidente de la comunidad de montes de Bahíña, Antonio Mijón, afirmó ayer que ellos desconocían que hubiera vestigios de otra época mezclados entre los cascotes que recibieron para esparcir en el sendero.
Mostró su preocupación por que estos hallazgos puedan ofrecer pistas falsas sobre los primitivos pobladores del monte comunal en un momento en el que estudian un proyecto para la revalorización patrimonial del entorno.
Residencia geriátrica
Los restos arqueológicos proceden de las obras de la residencia de la tercera edad que la Fundación San Rosendo promueve frente a la playa Madorra, en la localidad de Panxón.
El solar que ocupa la nueva residencia albergó en el siglo IV una importante factoría dedicada a la creación de materiales de construcción y su comercialización por vía marítima.
Las excavaciones realizadas el año pasado permitieron localizar en esta zona el único alfar del que se tiene noticia en Galicia, un lugar destinado a la fabricación de arcilla para la creación de tejas, ladrillos y algún tipo de ánforas. Los arqueólogos recogieron entonces miles de piezas de cerámica para su posterior análisis y conservación.
La Xunta enviará a un museo las piezas encontradas en el relleno de un sendero de Baiona
Patrimonio y la Policía Autonómica investigan la procedencia de los materiales
Autor:
Alejandro Martínez
La Consellería de Cultura enviará a un museo público los restos arqueológicos más interesantes que han aparecido dentro del relleno de escombros que la comunidad de montes de Bahíña, en Baiona, utilizó para acondicionar una pista forestal.
La mayoría son pequeños trozos de tejas y de cerámica de unos 1.600 años de antigüedad, y destaca una pieza tallada que podría haber formado parte de una construcción romana. Los hallazgos están actualmente en manos del particular que los encontró de manera casual mientras paseaba por el monte, hasta que los responsables de Patrimonio determinen el lugar en el que queden depositados definitivamente.
Los arqueólogos de Patrimonio y la Policía Autonómica mantienen abierta una investigación para determinar el origen de los restos arqueológicos.
El presidente de la comunidad de montes de Bahíña negó ayer que procedan de las obras del geriátrico que la Fundación San Lorenzo está construyendo en Panxón. Los arqueólogos descubrieron en este lugar los restos de un antiguo alfar. El equipo dirigido por la especialista Rosa Villar se encargó de recuperar todos estos vestigios, que ya han sido catalogados en un inventario y han sido objeto de un estudio que se dará a conocer dentro unos meses.
La Fundación San Rosendo llevará a cabo, además, un proyecto de musealización del entorno de la residencia de ancianos para que el público pueda apreciar el yacimiento.
Una obra de Panxón
La comunidad de montes recibió los restos arqueológicos mezclados entre los escombros de la obra de construcción de un edificio que está situado en el centro de Panxón, a unos 50 metros de donde se encuentran las obras del geriátrico.
Se trata de una promoción de viviendas iniciada por el empresario del Val Miñor Carlos Rocha, que el pasado mes de enero fue detenido por un presunto delito de blanqueo de dinero en el marco de una operación del Servicio de Vigilancia Aduanera.
Las obras de este edificio comenzaron el año pasado sin licencia municipal e incluyeron la realización de unas excavaciones que se llevaron a cabo sin seguir ningún control arqueológico.
Por este motivo aparecieron restos de la época romana mezclados entre los escombros que la comunidad de montes utilizó para aumentar la consistencia de una pista forestal.
Para el arqueólogo de Baiona Xosé Lois Vilar, este caso supone un problema de contaminación en el monte que en el futuro podría también desorientar a los investigadores, así como una muestra de cómo el crecimiento urbanístico está acabando con el rico patrimonio arqueológico de Panxón. Algunas piezas procedentes de esta localidad están en manos de particulares. Hace diez años fue subastado un mosaico de gran valor, que fue adjudicado a un coleccionista inglés, después de que no pujara ninguna institución gallega.

Descubren una nueva especie de hormiga que podría ser la más antigua del planeta

Se trata del insecto más antiguo que todavía vive en la Tierra.
La especie podría tener unos 120 millones de años.
Ha sido localizada en la selva del Amazonas

Unos biólogos alemanes han descubierto una nueva especie de hormiga que creen es la más antigua del planeta.

Un grupo de investigadores del Museo de Historia Natural de Karlsruhe se encontró el insecto de tres milímetros de longitud en 2007 en la selva del Amazonas, y espera que ayude a conocer la evolución primitiva de las hormigas.
"Es el hallazgo más espectacular de mis 26 años de carrera con diferencia", dijo el martes el biólogo del museo Manfred Verhaagh.
El insecto más antiguo
El insecto, parecido a una avispa en miniatura y diferente a otras hormigas, se remonta probablemente a 120 millones de años, lo que lo convierte en el más antiguo que todavía vive en la Tierra, dijo Verhaagh.
Los científicos utilizaron muestras de ADN de su pata delantera para establecer su antigüedad. El último descubrimiento de una nueva especie de hormiga fue en 1923, añadió.
Tomado de: Un grupo de investigadores del Museo de Historia Natural de Karlsruhe se encontró el insecto de tres milímetros de longitud en 2007 en la selva del Amazonas, y espera que ayude a conocer la evolución primitiva de las hormigas.
"Es el hallazgo más espectacular de mis 26 años de carrera con diferencia", dijo el martes el biólogo del museo Manfred Verhaagh.
El insecto más antiguo
El insecto, parecido a una avispa en miniatura y diferente a otras hormigas, se remonta probablemente a 120 millones de años, lo que lo convierte en el más antiguo que todavía vive en la Tierra, dijo Verhaagh.
Los científicos utilizaron muestras de ADN de su pata delantera para establecer su antigüedad. El último descubrimiento de una nueva especie de hormiga fue en 1923, añadió.
Tomado de: http://www.20minutos.es/noticia/412296/0/hormiga/millones/anos/

Hallan en Egipto restos de templo y estatua de Ramsés II

Los vestigios fueron localizados al norte de El Cairo; al interior del templo, de gran tamaño, se encontró una tumba

Arqueólogos egipcios han descubierto los vestigios de un enorme templo y una estatua del faraón Ramsés II en el área de Ein Shams, en el noreste de El Cairo, informó hoy la agencia oficial egipcia de noticias MENA.
El templo, según los arqueólogos citados por MENA, es uno de los monumentos de gran tamaño que Ramsés II erigió en Ein Shams, lugar que fue un importante centro religioso desde la Época Predinástica egipcia.
Asimismo, en el interior de este edificio los expertos localizaron restos de una tumba, lo cual confirma que los antiguos egipcios acostumbraban a construir los sepulcros dentro de los templos para protegerlos.
A su vez, descubrieron trozos de piedra caliza que fueron empleados para solar el templo, así como otros materiales, además de los restos arqueológicos.
De Ramsés II -uno de los más importantes faraones del antiguo Egipto- se conocía hasta la fecha que había sido erigido un templo en su memoria hace 3 mil 300 años en Abu Simbel, en la región de Nubia (a mil 200 kilómetros al sur de El Cairo).
En las paredes del interior de ese santuario -uno de los sitios arqueológicos del mundo más visitados por los turistas- se muestran varias estatuas e imágenes de este faraón, que nació en 1304 y murió en 1237 antes de Cristo.
En sus expediciones militares hacia el sur y el noreste, Ramsés II incrementó el poder del imperio y alcanzó su mayor gloria en su guerra contra los hititas, pueblo guerrero procedente de Anatolia (actual Turquía).
cvtp
Tomado de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/538531.html

El tesoro de Santa María

Dos operarios extraen materiales del interior de la fosa de época romana.

Aparece una gran cantidad de restos de época prehistórica calcolítica, fenicia, romana y de los siglos XVII y XVIII en unas excavaciones previas a los trabajos de construcción de viviendas en el barrio gaditano
Pilar Hernández Mateo

La época calcolítica, Gadir, Gades, el Cádiz comercial de los siglos XVII y XVIII... Más de tres mil años de historia laten bajo esta ciudad y poco a poco van saliendo a la luz detalles que nos ayudan a comprenderla. El último tesoro histórico se ha encontrado en el barrio de Santa María, donde han aparecido restos arqueológicos "de gran valor documental, que aportan una visión de conjunto de la evolución de esta zona de la ciudad y de sus habitantes desde la prehistoria hasta la época moderna", según el arqueólogo Francisco Blanco. Unas excavaciones previas a la construcción de viviendas para jóvenes en régimen de alquiler con opción a compra en cinco fincas de las calles Mirador y Santo Domingo, han sacado a la luz una gran cantidad de restos de diversas etapas históricas. Los trabajos, que comenzaron en julio y acaban de detenerse temporalmente, los ha llevado a cabo la empresa municipal Procasa con la supervisión de la Junta de Andalucía. "Pese a que la zona está muy destruida y los niveles de ocupación antiguos están muy superficiales debido a las edificaciones modernas y los aljibes, hemos encontrado cuatro frentes muy importantes de cara a la investigación de la historia de Cádiz. Más concretamente del barrio de Santa María", expresa Francisco Blanco. Los niveles más antiguos que se han encontrado son de la época prehistórica calcolítica. Se trata de restos de talleres de industrias líticas fechadas sobre el año 1.300 a.C. y que corresponderían a los primeros pobladores de Cádiz. "No se han encontrado huellas de fogata, fondos de cabañas ni alimentos, así que no vivían allí, sólo trabajaban. Realizaban pequeños utensilios para el uso cotidiano", comenta Blanco, quien desvela que hasta ahora han recogido más de 2.000 piezas de sílex talladas, asociadas a cerámica hecha a mano.También se han localizado seis enterramientos de época fenicia, con ritual funerario de incineración semejante a otros encontrados en Cádiz. Corresponderían al periodo de entre la segunda mitad del siglo VII y principios del siglo VI a.C. Blanco considera que pueden pertenecer a un clan o grupo familiar. De estos enterramientos, sólo dos se conservan prácticamente intactos, con sus ajuares incluidos. Uno correspondería a un adulto y el otro es infantil. Estas tumbas están asociadas a una fosa ritual, que es donde se depositaban los restos alimenticios y recipientes utilizados en el banquete funerario. El arqueólogo cuenta que en la fosa "ha aparecido material muy interesante de ese ritual". Lo más importante, "por su significado y por ser la primera pieza de este tipo encontrada en Cádiz, son los restos de una copa corintia llamada Kotyle que hemos podido fechar entre el 600 y el 570 a.C.".En el solar, se ha encontrado algún estrato de época tardopúnica-romana republicana, pero de escasa relevancia para el estudio. De lo que sí se puede alcanzar un mayor conocimiento es del urbanismo de la época correspondiente a la creación de la neápolis romana, potenciada por Balbo el Menor. "Hemos tenido la suerte de encontrarnos en una fosa de 2,5 metros de diámetro todos los despojos vertidos de una casa de época romana fechada hacia la segunda mitad del siglo I d. C., que nos sirven para documentar el tipo de materiales de construcción, utensilios domésticos de la época y dietas alimenticias", declara Blanco. Hasta ahora han alcanzado cuatro metros de profundidad, pero en octubre continuarán excavando y todavía pueden encontrar más restos.Los hallazgos más modernos son materiales arqueológicos y alimenticios que han aparecido en el interior de dos pozos (basureros) de la época comercial de Cádiz, desde el siglo XVII hasta la época de la Casa de la Contratación (siglo XVIII). Entre ellos, abundante cerámica de cocina bizcochada y vidriada, de producción local, peninsular o importada, producto del comercio intenso que Cádiz tuvo desde el siglo XVI al XIX. También han aparecido botellas y tarros de vidrio, algunas monedas, fichas realizadas con cerámica, pipas de caolín y algunos objetos de bronce como medallas.Esta no es la primera vez que aparecen restos arqueológicos en Santa María, pero este solar, en palabras de Francisco Blanco, "es uno de los principales excavados hasta la fecha, que nos documenta en tiempo e intensidad de materiales cómo vivían, qué objetos utilizaban y de qué se alimentaban culturas tan diversas como el calcolítico prehistórico, la época fenicia, la romana o la moderna de los siglos XVI al XIX". Para este arqueólogo, "sin lugar a dudas, el estudio e investigación de estos materiales ampliará notablemente el estudio de Cádiz en el aspecto arqueológico, tanto para conocer los talleres de industrias líticas prehistóricas, como los enterramientos de la época fenicia y los periodos urbanísticos romanos y modernos".Las piezas encontradas, una vez clasificadas e inventariadas, se depositarán en el Museo de Cádiz.Todavía queda un 20% de la superficie por excavar. Los trabajos arqueológicos continuarán cuando terminen las demoliciones, en el mes de octubre, y Blanco asegura que esa parcela todavía tiene mucho que decir. También espera que "nuevos solares en fase de edificación a corto o largo plazo, tanto por parte del Ayuntamiento como de la Junta, nos amplíen el conocimiento histórico del barrio de Santa María de nuestra ciudad".
Tomado de: http://www.diariodecadiz.es/article/ocio/229626/tesoro/santa/maria.html

Una paleontóloga española desarrolla un sistema para calcular el peso de mamíferos extinguidos

La paleontóloga del Departamento de Investigación de Paleobiología del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont, Soledad de Esteban Trivigno, ha desarrollado un modelo matemático para calcular el peso de mamíferos extinguidos.
La investigación, publicada en la revista 'Journal of Morphology', establece los puntos clave en un esqueleto que permiten conocer el peso del mamífero con fiabilidad. Para llegar a este sistema, Esteban ha aplicado los cálculos a un grupo de mamíferos que incluyó a los perezosos y a los armadillos, denominado Xenartha.
La paleontóloga ha llegado a esta conclusión tras estudiar más de 300 esqueletos de mamíferos actuales, con cerca de 10.000 mediciones.
Tomado de: http://www.europapress.es/epsocial/ciencia-00418/noticia-paleontologa-espanola-desarrolla-sistema-calcular-peso-mamiferos-extinguidos-20080915172056.html