Páginas vistas en total

sábado, 26 de julio de 2008

Hallados en Becerreá los adornos más antiguos del noroeste español

En Valdavara está siendo efectuada una excavación en el interior de la cueva y otra en el exterior
Autor de la imagen: USC

Lugo ya suma siete conchas del molusco «Dentalium», de las ?que solo se conocen 31 ?en la cornisa cantábrica
En la cueva de Valdavara están saliendo a la luz vestigios de la actividad humana de hace 17.000 años
Autor:
Benigno Lázare
22/7/2008

Los objetos de adorno más antiguos de todo el noroeste peninsular fueron localizados en los últimos días en la cueva de Valdavara, en el municipio lucense de Becerreá. Las excavaciones están siendo llevadas a cabo por el Grupo de Estudos para a Prehistoria do Noroeste, de la USC, en colaboración con un equipo de la Universitat Catalá Rovira y Virgili y comenzaron el año pasado con el hallazgo de abundantes restos del Paleolítico superior, que fueron datados mediante el sistema del carbono 14 en 17.000 años atrás.
Los adornos localizados ahora consisten en elementos de collar realizados con conchas de Dentalium , un molusco de origen marino. Según el catedrático de la Universidade de Santiago Ramón Fábregas, «son a evidencia máis antiga do adorno persoal no noso país». En esta parte de la Península, hasta ahora solamente se conocía el colgante pétreo de Férvedes II, en Lugo, atribuido por su asociación con el conjunto lítico en el que fue hallado al período Magdaleniense, al que pertenece la cueva de Becerreá. En conjunto, van recuperados siete pequeños Dentalium de los 31 localizados en toda la cornisa cantábrica.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2008/07/22/0003_7002947.htm


Localizados en Valdavara más restos humanos de la Edad del Bronce
Los arqueólogos suponen que pertenecen a dos individuos jóvenes que ya fueron hallados el año pasado
Autor:
Benigno Lázare
25/7/2008

Las excavaciones arqueológicas de Valdavara siguen proporcionando hallazgos a pesar de que los trabajos propiamente dichos están comenzando en una parte, tras las jornadas previas dedicadas a su limpieza. Ayer fueron localizados restos óseos de dos individuos jóvenes. Según explicó el director de los trabajos, Manuel Vaquero, los materiales que acaban de localizar son pequeños restos del cráneo y de las costillas.
Dado que aún no dispusieron de tiempo para analizar los restos, el arqueólogo matizó que los datos corresponden a estimaciones. Sin embargo fueron localizados en el mismo lugar en el que en la campaña del año pasado descubrieron restos óseos de dos personas muy jóvenes, una de dos años y otra de seis o siete meses. En consecuencia, consideran que los localizados ahora pertenecen a los mismos individuos, de los que es previsible que sigan encontrando más huesos en días o semanas sucesivos.
El hallazgo tuvo lugar en Valdavara II, que es la segunda de las excavaciones que están siendo realizadas en el mismo lugar pero en diferente sitio. En tanto que los restos más antiguos corresponden a Valdavara I, en el interior de la cueva, los del exterior están datados entre la Edad del Bronce y el período Calcolítico o Edad del Cobre, con una antigüedad de entre 3.000 y 4.000 años.
Según señaló Vaquero, los restos humanos encontrados el año pasado ya están bien estudiados y las posibilidades de que los de la actual campaña pertenezcan a los mismos niños son muy grandes, por lo que en esta ocasión ya se conocen de antemano muchos más datos, a la espera de llevarlos al laboratorio y corroborar las suposiciones anunciadas.
El principal hallazgo de Valdavara tuvo lugar hace pocos días, con la aparición de los objetos de adorno más antiguos del noroeste peninsular. Son elementos de un collar elaborados con conchas de Dentalium, un molusco que por su origen marino aportó muchos más datos para el estudio de la actividad humana en el Paleolítico Superior, hace 17.000 años. La localización de estas piezas, de las que solo se conocen 31 en toda la cornisa cantábrica, ratifica la comunicación entre los habitantes del interior y de la costa.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2008/07/25/0003_7010659.htm


Los arqueólogos desentierran más vestigios del Paleolítico Superior
Nuevos hallazgos ?en Lugo completan ?el mapa de la prehistoria arcaica
Yacimientos en cuevas y en la cuenca media del Miño suman objetos y datos sobre la vida de los cazadores
Autor:
Xavier Lombardero
27/7/2008

El Magdaleniense inferior-medio, época prehistórica poco documentada hasta ahora en Galicia y perteneciente al Paleolítico Superior cuando todavía los hombres eran cazadores y recolectores, está saliendo a la luz con las excavaciones realizadas en cuevas y yacimientos al aire libre en la cuenca media del Miño. El reciente hallazgo en la gruta becerrense de Valdavara de varios elementos de un collar realizado con conchas marinas hace unos 17.000 años es un nuevo avance en un campo donde Galicia quedó descolgada (aquí la moda eran el megalitismo y los castros) respecto a lo que iba apareciendo en el corredor rupestre de la cornisa Cantábrica, desde Francia hasta Asturias, que acaba de ser reconocido por la Unesco como patrimonio de la humanidad.
«Ha habido una insuficiente investigación y están los condicionantes de que no existen tantos relieves calizos y cuevas como en otras áreas ibéricas», reconoce el catedrático de la Universidade de Santiago Ramón Fábregas Valcarce, director de este proyecto que busca huellas del Pleistoceno en la depresión de Monforte y cuevas de O Courel. «Es cuestión de tiempo, en Portugal tampoco hay pinturas pero sí grabados paleolíticos», explica respecto a la posibilidad de futuros hallazgos. Ni siquiera descartan la aparición de homínidos. De momento, tienen un adorno más y 50 yacimientos sondeados en el Val de Lemos y Ribeira Sacra, con cientos de artefactos líticos recuperados.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2008/07/27/0003_7016220.htm

La aparición de más restos arqueológicos bloquea las obras de Rosalía de Castro

Estado en que se encuentran los trabajos en los terrenos de Rosalía de Castro II. / e. rouco

Operarios que trabajan en la cimentación perimetral encontraron un murete a más de cuatro metros de profundidad
CH. GARCÍA / VIGO
Un nuevo bloqueo para las obras de la urbanización de Rosalía de Castro II, que permitirán abrir definitivamente la calle por su lado este. La aparición de más restos arqueológicos ha obligado a que los técnicos de Patrimonio vuelvan al lugar para estudiar la procedencia del hallazgo. En esa zona, además de la apertura completa de la calle y su enlace con García Barbón y de dos parkings, se construirán nueve edificios residenciales, uno de los cuales se destinará a un hotel de cuatro estrellas que explotaría una cadena de implantación nacional.El hecho se produjo cuando operarios que trabajan en la cimentación perimetral de las distintas parcelas -trabajos que fueron autorizados por la consellería- descubrieron lo que podría ser una especie de murete. En una primera evaluación no se pudo datar la fecha en que habría sido construido, por lo que tendrán que ser los arqueólogos que se encargaron de los estudios anteriores en la zona los que se hagan cargo de la pieza.CompromisoEsta circunstancia lleva consigo, según los promotores de la urbanización, un nuevo retraso hasta que se decida si los restos ahora encontrados deben conservarse o si, por el contrario, no merece la pena.Los arqueólogos que exploraron la zona de Rosalía de Castro II habían realizado sus trabajos hasta cuatro metros de profundidad. De hecho, cuando concluyeron su labor en el solar colocaron una especie de plásticos a modo de guía para saber hasta qué nivel se había llegado. A partir de ahí, los operarios de las constructoras pudieron iniciar los trabajos de cimentación perimetral, previos a la excavación de los terrenos para la posterior construcción. No obstante, el compromiso adquirido pasaba por que si se encontraba algún resto por debajo de esa cota, las empresas deberían avisar de inmediato al grupo de arqueología para que realizase nuevos estudios. Es lo que ha ocurrido ahora.La profundidad máxima a la que llegarán las excavaciones para los cimientos de los edificios será de nueve metros. Esta cota permitirá la construcción de tres sótanos para cada uno de los inmuebles. Además, una profundidad mayor acarrearía problemas para el saneamiento de la zona al sobrepasar la línea de la capa freática de las mareas, según los técnicos.Precisamente, los propietarios de parcelas en la zona, hasta seis promotoras diferentes, pretenden llegar a un acuerdo con la Consellería de Cultura para evitar que apariciones de más restos en el subsuelo, por debajo de la cota ya examinada por los arqueólogos, produjese nuevos parones en las obras, como podría ocurrir ahora.Zona de protecciónEl solar que ocupa la urbanización de Rosalía de Castro II había quedado libre de realizar catas arqueológicas en las catalogaciones que figuraban en el Plan Xeral de 1993, todavía en vigor y por el que se rige esa actuación. No obstante, al aparecer restos de yacimientos en la excavación para la prolongación del túnel de Beiramar fue patrimonio de la Xunta quien obligó a la realización de dichas catas en ese ámbito. Con el tiempo se demostró como una zona importante de hallazgos, cuyo estudio se prolongó mucho más allá de los seis meses del contrato inicial con los arqueólogos.La junta de compensación para la urbanización de esa zona se constituyó en septiembre de 1994. El proyecto de compensación data de mayo de 2005.
Tomado de: http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008072600_2_245463__Gran-Vigo-aparicion-restos-arqueologicos-bloquea-obras-Rosalia-Castro