Páginas vistas en total

miércoles, 29 de octubre de 2008

Hallan en Aquis canalizaciones y parte de un miliario del siglo III

En Aquis Querquennis acabaron las excavaciones de la nueva campaña y no han desvelado grandes elementos como se podría esperar. Las actuaciones fueron en la zona suroeste de este gran espacio campamental romano. El arqueólogo Santiago Ferrer Sierra señala que lo único que encontraron fue una red de canalización desde los hórrea y otra que sale de lo que fue el valetudinarium u hospital y que se unen para discurrir posiblemente hacia las letrinas.
«Esas canalizacións teñen unha sección pequena, son de granito e teñen aproximadamente 20 x 20 centínetros. A lonxitude achégase ós trinta metros», indica Ferrer. Hace unas semanas otro hallazgo se produjo en una finca entre el yacimiento arqueológico y el centro de interpretación. Es el trozo de un miliario que «por azar», dice Ferrer, apareció tirado. Ese trozo de granito tiene un metro de altura y es de la época del emperador Máximino y su hijo Máximo, del siglo III de nuestra era. «Non marca millas porque non se conserva esa parte», indica el arqueólogo.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/ourense/2008/10/28/0003_7262626.htm

Las auténticas minas del rey Salomón

Descubren en Jordania una inmensa fundición datada en la época del rey judío
El hallazgo revela que las minas existieron, pero no eran de oro, sino de cobre
ROSA M. TRISTÁN
MADRID.- Cuenta la Biblia que el rey Salomón fue un rey judío, que además de ser justo, llevó a su pueblo la prosperidad, quizás por unas legendarias minas de oro que le hicieron nadar en la abundancia. Ahora, un equipo internacional de arqueólogos ha desvelado que esas minas realmente existieron, pero fueron de cobre.
Esto es lo que se deduce del trabajo dirigido por Thomas Levy, de la Universidad de California (EEUU) y por su colega Mohammad Najjar, de Amigos de la Arqueología en Jordania.
Su equipo ha encontrado en Khirbat en-Nahas, en el distrito jordano de Faynan, claros indicios de que hace unos 3.000 años allí existieron unas importantes minas y una industria de fundición del cobre. Por la fecha de sus dataciones, bien pudieran ser las que sirvieron al Rey Salomón como suministro de un metal que servía tanto para fabricar armas como herramientas.
El lugar ya había sido excavado en los años 30 del siglo pasado por el norteamericano Nelson Glueck, quien ya aseguró que en Faynan estaban las minas del rey Salomón, pero luego se desdijo y las excavaciones en la zona no se retomaron hasta 2002.
Ha sido a partir de entonces cuando, en un área de 10 hectáreas, han aparecido más de seis metros de profundidad de escoria y ruinas de las antiguas minas.
Los hallazgos más recientes, en la campaña de 2006, han sido un escarabajo y un amuleto egipcio que, junto con las últimas dataciones con radiocarbono, sitúan la época de esplendor de Khirbat en-Nahas en el siglo X a. de C., lo que confirmaría el relato bíblico sobre los reyes David y Salomón.
Es decir, las minas funcionaron tres siglos antes de lo que se creía hasta ahora. Los autores del trabajo, según explican esta semana en la revista 'Proceedings of National Academy of Science' (PNAS), documentan un pico de actividad en las minas en el siglo IX a. de C., y ello da también la razón a la historia sobre el reinado de los edomitas, una nación hermana de los israelitas que, según la Biblia, alcanzó un gran poder al sur del Mar Muerto, justo donde hoy está el distrito de Faynan.
Biblia y realidad
Esta confirmación de una leyenda bíblica daría una vuelta de tuerca a las investigaciones que relacionan el texto religioso con la realidad. Entre las dos guerras mundiales (1918-1939) ya se vivió una auténtica Edad de Oro de la arqueología bíblica: se cuenta que los investigadores iban al campo con una paleta en una mano y el texto en la otra para tratar de casar, aunque fuera a la fuerza, fe y realidad.
Sin embargo, en los años 80 hubo un cambio de tercio: el consenso general indicaba que la Biblia fue corregida totalmente en el siglo V y sus hechos no eran reales. Es más, se pensaba que en la región de Edom no llegó la Edad de Hierro hasta 2.000 años después.
Thomas Levy, no obstante, decidió volver a excavar a este lugar del desierto jordano, aunque llevando consigo las tecnologías más novedosas. «Los datos de la primera excavación sistemática revelan evidencias de sociedades complejas que eran muy activas entre los siglos X y IX antes de Cristo, y eso va a reabrir los debates», asegura.
En concreto, han encontrado un centenar de edificios y una fortaleza en medio de una gran extensión cubierta de escoria negra, visible incluso en Google Earth. Los seis metros de profundidad en toda esa basura son un sorprendente bastón de medida de los cambios sociales y tecnológicos que se sucedieron a lo largo de la Edad de Hierro, hace entre 3.200 y 2.500 años.
Los análisis del radiocarbono de las maderas y las semillas encontradas en el lugar, analizadas en Oxford por Thomas Higham, confirmaron que en las minas se trabajaba en la época de los antiguos reinos de Israel y Edom.
Pistas importantes han sido, por ejemplo, los dos objetos egipcios hallados en el yacimiento. ¿Qué hacían allí un escarabajo y un amuleto con la cabeza de un león? El equipo de Levy los encontró justo en una capa que se correspondería con la época en la que el faraón Shishak hizo una gran campaña militar en la región, una vez que Salomón había fallecido, con la que intentaba acabar con su próspera actividad económica.
"Para llegar a estas conclusiones hemos utilizado las herramientas más modernas. Por ejemplo, hemos realizado una reconstrucción digital del lugar en tres dimensiones y hemos utilizado un sistema de información geográfica (GIS) que elimina cualquier error humano. Esta investigación representa la confluencia entre los datos arqueológicos y científicos y lo que cuenta la Biblia, todo con métodos objetivos, que permiten evaluar los resultados de forma desapasionada", hace hincapié Thomas Levy.
Esta afirmación tiene sus motivos, dado que la arqueología religiosa siempre ha estado plagada de controversias y debates. De momento, Levy sigue trabajando en Jordania, pero ahora con una sociedad de conservación de la naturaleza para que se preserve el entorno de Khirbart en-Nahas y con el objetivo de que un día sea declarado Patrimonio de la Humanidad.
Tomado de: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/27/ciencia/1225132663.html

Revelador descubrimiento de antiguo asentamiento egipcio

Especial para EL DIA de National Geographic
Un asentamiento de adobe muy bien conservado, descubierto en el sur de Egipto, ofrece una rara visión sobre la vida cotidiana de Egipto hace unos 3.000 años, anunciaron arqueólogos en fecha reciente.El sitio de Tell Edfu incluye un centro público, que era usado para recolectar impuestos, realizar negocios, registrar cuentas y escribir documentos. El descubrimiento traza la imagen de un sistema relativamente avanzado de una sociedad donde el comercio desempeñó una parte muy substancial de la vida cotidiana, según la universidad de Chicago y el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.Hasta ahora, la información sobre la vida común en Egipto provenía en su mayor parte de papiros y otros documentos. Parte de la causa es que los arqueólogos se habían concentrado en monumentos y artefactos de oro asociados con la realeza."Los asentamientos de poblaciones no han sido muy explorados. Los arqueólogos no están muy interesados en ellos", dijo Nadine Moeller, líder de la misión, y profesora adjunta de arqueología egipcia en el Instituto de Estudios Orientales de la universidad de Chicago. "Esas poblaciones fueron construidas con adobe. Por lo tanto, no son tan glamorosas como la arquitectura de piedra".DESCUBRIMIENTO INESPERADOEl asentamiento fue descubierto hace varios años cerca del templo de Edfu, uno de los grandes y mejor conservados templos del antiguo Egipto.El centro de la población contiene un pasillo abierto con ocho silos, que eran usados en parte para recolectar granos como pago de impuestos de los campesinos. Los silos tienen entre 5,5 y 6,5 metros de diámetro, y son los más grandes hallados en un centro de población egipcio, dicen los arqueólogos.Encima de los silos hay contenedores rectangulares con ceniza para protegerlos de las pestes. Los silos son de las 17ma. dinastía, que se prolongó de los años 1570 al 1540 antes de Cristo. Todo el complejo estaba adscrito a un salón de 16 columnas, parte del antiguo palacio de un gobernador que fue transformado posteriormente en un centro de comercio y de administración, dicen los arqueólogos.IGNORANDO EVIDENCIASParte de la razón de que tan poco se conozca de los asentamientos básicos del antiguo Egipto es porque hay muy pocos. Muchos fueron destruidos durante miles de años de construcción, o por granjeros que usaron el barro del río Nilo como fertilizante al comienzo del siglo XX.Los arqueólogos también dicen que el interés por estudiar asentamientos del antiguo Egipto sólo floreció en los últimos 20 ó 30 años.Vivian Davies es una arqueóloga del Museo Británico que está excavando en un sitio cercano en Edfu.El asentamiento de Edfu, dice, "corrige el desequilibrio en nuestra imagen del antiguo Egipto, que deriva en buena parte de tumbas y de templos". De acuerdo a Davies, "Necesitamos completar esa imagen con la arqueología en los lugares donde viven los egipcios, a diferencia de los lugares donde oraban o donde enterraban a sus muertos".UNA POLITICA COMPLEJAEl hallazgo también sirve para dar información sobre las complejas relaciones políticas durante la 17ma. dinastía. En esa época los faraones tenían su residencia en Thebes, al norte de Edfu, donde eran acosados por agresivos vecinos tales como los hiksos, en el norte, y los kushitas nubios en el sur."Algo sabemos de esos pueblos, pero se trata de uno de los períodos más oscuros de la historia de Egipto", dijo Moeller.Las autoridades locales tenían gran poder, debido a la disposición de los faraones de reclutar aliados. Por ejemplo, la reina Sebekemsaf, esposa del faraón Antef Nubkheperre, era la hija del gobernador de Edfu, dijo Moeller. "Eso lo sabemos por brazaletes que encontramos con su nombre y el de su marido".Los restos del faraón han sido descubiertos en el Valle de los Reyes, cerca de Thebes, pero los registros indican que Sebekemsaf fue enterrada en Edfu. Los arqueólogos dicen que la reina no pertenecía a la nobleza pues fue enterrada en su sitio de residencia. Eso respalda la idea de que los reyes de Thebes establecieron vínculos con gobernadores locales.
Tomado de: http://www.eldia.com.ar/edis/20081026/revistadomingo48.htm

Aparecen en el antiguo Cine Cómico restos de una vivienda de mediados del siglo VII a.C.

En la obra, donde se instalará el futuro Teatro de Títeres, también se han encontrado un horno de pan, un collar y un jarrón.
Europa Press


Las obras que se realizan en el antiguo Cine Cómico de la capital gaditana para instalar allí el futuro Teatro de Títeres sigue deparando el descubrimiento de un "importante" yacimiento arqueológico que ha hecho salir a la luz ahora un horno, un collar, un jarrón y una pieza ornamental de un vivienda de mediados del siglo VII antes de Cristo (a.C.).
Según explicó en declaraciones a los periodistas el arqueólogo Juan Miguel Pajuelo, lo hallado son restos de edificaciones y pavimentos de zona de viviendas. Así, ha aparecido un horno de pan de mediados del siglo VII a.C.
En este sentido, indicó que está "justamente debajo de pavimentos de finales de finales del siglo VII y principios del VI a.C. y de un muro de pilares que también apareció a su lado".
Pajuelo recordó que estos descubrimientos estaban dentro de las previsiones de la obra, aunque advirtió que no esperaban "la cantidad de la superposición tan grande que ha ido saliendo de elementos y edificios".
Asimismo, señaló que el tipo de horno "normalmente aparece siempre en sitios domésticos y hay dos muros que lo cierran, por lo que estaría en una esquina de la edificación que seguramente es una casa" y añadió que "casi todo lo que está apareciendo, por los restos, se está interpretando como una zona de vivienda". En este sentido, indicó que "normalmente las casas fenicias solían tener una sola habitación y el horno suele estar adosado a la esquina de la casa".
El arqueólogo recordó que hasta el momento "nunca se había bajado tanto en una zona del casco antiguo" y añadió que "esa es la oportunidad que tiene este solar". Así, indicó que lo hallado se encuentra a unos siete metros por encima del nivel del mar y a unos cinco metros por debajo del nivel de la calle actual.
Asimismo, señaló que si se sigue hacia abajo esperan encontrar todas las edificaciones del siglo VIII a.C. y manifestó que "las expectativas son grandes" para cuando se pueda excavar en extensión, ya que "en todo el solar donde se han hecho catas y sondeos por necesidades de obra han aparecido restos".
El yacimiento se podrá visitar en un futuro, ya que la intención es que una vez realizado el Teatro de Títeres se pueda visitar también todos los restos arqueológicos con un método similar al utilizado en la Casa del Obispo, donde los restos arqueológicos se pueden visionar pasando por encima y alrededor de ellos a través de un circuito realizado con pasarelas.
Tomado de: http://www.diariodecadiz.es/article/ocio/264423/aparecen/antiguo/cine/comico/restos/una/vivienda/mediados/siglo/vii/ac.html

Hallazgos arqueológicos en el Arroyo El Aguilar

El Director del Museo de Arqueología y Paleontología de la ciudad de Reconquista, profesor Dante Ruggeroni, se refirió a los últimos hallazgos y remarcó la participación de los alumnos de la Escuela Nº 2057 de Malabrigo en la expedición. Fuente: SM
La excavación fue el 18 de octubre en el Arroyo Aguilar y " abrimos tres cuadrículas como marca la preceptiva metodológica de los organismos del la Unesco porque se trata de patrimonio ", explicó Ruggeroni, " no se puede sacar las piezas si no se tiene un recaudo que la legitime , porque tocar un patrimonio es un delito", agregó.
"Luego de atravesar un pantano de 4 kilómetros , y logramos hallar un paquete de un bebé aborigen de cuatro años, de tres tal vez y lo importante son las ofrendas que están vinculadas con estas tumbas ; es un hallazgo de 2.000 años atrás ", agregó .
"Con esto - siguió Ruggeroni -, podemos ver que ellos no enterraban los muertos como nosotros sino que lo hacían de acuerdo a la jerarquía social, a la importancia sentimiento, a quien era, si era un guerrero tenía un tipo de tumba, si era un sacerdote tenía otro tipo de tumba, si era un niño picado por una serpiente tenía otro tipo de tumba, las madres a veces morían por epidemia y se encontraba la mamá con el bebito en el brazo, cada tumba tiene un tratamiento lo que refleja la gran dedicación y el gigantesco respeto que tenían nuestros aborígenes hacia sus muertos que nosotros no tenemos " .
Tomado de: http://www.sinmordaza.com/modules.php?name=News&file=article&sid=60078

Los humanos sabían hacer fuego hace 790.000 años

Un estudio sostiene que el hombre dejó pronto de depender de los rayos y otros fenómenos naturales para conseguir fuego y que esto le animó a colonizar nuevos continentes
REUTERS

Un nuevo estudio de la Universidad Hebrea de Israel concluye que la especie humana fue capaz de hacer fuego antes de lo que hasta ahora se creía. Los arqueólogos que han excavado el yacimiento de Gesher Benot Yaaqov sostienen, según se ha publicado en Quaternary Science Reviews, que los seres humanos de este asentamiento ya sabían iniciar un fuego hace 790.000 años.
Gesher Benot Yaaqov está ubicado al norte de Israel en el valle del río Jordán, un pasillo natural empleado por los humanos primitivos en las rutas migratorias de África a Asia. Anteriores excavaciones en el mismo yacimiento mostraron, tal y como se publicó en 2004, que los hombres y mujeres que pasaron por allí ya sabían transportar y controlar el fuego hace 790.000 años.
Sin embargo, ahora los investigadores han ido más allá al asegurar que ese fuego que transportaban no procedía necesariamente de un rayo o de un incendio natural como se creía. "Los nuevos datos muestran que había un control continuado del uso del fuego a lo largo de varias civilizaciones y que estas no dependían de los fuegos naturales", cuenta la arqueóloga Nira Alperson-Alfil.
La conclusión se basa en la aparición de muestras de sílex quemado en hasta 12 estratos diferentes del yacimiento israelí. Por la posición estratégica del mismo, los arqueólogos han señalado que el desarrollo de esta habilidad animó a nuestros antepasados a migrar hacia Asia. "Cuando [los humanos] ya dominaban el fuego para protegerse de los depredadores y obtener calor y luz, se sintieron más seguros para adentrarse en un territorio inhóspito", concluye Alperson-Alfil.
Tomado de: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/humanos/sabian/hacer/fuego/hace/790000/anos/elpepusoc/20081026elpepusoc_4/Tes