Páginas vistas en total

domingo, 9 de noviembre de 2008

Cerámicas, huesos y armas, entre los hallazgos en el castillo de Gauzón

Raíces, I. MONTES Las excavaciones arqueológicas en el yacimiento del castillo de Gauzón, en el Peñón de Raíces, se prolongarán al menos la próxima semana, según manifestó el concejal de Hacienda y Patrimonio de Castrillón, Ramón Martínez Campo. El resultado de los trabajos realizados en los últimos meses por el equipo de arqueólogos que dirigen Alejandro García e Iván Muñiz, aconseja, según el edil, prolongar las excavaciones mientras las condiciones meteorológicas lo permitan. «Cada día es una sorpresa porque siguen apareciendo restos de gran valor», afirmó Ramón Martínez. Los arqueólogos han encontrado cerámicas, que se están restaurando en el laboratorio provisional abierto en el centro de interpretación de Raíces Viejo; monedas, huesos y otros utensilios. En el Peñón se está dejando al descubierto la muralla que cobijaba el castillo de Gauzón. Los arqueólogos iniciaron las excavaciones en la plataforma inferior en la que, según los expertos vivían los siervos y en la que se supone estaba ubicado el poblado original alrededor del castillo. Los sondeos que se acometieron hace unos días se realizaron en una superficie de unos 20 metros cuadrados y proseguirán esta semana. La primera campaña de excavaciones se realizó en la primavera de 2007. A algunas muestras recogidas entonces se les realizó la prueba del carbono 14 en un laboratorio de Estados Unidos. Los resultados permitieron datar la construcción del castillo de Gauzón en el siglo VII, doscientos años antes de la fecha que se creía hasta entonces. «Los resultados de la prueba del carbono 14 introdujo un factor novedoso en la historia asturiana, ya que existe la posibilidad de la existencia de un castillo anterior al construido por Alfonso III a finales del siglo IX», manifestaron Iván Muñiz y Alejandro García. Una vez que concluyan, en unos quince días, los trabajos de campo en el Peñón de Raíces, el equipo de arqueólogos continuará en el laboratorio las labores de limpieza y clasificación de los restos hallados. En primavera se retomarán las excavaciones en el Peñón de Raíces. Ramón Martínez indicó que en breve el Ayuntamiento firmará un convenio de colaboración con el Gobierno del Principado.
Tomado de: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008110900_36_694349__AVILES-castillo-Gauzon-revela-tesoro

Descubre INAH vestigios arqueológicos en Querétaro

Por Estrella Álvarez
miércoles 5 de noviembre de 2008, actualizado
document.write(timeDifference(1225868766000));
Noviembre 5, 2008
Querétaro, 4 nov.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontró vestigios arqueológicos en la construcción de una alberca semi olímpica en El Pueblito, municipio de Corregidora, edificación que está a cargo del Gobierno del Estado.
El director del Centro INAH, Diego Prieto Hernández, mencionó que, entre los elementos, correspondientes al periodo de ocupación tolteca en el valle de Querétaro, es decir entre el año 900 y 1200 DC.
Entre los elementos localizados, se destaca una escultura de Quetzalcóatl en cantera, de alrededor de un metro de largo, así como vasijas de barro y silex, sahumadores, pipas y puntas de flecha, además de piezas de obsidiana y cuentas de collar de concha.
El arqueólogo, Daniel Valencia, destacó detalló que los objetos forman parte de una ofrenda parecida a la que se localizaba dentro del centro ceremonial de la pirámide de El Pueblito, de la cual es prácticamente colindante, y donde se realizan labores de rescate.
En las construcciones que se localizaron al interior de la Unidad Deportiva El Pueblito, se encuentran bases piramidales, que correspondió a amplias de "unidades residenciales", en la zona oriente, y que consisten en plataformas elevadas con un patio al centro y pisos de estuco, además de que se presume que el patio debió estar techado.
"En el caso del hallazgo de la unidad residencial, es sorprendente el tipo de elementos arquitectónicos que aparecen, porque son diferentes a los que podemos observar a través de las exploraciones en la parte del centro ceremonial de El Cerrito. Se trata al parecer de un patio central", explicó.
Mientras que, al poniente, fueron descubiertas 15 canteras redondas a nivel de piso, que se cree eran la base para braseros de cerámica además de un pequeño altar en piedra de dos metros por lado y 35 centímetros de altura, con al menos seis sahumadores de mano y la ofrenda con cuentas de concha quemada, la figura de un cráneo, puntas de proyectil y punzones de hueso.
El proyecto de construcción de la alberca semiolímpica que se realiza en la Unidad Deportiva se girará 90 grados, con el fin de proteger los vestigios
Tomado de: http://rotativo.com.mx/queretaro/descubre_inah_vestigios_arqueologicos_en_queretaro/370,16,9159,html

Dos descubrimientos arrojan luz sobre la probable existencia del rey David y los orígenes de su reino

Vista aérea de la excavación de Khirbet Qeiyafa. Foto: AP / UNIVERSIDAD HEBREA

Dos excavaciones arqueológicas en Israel han descubierto, por separado, vestigios correspondientes a hace 3.000 años, la época del rey David, que apuntan a la probable existencia de este personaje bíblico.Uno de los hallazgos es un pasadizo subterráneo de agua, a través del cual los investigadores creen que David entró en Jerusalén para conquistarla de manos de los jebuseos. Eilat Mazar, de la Universidad Hebrea, sostiene que el corredor natural, descubierto en la Ciudad de David, es el canal que aparece mencionado en el Antiguo Testamento, en el Segundo Libro del profeta Samuel."Todo el que hiera a los jebuseos, suba por el canal", dice ese libro en su capítulo 5, en el que se narra la conquista de la ciudad por el rey y que concluye: "David moró en la fortaleza, y le puso por nombre la Ciudad de David". Mazar considera que el canal descubierto es al que se alude en ese libro pero tiene dudas sobre si realmente sirvió para invadir la ciudad, según el diario Haaretz.Rito de purificaciónPara la arqueóloga, el versículo de Samuel hace alusión al uso del canal solo después de la conquista de la ciudad por los israelitas. Afirma que la Biblia relata que los soldados de David tuvieron que luchar contra guardianes "ciegos y cojos" y que, al hacerlo, según las normas de la época, se consideraban "impuros", por lo cual se purificaron con las aguas del manantial."Hemos estudiado unos 50 metros del túnel y tiene dimensiones suficientes para el paso de personas", ha asegurado la especialista. Hasta hace poco se creía que el "canal" mencionado en el libro de Samuel era uno de los pozos descubiertos por el mítico explorador británico Charles Warren en el siglo XIX, pero recientes descubrimientos han descartado esta teoría.Cerámica del siglo X a. C.Paralelamente, investigadores israelís han anunciado el descubrimiento de lo que creen que es la inscripción hebrea más antigua, que figura en un trozo de cerámica, u ostracón, hallado en una zona fronteriza del bíblico reino de Judea. La inscripción se remonta al período de la mítica batalla entre David y Goliat, en el siglo X a. C., según pruebas con carbono-14 a otros restos biológicos. Su importancia se desprende de que puede arrojar luz sobre el período de juventud del rey israelita y sobre las estructuras sociales y de gobierno en aquella época. El ostracón muestra cinco líneas de texto desgastado por el tiempo. El texto aún no ha sido descifrado pero, al parecer, incluye entre sus palabras las raíces de términos hoy interpretadas como "rey", "juez" y "esclavo".La pieza fue encontrada en el interior de la fortaleza de Elah, en la zona conocida como Khirbet Qeiyafa, a unos 40 kilómetros al suroeste de Jerusalén. El yacimiento arqueológico se encuentra en los alrededores de la que hoy es la ciudad de Bet Shemesh y también de la antigua ciudad de Gath, en su día capital del reino filisteo al que pertenecía Goliat."La cronología y geografía de la fortaleza es un exclusivo punto de encuentro entre la historia, la historiografía y los orígenes más tempranos del reino de David", dice en un comunicado el profesor que la ha descubierto, Yossi Garfinkel, de la Universidad Hebrea de Jerusalén."Se trata --explica el experto-- de la más antigua de las ciudades (fortificadas) de Judea descubiertas hasta ahora. Y su misma construcción tiene implicaciones sin precedentes para comprender ese período".
Tomado de: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=557450&idseccio_PK=1013