Páginas vistas en total

martes, 13 de mayo de 2008

Egipto está muy cerca de sacar a la luz la tumba de Cleopatra

Una arqueóloga halla pruebas del enterramiento cerca de Alejandría.Monedas acuñadas con el rostro de la reina confirman que era "muy atractiva".
13/05/2008 KIM AMOR

Una de las mayores incógnitas de la historia antigua está a punto de resolverse si se cumple el vaticinio de Zahi Hawass, el todopoderoso responsable de la arqueología egipcia. Hawass lleva meses anunciando el hallazgo de la tumba de Cleopatra, la última de los Tolomeos, la reina egipcia que sedujo a César y a Marco Antonio. En las conferencias que Hawass da en todo el mundo, menciona el hallazgo de 22 monedas en un profundo pozo de Tabusiris Magna, a unos 50 kilómetros de Alejandría.
A ese pozo lleva cuatro años descendiendo la arqueóloga Kathleen Martínez y todo indica que está cerca de lograr su objetivo. "Hay indicios que indican que Cleopatra y Marco Antonio podrían estar enterrados en el templo de Tabusiris Magna (Casa Grande de Osiris), en Borg el Arab, a unos 50 kilómetros al oeste de la ciudad de Alejandría", afirma. "Hemos encontrado monedas acuñadas con el rostro de los dos amantes, y también bustos, además de varias cámaras subterráneas, algunas de ellas funerarias. Tenemos grandes expectativas".
La aventura de esta rica exploradora nacida en Santo Domingo empezó en el 2004, cuando viajó a Egipto para poner en práctica su ambicioso proyecto, que financia de su propio bolsillo. El primer lugar donde decidió excavar fue en Borg el Arab, lo que no dejó de sorprender. El lugar, en el que han trabajado antes muchas expediciones, se consideraba ya explorado. Pero la investigadora estaba segura de su intuición y de que debía estar enterrada en un templo dedicado a Osiris.
Pocos meses después de empezar los trabajos, encontraron un agujero que les condujo a la primera sala mortuoria. Hoy en día ya son diez las halladas, situadas a diferentes niveles, la más profunda a 35 metros bajo tierra, y se sospecha que hay muchas más. La segunda gran sorpresa se produjo a finales del año pasado, cuando hallaron la inscripción --escrita en griego y en jeroglífico-- que describe y revela la época en que fue construido el templo de Tabusiris Magna. Se levantó durante el reinado de Ptolomeo II, entre el 285 al 246 antes de Cristo.
Martínez se muestra satisfecha porque, al menos, ha demostrado parte de su teoría, aunque es muy discreta a la hora de revelar lo que se ha descubierto hasta hora. Como Hawass, habla de 20 monedas, algunas de ellas con la inscripción Cleopatra VII, bustos de la reina y de su amado Marco Antonio. Dice que han encontrado los restos de varios cuerpos humanos, algunos con joyas muy valiosas pero ningún sarcófago.
Llegados a este punto, la pregunta es de rigor: ¿Cómo es el rostro de Cleopatra? La arqueóloga inclina a un lado la cabeza, sonríe, y responde: "Eso todavía no se puede revelar". Desmiente a aquellos que aseguran que era fea. "Le puedo decir que era una mujer con rasgos típicos de las mujeres griegas, incluso su nariz, y que era muy atractiva".
Martínez está convencida de que al final su equipo hallará los cuerpos de los amantes que William Shakespeare elevó a categoría de mito cuando escribió en 1608 la tragedia Antonio y Cleopatra. Un amor que llegó también a Hollywood con la película que en 1963 protagonizaron Elizabeth Taylor y Richard Burton. La arqueóloga espera dar pronto con los dos sarcófagos. "Puede ser que estén en una tumba similar a la de Tutankamon, llena de objetos", especula. Para ello espera contar en la campaña de otoño con un sofisticado radar que detecta agujeros bajo tierra y que se ha ensayado con éxito en otros yacimientos.
Tomado de: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=409336

No hay comentarios:

Publicar un comentario