Páginas vistas en total

martes, 20 de mayo de 2008

Los arqueólogos detectan bajo el subsuelo más restos tardorromanos

Sondeos con geo radar en la calle Carretera de Carmona revelan la existencia de más vestigios de una basílica paleocristiana en Arahal.
EP , arahal

Los sondeos practicados con un geo radar (herramienta de prospección que no destruye el terreno) en el entorno de la calle Carretera de Carmona, en Arahal, han detectado en el subsuelo los vestigios que faltaban de la basílica paleocristiana descubierta en la finca que antaño albergó las instalaciones olivareras de La Palmera y los restos de algún otro edificio perteneciente al ocaso de la dominación romana. Gilberto Rodríguez, el arqueólogo que dirige estas excavaciones junto a Sergio Pineda, recordó que el pasado septiembre Arahal saltó al primer plano de la arqueología tras descubrir una necrópolis con más de 60 inhumaciones y los vestigios arquitectónicos de una basílica paleocristiana de los siglos IV ó V después de Cristo. El Ayuntamiento que gobierna Miguel Ángel Márquez (IU) planea "poner en valor" este yacimiento surgido en una finca destinada a albergar una plaza pública con un aparcamiento subterráneo de unas 200 plazas. La primera fase de las excavaciones de este yacimiento ya ha finalizado con el rescate de unos 60 cadáveres y el descubrimiento de algunos bienes entre los que figuran algunos objetos incluso de procedencia visigoda. Los expertos mantienen la hipótesis de que el conjunto funerario y los restos arquitectónicos pertenecen al periodo comprendido entre los siglos IV y VI después de Cristo, cuando la civilización romana comenzaba a desvanecerse y el cristianismo arrancaba su expansión. Después de que los arqueólogos centraran su atención en unos restos arquitectónicos identificados con el ábside de una antigua basílica del cristianismo primitivo, el equipo que dirigen Gilberto Rodríguez y Sergio Pineda ha realizado una serie de sondeos mediante un geo radar en un área de aproximadamente 1.000 metros cuadrados que comprende el entorno de la calle Carretera de Carmona. Bajo esta calle, según los arqueólogos, los sondeos han revelado la existencia de "la continuidad" de la basílica y de "algunos otros edificios más". El problema es que este entorno es un suelo urbano consolidado y existen edificaciones sobre la citada vía pública.
Tomado de: http://www.diariodesevilla.es/article/provincia/132871/los/arqueologos/detectan/bajo/subsuelo/mas/restos/tardorromanos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario