Páginas vistas en total

sábado, 7 de junio de 2008

Aparecen más restos del Vigo romano en las obras del parking de O Areal

Un nuevo pavimento y partes de la salina han sido hallados en la calle de Pontevedra
Autor:
Jorge Lamas
6/6/2008

Los controles arqueológicos, que se están realizando en las zona donde se construirán los aparcamientos subterráneos de O Areal y Rosalía de Castro, siguen aportando nuevos datos sobre la ocupación romana en la franja costera viguesa.
En la esquina de la calle Pontevedra con la calle de O Areal, el equipo que dirige Ángel Acuña ha localizado un fragmento de pavimento de época romana, sin que haya trascendido a qué tipo de construcción pertenece estos restos. Asimismo, en varios puntos de la calle de O Areal también se ha detectado la presencia de una salina. Este campo salinero podría ser el mismo que apareció bajo el centro de salud de la calle de Rosalía de Castro y en donde se realizará la ampliación de esta calle.
La próxima semana concluirá la labor arqueológica en las mencionadas calles. Los arqueólogos deberán redactar después el informe definitivo de la catas realizadas, y remitirlo a la delegación provincial de Patrimonio de la Consellería de Cultura. El organismo autonómico será el que valore los restos hallado y dictamine si los proyectos de los aparcamientos subterráneos de Areal y Rosalía de Castro se pueden realizar o, por el contrario, habría que realizar modificaciones en el mismo.
Toda la zona donde se está trabajando en la actualidad se corresponde con uno de los principales asentamiento romano de Vigo. El proceso de romanización en la ciudad es temprano aunque, de momento, las investigaciones arqueológicas no han detectado ningún asentamiento de nueva planta antes del siglo I por lo que los expertos opinan que los primitivos lugares de habitación romana se reducían a los castros.
Factorías de salazón
Durante el primer siglo de nuestra era, O Areal era una enorme salina que suministraba materia prima a las factorías de salazón ubicadas en Marqués de Valladares y plaza de Compostela. Mientras que la primera de estas factorías será musealizada por la Consellería de Cultura, la segunda ha sido desmantelada recientemente, alegándose que su estado de conservación era precario y no aportaba más datos a los conocidos en Marqués de Valladares.
En los momentos posteriores, el número de hallazgos se ha multiplicado, localizándose varios asentamientos de nueva planta, necrópolis, y yacimientos de carácter indeterminado.
Los hitos más importantes de esta carrera por desentrañar el pasado romano de O Areal comenzaron en 1953 cuando Xosé María Álvarez Blázquez halló un conjunto de 29 estelas funerarias del siglo III. A partir de 1995, los arqueólogos Ángel Acuña, María Soledad Prieto y Xoán Carlos Castro confirman la existencia de un importante yacimiento en las intervenciones que realizaron en la calle Colón, Hospital, Pontevedra y Rosalía de Castro. Viviendas, necrópolis, salinas o una calzada de guijarros son algunos de los elementos localizados en sucesivas campañas.
Ungüentario y ara
Más recientemente, durante las obras de construcción del túnel de O Areal, la arqueóloga Mar Cortegoso encontró el ungüentario bizantino del siglo VI que en la actualidad se puede ver en la primera sala del Museo do Mar de Galicia. Hace pocos años, el arqueólogo Xurxo Constenla encontró en la esquina de las calles Pontevedra y Areal una ara funeraria del siglo II-III.
Así que, cada vez que se excava en la zona, es muy probable que aparezcan nuevos restos, siempre que haya interés por localizarlos.
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2008/06/06/0003_6882014.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario