Páginas vistas en total

viernes, 27 de junio de 2008

Emerge una joya en el Casco Antiguo

Las excavaciones en el PERI Casa de la Virgen aportan destacados hallazgos
E. ESPINOSA

La excavaciones en el PERI Casa de La Virgen (delimitado por las calles Ruavieja, Mercaderes, Marqués de San Nicolás y Sagasta) han sacado a la luz restos arqueológicos más que relevantes, que supondrán un valor añadido al Centro de la Cultura del Rioja, cuya construcción está prevista en este enclave. Allí, su joya patrimonial es precisamente la casa-palacio que da nombre al PERI y cuyo subsuelo conserva una completa instalación de vinificación del siglo XVI. Su excavación «nos ha proporcionado un gran calado tradicional de sillería, tres lagares, prensas y otros elementos de vinificación», explicó ayer el arqueólogo Juan Manuel Tudanca, responsable de estos trabajos junto con Carlos López de Calle.El valor de esta instalación garantizará su integración en el futuro Centro de la Cultura del Rioja, donde también se plantea incorporar otros elementos de notable interés. En concreto, las dos fachadas de piedra de la Casa de la Virgen; la que mira a Mercaderes y otra interior, la de su zaguán, ambas «profusamente decoradas con motivos mitológicos y acordes con el ideal humanista de la época», detalla Tudanca. También se prevé conservar los forjados originales de madera, en buen estado de conservación y con abundante decoración. Nivel celtibéricoEn las traseras de la Casa de la Virgen (un solar diáfano a cielo abierto), los hallazgos arqueológicos también revisten una notable importancia y de ellos dio cuenta el arqueólogo Carlos López de Calle. «Lo más sorprendente para nosotros ha sido la recuperación de un nivel celtibérico, algo inédito en Logroño», ya que habían aparecido materiales sueltos, pero «hasta ahora no habíamos encontrado un hábitat sin tocar». Allí han salido a la luz cerámicas celtibéricas del siglo I y II antes de Cristo. También elementos romanos y unos silos medievales, que el tiempo han ido rellenando de materiales «de una fertilidad arqueológica exuberante», como cerámicas del siglo XII-XIII o una moneda de vellón del XIII. Otro hito son los restos de la parcelación urbanística del siglo XVI, documentada en el catastro del Marqués de la Ensenada, y que recoge elementos de los procesos de crianza y elaboración del vino en un momento muy temprano.A fases ya tardías corresponden restos como un crucifijo, vasijas, anillos o monedas. Y como curiosidad, ya a caballo entre los siglos XIX y XX, una cloaca que aprovecha los peldaños de una escalera del siglo XVI como tapa, así como un tesorío de monedas de plata de finales del XIX.Una vez concluidos los trabajos de campo, ahora resta estudiar y valorar lo allí encontrado para decidir qué se recuperará e integrará en el futuro Centro de la Cultura del Rioja. El concejal de Casco Antiguo, Ángel Varea, comentó los siete equipos seleccionadas para diseñar este centro entregarán sus propuestas el 15 de julio y antes de septiembre se elegirá el proyecto ganador.
Tomado de: http://www.larioja.com/20080626/rioja-logrono/emerge-joya-casco-antiguo-20080626.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario