Páginas vistas en total

lunes, 5 de mayo de 2008

2.000 años después de Escipión, las excavadoras amenazan Numancia

Amalio de Marichalar camina por las ruinas de la antigua ciudad de Numancia

Una casa celtíbera de la antigua Numancia
SITIO ARQUEOLÓGICO DE NUMANCIA, Soria (AFP) —
Amalio de Marichalar está furioso. ¿Cómo pueden querer construir una zona industrial cerca de Numancia (Soria), símbolo de la resistencia hasta la muerte de los celtíberos al invasor romano?
"Es incomprensible", se lamenta el conde de Ripalda, que libra un combate quijotesco contra la administración y las máquinas.
Salvo algunos aerogeneradores a lo lejos, nada ha alterado las colinas de pasto y matojos que rodean el promontorio donde se encuentra Numancia, a unos kilómetros de la pequeña ciudad medieval de Soria.
Este lugar austero, de duros inviernos, se ha mantenido tal como el general Escipión Emiliano lo descubrió a su llegada, en el 133 antes de Cristo, al mando de un ejército de 60.000 hombres. Roma había enviado al 'vencedor de Cartago' a 'Hispania' para acabar con 20 años de humillaciones infligidas a sus legiones por unos miles de irreductibles celtíberos enrocados en Numancia.
Escipión hizo construir alrededor del asentamiento siete campamentos unidos por una valla de nueve kilómetros. Tras 15 meses de asedio, los numantinos hambrientos prefirieron en su mayoría suicidarse y quemar la ciudad a rendirse.
De Numancia y los campamentos romanos, quedan hoy en día algunas ruinas que dejan entrever cómo eran las calles del asentamiento, y los cimientos de algunas casas celtíberas, excavadas en el siglo XIX por el arqueólogo alemán Alfred Schulten.
El sitio, descubierto en las tierras de la familia Marichalar, fue el primero en ser declarado bien de interés cultural en España, en 1882. "Mi abuelo lo cedió al Estado español", explica Amalio de Marichalar.
Pero a finales de 2006, un nuevo asedio a Numancia comenzó a urdirse en los despachos de la administración. El ayuntamiento de Soria y la Junta de Castilla y León han decidido construir una vasta zona industrial de 130 hectáreas, con sus almacenes y sus idas y venidas de camiones, a sólo dos kilómetros del sitio arqueológico. Esto implica la expropiación parcial de las tierras de los seis hermanos y una hermana Marichalar, uno de los cuales, Jaime, es el esposo (actualmente separado) de la infanta Elena, hija del rey Juan Carlos I.
Amalio de Marichalar asegura que no lucha por sus intereses privados. Subraya que pelea contra una serie de proyectos previstos cerca de Numancia -construcción de una "ciudad del medio ambiente", de un cementerio privado o de un bloque de apartamentos- en terrenos que no le pertenecen. "Es un Marbella II", se indigna, en referencia a la famosa ciudad andaluza, símbolo de la construcción desaforada y la corrupción urbanística. "Van a arruinar este patrimonio universal, histórico, arquitectónico y literario".
Los Marichalar están persuadidos de que el proyecto de 'zona industrial Soria II', oculta una de esas operaciones especulativas unidas a corrupción política que florecieron en los últimos años en medio del frenesí inmobiliario en España. La consideran innecesaria si se tiene en cuenta que una primera zona industrial de 300 hectáreas, apta según ellos para absorber 30 años de desarrollo industrial de la provincia menos poblada de España, ya está en construcción a la salida de Soria.
El ayuntamiento alega que no puede despreciar los 30 millones de euros en inversiones de Castilla y León para el proyecto 'Soria II'.
Prestigiosas academias españolas han reclamado, hasta ahora en vano, la retirada de un proyecto, que "afectará gravemente y de manera irreversible a una zona de gran valor histórico y paisajístico", según el departamento de Historia Antigua de la Universidad Española de Educación a Distancia (UNED).
Algunas instituciones desean la inscripción de Numancia como patrimonio de la humanidad de la UNESCO y que se le aplique la Convención Europea sobre el Paisaje.
Para el Instituto de España, "Al igual que los franceses han conservado el vasto paisaje de la Batalla de Verdún tal como estaba en la guerra de 1914-18, los alrededores de Soria deben ser los testimonios de una de las gestas más heroicas de la antigüedad".
Tomado de: http://afp.google.com/article/ALeqM5haFjDRxrU0U6w68aSH07yEIvwRIg

No hay comentarios:

Publicar un comentario