Páginas vistas en total

lunes, 5 de mayo de 2008

El verbo eterno...

Algunas de las epigrafistas del equipo de la ULL, durante la campaña de trabajo en Luuxor en la tumba de Harwa

Un equipo de arqueólogos de La Laguna descifra lo que rezan las paredes de la tumba egipcia de Harwa

MAYTE MÉNDEZ Allá donde las tierras beben del Nilo y el sol se viste de rojo al resurgir en medio del desierto. Allá donde nace la historia y los templos conducen las memorias hacia los faraones. Allá, en Egipto, un equipo de arqueólogos de la Universidad de La Laguna (ULL), que dirige el profesor de Egiptología, Miguel Ángel Molinero Polo, trabaja desde hace más de cinco años en la tumba de Harwa, "una tumba descomunal, que forma parte del conjunto de tumbas más grandes de Egipto", descifrando lo que los egipcios dejaron escrito en sus paredes en torno al año 700 a.C. Una de las "curiosidades" de esta tumba de más de 4.500 metros cuadrados ubicada en la región de Assassif, muy cerca de Deir El-Bahari (donde se halla el templo de la reina Hatshepsut), es que "en ellas los egipcios copiaron textos que tenían 1.500 años de antigüedad"."Son Textos de las pirámides, que son del 2.300 antes de la Era, y que ellos, en el 700 a.C reprodujeron en estas paredes", explica Molinero Polo mientras busca una respuesta a "cómo se conservaron estos textos, a cómo se pueden preservar durante milenio y medio y pueden volver a ser copiados, casi iguales". "¿Tenían magníficos archivos?", sostiene el egiptólogo que regresó hace poco de Luxor donde, acompañado por un pequeño grupo de doctorandos de Historia de la ULL, estuvo cerca de un mes registrando y leyendo lo que rezaban estas piedras. Allí, a doce metros por debajo de la superficie de la tierra, protegidos del sol y del calor, el profesor y su equipo, registraron y ficharon los cerca de mil fragmentos de textos que este año encontraron otros miembros del equipo de la Misión Arqueológica Italiana de Luxor."Nosotros vamos cuando se está acabando la campaña para registrar y leer todo lo que se ha encontrado durante ese tiempo", matiza el epigrafista de la ULL que recuerda que detrás de las puertas de adobe de este monumento funerario se conservan en un kilómetro de estanterías los miles de fragmentos de textos, trozos de historia dibujada en las pared, hallados hasta la fecha en una parte de esta tumba. "Éste es un trabajo eterno, ya incluso nos estamos planteando que todo el trabajo epigráfico de Harwa no lo terminaremos nosotros. Es una labor a un par de vidas", reconoce Molinero Polo."Nosotros lo que descubrimos son verbos, son sustantivos... y eso a la gente no le llama tanto la atención como lo hacen las momias o lo ataúdes", considera Molinero Polo mientras se detiene a explicar que "cada signo tiene siempre el mismo significado, se lee siempre igual, son sus letras, es su abecedario. Lo que pasa es que tiene 500 signos". Además, el que fuera subdirector de la Misión Arqueológica Española durante las campañas de 1989 y 1991 y director de campo en las excavaciones de esta misma misión en la Heracleópolis Magna durante 1991 y 1992, recuerda que todos estos signos están claramente identificados. No obstante, agrega, "hay periodos en la historia de Egipto en los que llegaron a utilizarse hasta 2.000 signos de escritura". Respecto a Harwa (que comenzó a excavarse en 1995), el investigador aclara que todo este conjunto son las tumbas de los administradores de la Divina Adoratriz (conocida también como Divina Adoratriz de Amón), la sacerdotisa principal de Karnak, la mujer que gobernaba en Luxor a partir del año 1.000 a.C. Reconoce también Molinero Polo que esta tumba así como ocurre con el resto de los monumentos funerarios del Antiguo Egipto ha sido víctima de los saqueadores. "Muchas de las cosas se han perdido a causa del saqueo aunque poco a poco los vamos documentando", asegura el profesor que todavía con el calor de la arena de Luxor entre sus manos espera el regreso a Harwa el próximo año. Pero analizar lo que rezan las entrañas de Harwa no es la única investigación que está realizando Molinero Polo y su equipo, ya que también son los encargados de "copiar los textos y los relieves que hasta ahora estaban sin copiar" del templo de Debod en Madrid. "Ya tenemos una parte copiada pero ahora volveremos en septiembre para continuar con esta investigación", señala.
Tomado de: http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008050500_21_144618__Top-Canarias-verbo-eterno

No hay comentarios:

Publicar un comentario