Páginas vistas en total

miércoles, 14 de mayo de 2008

Los expertos creen que la construcción hallada bajo la catedral es el templo de Augusto

Fuente: EFE/ En la imagen, interior de la catedral de Tarragona, actualmente en la tercera fase de su restauración.

La construcción detectada en el subsuelo de la catedral de Tarragona es con toda seguridad el templo de culto erigido en el siglo I en honor al emperador César Augusto, primero que se construyó fuera de Roma, según han concluido los geofísicos que han realizado la prospección del terreno.

La prospección geofísica se llevó a cabo en septiembre pasado bajo la dirección de Albert Casas, catedrático de la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona; Josep M. Macias, del Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC), y Andreu Muñoz, del Arzobispado de Tarragona.Hasta ahora, las únicas referencias conocidas del templo pagano dedicado al culto de Augusto eran las crónicas de historiadores de la época y las series monetarias que reproducían la columnata del edificio.La catedral gótica de Tarragona se ubica en el espacio más elevado de la topografía de la ciudad, donde probablemente se encontraban las principales construcciones romanas.Con técnicas de prospección geofísica no agresivas, el equipo investigador ha analizado el subsuelo de las naves de la catedral y tres de los brazos del claustro anexo, y los resultados arrojan un potencial arqueológico del subsuelo de la catedral, que podría conservar vestigios del templo.Según ha explicado Albert Casas, 'hemos obtenido una imagen virtual de lo que sería el basamento del templo de culto imperial, que se encontraría a entre 1,5 y 2 metros por debajo del pavimento de la nave central'.Del resto del templo, añade Casas, no se conservan vestigios: 'los materiales fueron reutilizados para construir nuevas edificaciones con motivo de la gran transformación urbanística de la ciudad a partir del siglo V'.Casas aclara que estos 'resultados teóricos' deben ser ahora verificados por los equipos de arqueólogos.En estos primeros trabajos se ha podido resolver otra incógnita, la de la ubicación del templo central del recinto de culto al emperador, que se situaría en el centro de una gran plaza porticada en una área de una extensión de cerca de dos hectáreas.Según los cálculos, debía ser un templo de unos 25 metros de altura, 40 de ancho y con ocho columnas en la fachada principal.
Tomado de: http://actualidad.terra.es/ciencia/articulo/augusto_expertos_creen_construccion_hallada_2472496.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario