Páginas vistas en total

viernes, 3 de octubre de 2008

Los restos descubiertos en A Guarda abarcan once siglos de historia

Los elementos y construcciones localizados en Camposancos evidencian un asentamiento continuo en la zona
Autor:
M.Torres

Los restos arqueológicos descubiertos en el solar excavado en la entidad local menor de Camposancos aportarán una «documentación valiosísima» para el estudio de la zona y, a falta de conocerse las conclusiones definitivas de su análisis, de los once siglos de historia que abarcan los periodos a los que pertenecerían (del I antes de Cristo al X después de Cristo). El ámbito de intervención de las prospecciones ya se encontraba en la circunscripción de la zona de cautela arqueológica establecida para el yacimiento denominado Saa (Santa Isabel de Camposancos) pero es, según explican los responsables de la actuación (de la empresa Ares), «la primera vez que se localizan in situ restos tan claros, algo que, por otra parte, hace presumir su existencia en otros terrenos colindantes».
La actuación en la que trabajan los miembros de Ares (empresa dedicada a la arqueología y la gestión del patrimonio cultural) se inició el pasado 28 de abril, tras la aprobación del proyecto de excavación que presentaron ante la Dirección Xeral. Con anterioridad, y debido a la construcción de una vivienda unifamiliar, se habían realizado sondeos estratigráficos para evaluar el potencial del solar y, a raíz de la localización de algunos restos, la Dirección Xeral de Patrimonio solicitó la redacción del nuevo proyecto de actuación arqueológica, esta vez para una excavación en área.
El proceso se inició con el desbroce, eliminación de las terreras y demás acumulaciones de escombros con una máquina mixta provista de cazo de limpieza. Después se procedió a la retirada de la capa vegetal que cubría la superficie por el abandono del terreno en el que antes se cultivaba la vid, bajo la supervisión de la arqueóloga directora. Fue entonces cuando se localizaron «gran cantidad de restos arqueológicos muebles e inmuebles».
En la tercera fase se excavó en área para poder documentar los hallazgos y para ello se dividió el solar en dos zonas arqueológicas. Una labor que se prolongó hasta mediados del mes de agosto y que ha posibilitado la recuperación de los restos que ahora estudia la empresa encargada. Inmersos en las labores de estabilización, conservación preventiva y limpieza, aún es prematuro avanzar las conclusiones del estudio, explicaba ayer la arqueóloga directora, Herminia Rodríguez.
El material arqueológico exhumado comprende «cerámicas, metales, material pétreo, semillas y restos de fauna entre otros». Su análisis posibilitará «establecer la división cronológica definitiva».
Tomado de: http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2008/10/03/0003_7191466.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario