Páginas vistas en total

martes, 21 de octubre de 2008

Tumbas del VII en el Mercado Central

sepulcros. Una de las tumbas monumentales, al principio de su excavación, halladas frente al Mercado Central. levante-emv

M. V., ValenciaLas excavaciones arqueológicas que se realizan en la plaza Ciudad de Brujas, frente al Mercado Central, con motivo de la construcción de la T-2 siguen deparando sorpresas. Primero sacaron a la luz los restos del Molí de Rovella y, ahora, varias tumbas monumentales que, al parecer, pertenecen a la época de la Valencia visigoda. Los sepulcros son de estructura cuadrada o rectangular y fueron erigidos con losas de caliza azul, también denominada piedra de Alcublas, al igual que las tumbas monumentales de losas, datadas en el siglo VII, que se descubrieron en la excavación de l'Almoina. Se trata de estructuras levantadas con grandes placas pétreas instaladas en vertical, en cuyo interior suele haber enterrados varios miembros de una misma familia que, normalmente, oscilan entre los siete y los 14 individuos. Por el momento se desconoce lo que hay en el interior de los sepulcros. Un antiguo lugar de cultoMás allá de la importancia que estos enterramientos tienen por sí mismos, su mayor interés radica en que señalan la existencia, en épocas pasadas, de un lugar de culto en los alrededores, puesto que estos panteones se alzaban en torno a capillas, basílicas o pequeñas iglesias, según revelan los arqueólogos. Así fue en las sepulturas de este tipo halladas en otros puntos de la ciudad, como en la plaza de l'Almoina o en la calle del Mar, donde las fosas monumentales estaban asociadas al entorno de la Cárcel de San Vicente.En el caso concreto de las tumbas halladas en Ciudad de Brujas, los arqueólogos aseguran que, por su ubicación, pueden "indicar la existencia de alguna basílica paleocristiana de la que ya no quedan trazas" y que en aquel momento se encontraba fuera de la muralla romana.No obstante, para Albert Ribera, responsable del Servicio de Investigación Arqueológica Municipal (SIAM), "era de esperar" que se encontrasen estas estructuras sepulcrales, puesto que "cerca de allí apareció, en los años 40 ó 50, una tumba de mosaico". Este tipo de enterramiento se realizaba en el interior de las iglesias o recintos de culto; por tanto, esa estructura, desaparecida cuando se urbanizó la avenida de Barón de Cárcer, "ya puso de manifiesto que en ese lugar hubo, a partir del siglo V, un lugar de culto que, posteriormente, han confirmado otros hallazgos arqueológicos realizados en la calle Calabazas y en Linterna, en torno al mismo lugar".
Tomado de: http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008102100_16_509278__Valencia-Tumbas-Mercado-Central

No hay comentarios:

Publicar un comentario