Páginas vistas en total

jueves, 1 de mayo de 2008

Hallazgos en San Vicente Ferrer

Los trabajos del servicio de Arqueología de la Diputación de Castellón en la iglesia castellonense finalizaron con el descubrimiento de estructuras y objetos medievales.

Cinco siglos después de su construcción, la iglesia de San Vicente Ferrer sigue desvelando secretos inéditos hasta ahora, con el hallazgo de varias piezas del periodo medieval que aportan a los arqueólogos valiosa información sobre dicha época en Castellón.
Estos descubrimientos se enmarcan en el proyecto de restauración de las capillas de la iglesia, llevadas a cabo por el Servicio de Arqueología de la Diputación de Castellón, con Francesc Gusi al frente. La Capilla del Rosario, la más emblemática del templo por las pinturas que la decoran, de inicios del siglo XVIII, fue excavada de urgencia durante febrero y marzo y los trabajos acabaron a mediados de este mes.
Estos han consistido en la total excavación de la superficie de la capilla, dándose a conocer diversas construcciones que han aportado más datos sobre las diferentes fases y ritmos de construcción de la iglesia, que formaba parte en sus inicios del antiguo Convento de Santo Tomas de Aquino, construido a partir de 1579 y conocido popularmente como convento del Roser. Del antiguo recinto destacan los restos de dos estructuras que sustentaban dos grandes toneles de vino, que formarían parte de la bodega.
Aun así, los restos más importantes documentados por los trabajadores del Servicio de Arqueología de la Diputación de Castellón corresponden a un periodo más antiguo, y forman parte de un horno cerámico de época medieval dedicado a la fabricación de vajilla doméstica. De este horno se han podido documentar prácticamente todas las partes que lo conformaban, aportando información sobre los enseres que utilizaban los castellonenses en los siglos XV y XVI.
Nuevas pistas
Este horno podría formar parte de unos talleres más amplios dedicados a la industria de la cerámica en los alrededores del Castellón medieval, de los cuales no se tenía conocimiento.
Una vez finalizadas las excavaciones por los arqueólogos, se realizarán los trabajos de difusión de los conocimientos aportados por estas, que consistirán básicamente en la preservación de los restos bajo el nuevo pavimento de la capilla y la colocación de diferentes paneles, donde se informará de todo el proceso de excavación, así como la interpretación de la evolución arquitectónica y funcional de las construcciones documentadas en la capilla.
Tomado de: http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp?pkid=376713

No hay comentarios:

Publicar un comentario