Páginas vistas en total

miércoles, 13 de agosto de 2008

Unas excavaciones rutinarias descubren la vía que daba acceso a la Dénia romana

El arqueólogo muestra un pozo hallado junto a la vía romana

Si el denostado Plan General de Ordenación Urbana de Dénia ha aportado alguna cosa positiva a la ciudad, ha sido, sin duda, el amplio territorio que incluyó dentro del área protegida como patrimonio histórico, lo que obliga a los constructores a realizar prospecciones arqueológicas antes de levantar edificios, con el objetivo de descubrir las huellas que otras civilizaciones dejaron en el subsuelo de la ciudad.El desarrollo de una intervención arqueológica urbana de este tipo, que en esta ocasión afecta a un solar situado entre la Ronda de las Murallas y la Avenida Miguel Hernández, ha supuesto el descubrimiento de vestigios de una vía romana, mediante la cual se accedía al epicentro de la ciudad romana de Dianium.Es, ni mas ni menos, que el principal acceso a la Dénia romana del siglo I después de Cristo, el ramal que conectaba con la Vía Augusta en dirección a los asentamientos de Ondara, para desde allí llegar a Saetabis (Xàtiva), una de las principales comunicaciones del Imperio Romano por estas tierras, que estuvo operativa más de 2.000 años, y que fue reacondicionada durante la época medieval, hasta que quedó en desuso a mediados del siglo XIV.Estas excavaciones arqueológicas se han desarrollado, tal y como marca el PGOU y el actual Plan General de Mínimos mediante convenio entre la empresa promotora y el Ayuntamiento de Dénia, atendiendo a su emplazamiento en el ámbito arqueológico de la ciudad romana.Los trabajos forman parte del Plan Anual de Intervenciones Arqueológicas Urbanas y el arqueólogo, Josep Marqués, ha dirigido y dirige los trabajos de campo, bajo la supervisión del Servei Municipal d'Arqueologia de Dénia.La singularidad del hallazgo radica en que en la periferia del solar de la antigua Dianium, la excavación en extensión de la parcela urbana ha procurado la detección y exhumación de un segmento de una vía romana, de sesenta metros de longitud y una anchura media de mas de cinco metros, de entre 5,10 y 5,65 metros. La vía se halla en un estado bastante bueno de conservación, dada su naturaleza. Está delimitada a ambos lados por una hilada de bloques de piedra o mampuestos hincados, y el pavimento, irregularmente conservado, está formado por una potente capa o nivel de gravas, en su mayoría de naturaleza caliza, con abundantes intrusiones de fragmentos de material edificio cerámico.Una primera valoración parece descartar el que esta vía en algún momento hubiera estado dotada de un empedrado, summa crusta, con losas o cantos de grandes dimensiones. Más bien se trata de una vía pavimentada con un lecho de gravas de módulo mediano y pequeño, glarea stratae. Ahora es posible visualizar la piel superior del pavimento conservado de la calzada. En las próximas semanas, la excavación integral del mismo permitirá documentar con precisión la composición y el modo de construcción del mismo, con probables superposiciones de fábricas distintas, con el objeto de dar solidez al firme.Según informaron ayer el arqueólogo municipal, Josep A. Gisbert, y el concejal de Cultura, Juan Sancho, la alineación del vial ofrece "una evidente sintonía con la de unos de los viales urbanos documentados en la parcela del Hort de Morand, así como con el trazado de la antigua vía que unía las ciudades de Saetabis i Dianium, que discurría desde Ondara en dirección a Dénia.El entorno arqueológico más inmediato del hallazgo es el de vestigios de estructuras de edificaciones de los siglos I y II después de Cristo hacia el sudeste, mientras que hacia el noroeste, aunque no contigua al trazado de la vía, se ha constatado la existencia de una densa necrópolis.La excavación de los estratos que amortizaban el pavimento de la gravas de la calzada ha permitido constatar reparaciones del firme durante el medioevo, lo que parece indicar su uso como vía de comunicación hasta la baja edad media (siglos XIV y XV). En opinión de Gisbert, el hallazgo, "constituye un punto de partida vital para reconocer las vías de comunicación que, durante la antigüedad clásica, jalonaron el Territorium de Dianium".
Tomado de: http://www.lasprovincias.es/valencia/20080813/vida-ocio/unas-excavaciones-rutinarias-descubren-20080813.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario