Páginas vistas en total

martes, 4 de noviembre de 2008

Nuevos hallazgos en los restos de la muralla circular más antigua de Europa

La excavación arqueológica en los restos de la muralla renacentista de Nicosia, un diseño de defensa copiado luego en toda Europa, sigue arrojando nuevos hallazgos sobre la época en la que la capital chipriota se encontraba bajo dominio veneciano.Tras el reciente hallazgo de uno de los bastiones originales de las murallas del siglo XVI, la intensificación de la obras ha sacado a la superficie otros elementos reveladores de diferentes aspectos de ese diseño militar y su época.'Actualmente, los trabajos siguen a pleno ritmo ya que creemos que las excavaciones desenterrarán también otros objetos y monedas', explicó a Efe la arqueóloga Anna Marangou, miembro de una organización no gubernamental de protección de la herencia cultural de Nicosia.Al descubrimiento del bastión a principios de octubre durante los trabajos para la construcción de la nueva plaza central de Nicosia, le siguió el hallazgo de uno de los lienzos de la muralla y de algunas alcantarillas.Los nuevos descubrimientos que salen a la luz a diario representan, según Marangou, 'un ejemplo único de la ingeniería militar renacentista' y de 'la muralla de forma circular más antigua en Europa'.La murallas de Nicosia comenzaron a construirse en junio de 1567 bajo la dirección del arquitecto Julio Savorniano para dotar a la ciudad de un sistema de defensa frente al poderío militar de los otomanos.'Las excavaciones continuarán hasta que se termine de descubrir el bastión y todo lo perteneciente a ese periodo que aún está bajo tierra', anunció Marangou, quien insistió en la necesidad de que las autoridades protejan el patrimonio cultural de la capital chipriota.Numerosos expertos se oponen a la construcción de la nueva plaza central de Nicosia al opinar que la obra, en la que se usarán 5.000 toneladas de hormigón, alterará el carácter histórico de la ciudad.'En Italia, en la ciudad de Palmanova (noreste), se halla la fortificación 'gemela' a la de Nicosia. Fue realizada en 1593, 26 años después que la de la isla mediterránea, por el mismo arquitecto, quien intentó en ese nuevo trabajo eliminar los errores cometidos en Nicosia' especificó Marangou.La arqueóloga chipriota explicó que la fortificación de Palmanova se incluye actualmente entre los 800 monumentos del Patrimonio Cultural Mundial de la UNESCO.Opinó que el Estado chipriota debería solicitar el mismo estatus para sus murallas, que tienen forma circular y están jalonadas simétricamente por once bastiones denominados con los nombres los nobles que dominaban la ciudad.De las tres entradas que daban acceso, las puertas de Famagusta, de Pafos y de Kerinia, la primera se encuentra hoy en perfecto estado de conservación.'La visión renacentista sobre el hombre y sobre el mundo inspiró la entonces sobria firmeza de construir obras militares, pero, a pesar de eso, finalmente fueron construidas como obras de arte' concluyó la experta chipriota, tras insistir en que la muralla de Nicosia fue un ejemplo para el resto de la Europa del siglo XVI.Entre 1489 y 1571 Chipre fue un enclave de vital importancia estratégica y comercial para la República de Venecia.En 1570 las fuerzas otomanas se apoderaron de Nicosia, tras cincuenta días de asedio, y un año después de la ciudad de Famagusta, con lo que terminó la presencia veneciana en la isla.
Tomado de: http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/nuevos-europa-hallazgos-restos-muralla-2863818.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario