Páginas vistas en total

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Los arqueólogos localizan dos nuevos enterramientos en Las Heras

Escrito por Tamara Crespo

La primera fase del seguimiento arqueológico de las obras que se desarrollan en el solar del antiguo cuartel de las Heras ha dado como resultado el hallazgo de indicios de dos nuevos enterramientos que aún no ha sido posible datar.
Tal como explicó José Suárez, responsable de la empresa encargada del trabajo, Arqueotectura, se desconoce si, como ha ocurrido en casos similares registrados en la zona de la Almina, los restos son de época medieval. Las tumbas están excavadas en un estrato en el que han aparecido materiales asociados de época bajomedieval (en torno al siglo XIV), pero sobre ellas aparecen también otros modernos y contemporáneos, lo que hace dudar a los arqueólogos del momento al que pertenecen los restos enterrados. Tal como señaló Suárez, se trata de los únicos indicios de interés arqueológico encontrados en la parcela, en una terraza inferior situada junto al edificio racionalista que se ha conservado a la entrada de lo que fue el viejo cuartel. El resto de los estratos en los que se han llevado a cabo las catas aparecen rellenos con materiales contemporáneos, indicó.Aunque el programa de la obra “puede desarrollarse sin interrupción alguna”, Arqueotectura ha recomendado a Segipsa, sociedad dependiente del Ministerio de Cultura que ha llevado a cabo la obra de demolición, la realización, en una segunda fase, de un estudio intensivo del sector de las inhumaciones con el fin de documentarlas.En cuanto a lo que apuntan las fuentes escritas respecto a la presencia de cementerios de época medieval en la Almina, Suárez recordó que en su descripción de la Ceuta del siglo XV, el historiador Al-Mandri relataba cómo la falda del Hacho se percibía en la época “casi como una gran necrópolis”. Esta percepción podría ser fruto, apunta el arqueólogo, de la unión de los cementerios de los distintos arrabales identificados en la ciudad en ese momento histórico entre el núcleo de la medina, que se correspondería con el istmo, y el Hacho. Al respecto se sabe que había al menos tres de estos suburbios, cada uno con su propio camposanto y mezquita. El último de los hallazgos que confirma la existencia de una de estas necrópolis, la del arrabal de Zaklu, es el localizado en la zona de Real 90-Molino, en el que ha trabajado el especialista en antropología física Alfonso Palomo, con quien Arqueotectura podría volver a contar a la hora de estudiar los restos encontrados en Las Heras.
Tomado de: http://www.elfaroceutamelilla.es/content/view/24040/60/

No hay comentarios:

Publicar un comentario