Páginas vistas en total

domingo, 5 de octubre de 2008

Descubren el orígen preibérico del poblado del Molí d’Espígol

Josep Bertrán

Los orígenes y características del poblado del Molí d’Espigol, en Tornabous, son contemporáneos y parecidos a los de la fortaleza de Els Vilars de Arbeca, según se ha puesto al descubierto en la campaña de excavaciones arqueológicas realizadas durante el mes de setiembre por parte del Museu d’ Arqueología de Catalunya

Según el arqueólogo Jordi Principal, responsable de las investigaciones, “se trataría de dos fortificaciones parecidas de una antigüedad de 2.800 años de característica similares. La de Els Vilars se abandonó en un momento determinado mientras que la del Molí d’Espígol fue evolucionado a través de los siglos como un centro político y económico de la cultura ibérica que llegó a ser la capital de la Catalunya interior”.Según el arqueólogo del Museu d’Arqueología de Catalunya, “ambas fortificaciones convivieron en el tiempo hasta que, por causas aún desconocidas, parece ser que la población de toda la actual Plana de Lleida se trasladó al Molí d’ Espigol. La fortaleza inicial fue poblándose y su urbanismo ampliándose y las nuevas construcciones fueron superponiéndose hasta que a finales del siglo I aC quedó totalmente abandonada”.La información sobre estos descubrimientos se hizo pública ayer sábado en el marco del Cap de Setmana Ibéric, unas jornadas que tienen como objetivo dar a conocer esta cultura prerromana que en nuestras comarcas y en toda Catalunya, fue muy importante. Los trabajos consistieron en abrir y excavar diversas habitaciones de cuatro barrios y realizar un sondeo en profundidad para poder datar correctamente el origen de la muralla interior. A partir de estos trabajos los investigadores han llegado a conocer con bastante exactitud cómo era la vida cotidiana de los íberos.“En cuanto al sondeo de la muralla interna hemos podido saber que aquella que hasta ahora se creía que fue construida entre los siglos V y IV a. de C., en realidad lo fue en una época mucho más antigua, a principios del siglo VII a de C., es decir hace unos 2.800 años”, explicó el arqueólogo. Para Principal, “la noticia más importante es que hay que replantearse toda la estructura interna de la ciudad Ibérica y que los orígenes de la ciudad se remontan a mucho antes de lo que conocemos como la cultura ibérica”.Para el alcalde Amadeu Ros, “estos descubrimientos darán un nuevo empuje a la investigación del yacimiento que cuenta con un ambicioso proyecto de divulgación”.
Tomado de: http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=85782&seccio=Comarcas&fecha=2008-10-05&sortida=03:00:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario