Páginas vistas en total

viernes, 28 de noviembre de 2008

Descubren posibles restos de la muralla medieval en un edificio

Un operario de la edificación muestra un pasillo en el que supuestamente se halla la murallaFOTO: Pablo Silva

M.G. • NOIA
La arqueóloga municipal de Noia, Ana Filgueira, está investigando si los restos arqueológicos descubiertos en una edificación que da a la rúa do Comercio y a Porta da Vila forma parte de la antigua muralla medieval que circundaba el casco histórico de la localidad. De confirmarse el hallazgo, los técnicos del Concello se encargarán de catalogar los restos y velarán porque se protejan, tal como se contempla para estos casos en el Plan Especial de Protección del Casco Histórico.
El posible trozo de fortificación medieval quedó al descubiertos tras repicar una de las paredes de la casa que se encuentra situada en la Porta da Vila y que está destinada a la ampliación de la oficina principal de Caixa Galicia. Los restos también se cree que están situados bajo un sendero de piedra perteneciente al patio de un inmueble particular, situado en la rúa do Comercio.
Ana Filgueira informó que este hallazgo no va a suponer un contratiempo a las obras que se están ejecutando, aunque en caso de confirmarse se buscará la fórmula para dejarlos a la vista una vez sean catalogados. Los trabajos continuaban ayer sin ningún problema, aunque se sospecha que puede aparecer algún elemento de interés.
"De momento estamos hablando de hipótesis de que los restos encontrados puedan pertenecer a la muralla medieval por lo que esperamos a que terminen de repicar la piedra para comprobarlo", señaló la arqueóloga municipal. El objetivo, según apuntó, es, si el trozo corresponde a la fortificación, integrarlo dentro del edificio.
De manera similar se pronunció el concejal de casco histórico, Bieito González, quien se mostró a favor de poner en valor los restos arqueológicos en caso de confirmarse su autenticidad.
La antigua muralla que circundaba el casco histórico de Noia fue levantada en el siglo XIV y en la actualidad está prácticamente desaparecida como consecuencia de las numerosas edificaciones llevadas a cabo sobre el territorio en el que se asentaba. Precisamente, en agosto de 2000 se produjo un caso similar cuando la empresa inmobiliaria que promovía la construcción de un edificio de viviendas en el Malecón de Gasset halló un trozo de esta fortificación. Los restos quedaron al descubierto tras retirar una pala excavadora la placa de hormigón que recubría la zona. Medía dos metros de ancho por dos de largo. Finalmente, se optó por dejar en el exterior del edificio una hilera de piedra en la acera para marcar la parte por donde transcurría la muralla medieval.
Tomado de: http://www.elcorreogallego.es/index.php?idMenu=4&idNoticia=369889








Confirman que el tramo hallado pertenece a la muralla medieval

Plano del casco histórico donde se remarca la muralla medievalFOTO: Pablo Silva

M. GIL • NOIA

La villa de Noia posee numerosos vestigios de poblaciones anteriores que dejaron su huella en esta tierra. Entre todos ellos destacan los restos de la muralla construida en la época medieval. Las huellas del pasado verifican la incomparable magnitud del patrimonio que acumula el municipio noiés.
Los últimos vestigios fueron hallados en las obras de remodelación que se están llevando a cabo en el número dos de la rúa do Comercio y en el número diez de la rúa Porta da Vila, donde quedó al descubierto un tramo de unos ocho metros, que se está investigando si formó o no parte de la fortificación medieval.
La documentación proporcionada por la promotora de los trabajos, consistentes en el acondicionamiento de los dos edificios para ubicar la sede central de Caixa Galicia en Noia, y que se ejecutan bajo la dirección del arquitecto Pablo Costa, recoge que una vez desmontada interiormente parte de la edificación catalogada en Porta da Vila "se ha descubierto un muro de mampostería con un grosor estimado medio de dos metros de ancho y una altura de entre cuatro y cinco metros".
Los informes de los servicios técnicos revelan que "se puede afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que el muro en cuestión se corresponde con un antiguo lienzo de la muralla medieval". Actualmente, se empezaron a ejecutar las primeras catas de excavación arqueológica en el suelo, y, en alguna de ellas, aparecen también vestigios que pueden asimilarse, entre otros, a conductos de piedra o canalizaciones de otro tipo.
La documentación se basa en los trabajos de los investigadores Pedro Rodríguez (1883) y Manuel Fabeiro (1990), que mencionan la existencia de doce puertas en la muralla, entre las que destaca la Porta da Vila como uno de los accesos principales. Asimismo, se refiere a las continuas agresiones que sufrieron los restos de este patrimonio hasta el punto en que estructuras arquitectónicas próximas a la fortificación medieval tienen su continuidad en apoyos sobre ésta, ocupando el camino de ronda o el espacio público existente entre la muralla y las viviendas.
Intervención
En relación al proyecto de intervención arqueológico realizado para Caixa Galicia por el arqueólogo Anxo Felpeto en el edificio de Porta da Vila, se destaca que esta zona se corresponde con la vía de conexión con Compostela y era considerada como una de las puertas principales de la urbe. Estaba formada por dos cuerpos constituidos por una torre cuadrada, en cuya parte inferior se abría el arco ojivo cubierto por un cornisón sencillo.
EL DATO
Demolida en el XIX
El documento señala que existen pruebas suficientes de que la Porta da Vila fue mandada demoler a mediados del siglo XIX .

Tomado de: http://www.elcorreogallego.es/index.php?idMenu=4&idNoticia=370291

No hay comentarios:

Publicar un comentario