Páginas vistas en total

domingo, 24 de agosto de 2008

Los arqueólogos hallan restos de leones y rinocerontes que ocuparon la Foradà de Oliva

El arqueólogo de la Diputación, José Aparicio, ha visitado en numerosas ocasiones la Cova Foradà de Oliva con estudiantes y demás expertos en la materia.


Aparicio confía en encontrar signos humanos neandertales junto a los animales de hace 100.000 años
23.08.08 -
BEA RODRIGO
OLIVA

La Diputación de Valencia tiene a la Sección de Estudios Arqueológicos tras la pista Neandertal en Oliva. Para ello, la SEAV continúa las excavaciones arqueológicas en la Cova Foradà de Oliva, donde hace tres años ya se encontraron restos de neandertales y donde se espera que aparezcan nuevos hallazgos.El yacimiento está minuciosamente investigado desde el año 1975 por el propio director de la SEAV, José Aparicio Pérez, que se encuentra al frente de los trabajos en la cavidad considerada una de las más importantes de Europa.De hecho, la Cova Foradà se ha revelado como uno de los más completos de la Península Ibérica y el más completo de la Comunitat Valenciana, ya que dispone de niveles estratigráfico-culturales que abarcan desde el Mesolítico inicial, hacia el 8000 antes de Cristo en la superficie, hasta el Paleolítico Medio o Musteriense en su fase más antigua, situada hacia el 100.000 antes de Cristo.Los niveles Musterienses ya proporcionaron restos humanos neandertales, en concreto un trozo de maxilar de un adulto y un fragmento craneal infantil, siendo previsibles que aparezcan más restos humanos. "La esperanza es que obtengamos más restos humanos en cualquier momento", afirmó José Aparicio.De momento, el equipo de la SEAV que trabaja en el yacimiento ya ha realizado numerosos hallazgos durante estos últimos meses. Se trata de restos de fauna tales como huesos de rinocerontes y elefantes, comunes en la zona durante el Paleolítico medio.El equipo, formado por doce profesionales, también ha obtenido coprolitos de los llamados leones y hienas de las cavernas, así como numerosas herramientas de caza y restos de alimentación.La fauna que acompañaba a nuestros antepasados, grandes herbívoros como rinocerontes, hipopótamos o elefantes, también está presente, así como aves, tortugas, felinos, etc., propios de la marjal Oliva-Pego inmediata y en activo en la época.Los restos humanos ya hallados y los que se espera encontrar permiten conocer el proceso antropológico por el cual se produjo la desaparición de los neanderthales y sus sustitución por el sapiens sapiens y con ello, además, el proceso de transición entre el Paleolítico superior y el medio, también llamado musteriense.En cuanto a los utensilios hallados, se trata de herramientas tanto de piedra como de hueso. Los primeros servían para cazar y cortar carne y huesos, además de para otras actividades de la vida cotidiana, como el tratamiento de pieles para el vestido. Entre las herramientas de hueso se han encontrado punzones para confeccionar la piel, agujas de coser y azagayas, una especie de puntas de jabalina para la caza, así como otras piezas de adorno.Otra de las facetas que podría facilitar el abastecimiento de productos y utensilios lejanos podría haber sido el trueque que se realizaba entre los distintos núcleos de población. El intercambio se realizaba entre comunidades contiguas.Una semana de trabajos A falta de una semana de trabajo en la Cova Foradà y a la espera de nuevos hallazgos humanos, el equipo de la SEAV continuará su campaña de excavaciones arqueológicas, actuando a continuación en los Puentes Romanos de Bocairent y, posteriormente, en la Cova dels Mosseguellos de Vallada.Estos últimos yacimientos, de suma importancia el primero, por su monumentalidad y, el segundo, por el Arte Rupestre Paleolítico, considerado Patrimonio de la Humanidad, que contiene.El doctor Aparicio es un gran conocedor de la arqueología valenciana en general y la saforense en particular. Desde hace años encabeza campañas de excavaciones en numerosos yacimientos y cuevas de toda la comarca, especialmente, en la del Parpalló de Gandia. En Oliva, la Foradà no es el único vestigio del pasado que conoce, ha estudiado a fondo y ha dado a conocer. Sin embargo, y según el propio arqueólogo la de la Foradà es "mucho más completa" que la del Parpalló porque contiene todos los estratos que la de Gandia, pero también el del Paleolítico Medio Musteriense.De ahí la importancia del yacimiento de Oliva, que se eleva no sólo a nivel autonómico, sino también nacional e incluso europeo. "Se puede decir perfectamente que la Foradà es uno de los yacimientos más completos de Europa", aseguró.La Cova Foradà de Oliva fue descubierta en 1975 por Salvador Climent Mañó, funcionario municipal de Oliva y colaborador de la Diputación de Valencia y del departamento de Historia Antigua de la Universidad de Valencia. Halló el yacimiento cuando exploraba cavidades del término en busca de yacimientos arqueológicos para la confección de una Carta Arqueológica.El verano pasado -los meses estivales son la época en la que mayor cantidad de actuaciones se realizan-, Aparicio guió a un grupo de historiadores y lingüistas a la zona del Castellar, donde explicó de primera mano las características de esas ruinas.La excursión se enmarcó dentro del programa de actividades que cada año el Aula de Humanidades organiza en Gandia y en las que José Aparicio junto a otros prestigiosos profesores participa activamente.
Tomado de: http://www.lasprovincias.es/valencia/20080823/safor/arqueologos-hallan-restos-leones-20080823.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario